Imputados nueve mossos de Les Corts por golpear a cuatro detenidos

El juzgado número tres de Barcelona ha citado a declarar como imputados a nueve de los once mossos d'esquadra de la comisaría barcelonesa de Les Corts acusados de golpear y vejar a cuatro detenidos, entre ellos una mujer que afirma que perdió el conocimiento porque un agente le oprimió el cuello con las manos hasta impedirle respirar. En la providencia se les acusa de varios delitos de lesiones con la agravante de superioridad.

Según relata la querella, admitida a trámite en septiembre pasado, el origen de la detención es un incidente que los cuatro querellantes tuvieron con un taxista, cuyo coche abandonaron sin pagarle la carrera después de que este les insultara porque uno de ellos llevaba una lata de cerveza.
Los sucesos ocurrieron el 6 de julio de 2013 en la confluencia entre las calles Parlament y Ronda Sant Pau de Barcelona, y durante su estancia en la comisaría barcelonesa de Les Corts. La querella fue presentada por tres de los cuatro detenidos.

La prepotencia y abuso de los mosssos

Los cuatro ocupantes del vehículo, tres mujeres y un hombre de nacionalidad alemana, se bajaron del mismo y, cuando se disponían a subirse a un segundo taxi, fueron rodeados por cinco vehículos de los Mossos d'Esquadra que les obligaron a bajar y a sentarse en la acera, sin explicación alguna, añade la querella. Según la denuncia, A.M. se negó a entregar sus pertenencias a requerimiento de los agentes mientras les exigía saber los motivos de la detención, a lo que uno de los agente reaccionó abriéndole de piernas para registrarlo contra el vehículo policial y retorciéndole presuntamente la mano, lo que le provocó una lesión en los ligamentos de la que ha aportado un informe médico al juzgado.

Dos de sus acompañantes, S.M. y M.P., se levantaron del suelo reprochando a los mossos su actuación desmesurada, tras lo que la segunda de ellas fue esposada, detenida e introducida en un coche patrulla donde los agentes la dejaron sola durante hora y media mientras se iban a desayunar, según la versión de los denunciantes.

A la otra mujer, que seguía protestando por la actuación de la policía, un mosso d'esquadra le dio un empujón y otro, el más veterano de los imputados que padecía estar al mando, "la derribó, tirándola al suelo", mientras era inmovilizada por cinco o seis agentes en una reducción que le provocó lesiones por todo el cuerpo, según el parte médico que se adjunta a la querella. La tercera mujer, A.M., hermana de la anterior, reprochó su actitud a los agentes, uno de los cuales le respondió que si no se callaba "le pasaría lo mismo", añade la querella.
Una vez en la comisaría de Les Corts, M.P. manifestó su intención de presentar denuncia contra los policías: el agente veterano mencionado la tiró al suelo, lo que le produjo una herida sangrante en el codo, "mientras otro agente le pisaba la zona muscular del brazo con su bota y otro le pisaba simultáneamente la entrepierna", según figura en la querella.

Ya inmovilizada, con la intervención de varios agentes más, el mosso que parecía al mando "le apretó con ambas manos el cuello, en forma de estrangulación, para mitigar sus gritos de dolor, interrumpiéndole la respiración y provocándole hipoxia".
A consecuencia del "ahogo respiratorio", sostiene la querella, M.P perdió el conocimiento y despertó más tarde, "sin tener noción del tiempo transcurrido, en el interior de una celda, esposada a una presa inmovilizante que le sujetaba ambos brazos a su espalda, sin sujetadores y sin calcetines".

La “famosa” comisaría de Les Corts

La querella relata otro incidente ocurrido en la sala de cacheos de Les Corts, donde S.M. pidió a las agentes que la obligaron a desnudarse que no le introdujesen los dedos en las partes íntimas, a lo que las policías contestaron: "aquí no hacemos estas cosas, solo si a ti te gusta, las haces en privado". La denunciante se desnudó, según la querella, ante siete agentes femeninas que "le hicieron girarse y arrodillarse, levantarse y ponerse de espaldas con un trato humillante y vejatorio".

Los querellantes, que han sido citados a declarar también como testigos, piden al juez que requiera la grabación de los vídeos captados por las cámaras de Les Corts el día de los hechos.

La comisaría de Les Cortsvuelve a estar en el punto de mira, por su incumplimiento constante de los derechos fundamentales de los detenidos…

Fallece un detenido en los calabozos de la comisaría de Les Corts

Procesados seis Mossos de la comisaría de Les Corts por torturas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar