Los caminos del diálogo

Encuentros-paz-2-lqsIñaki Alonso*. LQSomos. Junio 2015

La paz consiste,
en gran parte,
en el hecho de desearla
con toda el alma.
Erasmo de Rótterdam

Apuntes del II Encuentro por la Paz y la Convivencia en Euskal Herria

No quisieron que en el Congreso de los Diputados se celebrara el segundo Encuentro por la Paz y la Convivencia en Euskal Herria, no quisieron, y fueron los mismos que dicen “que nos representan”, aunque no sea cierto y los ciudadanos no se identifiquen con sus políticas. Esos políticos de pastel que van de espaldas a la realidad y directamente al aislamiento.
Pero aunque se pusieron zancadillas para no facilitar la tarea, no faltó un Ágora, un espacio abierto a todos, donde poder celebrar estos diálogos de convivencia, nos reunimos en el Ateneo Marcelino Camacho.

Nos recibe Javier Baeza, voz de San Carlos Borromeo, base y pilar de la organización de estos encuentros. Sabe que no predica en el desierto, desde el micrófono lanza honradas verdades y humildes dignidades.
“Un desalojo documental de unos sobre otros”
Nos cuenta que la negación a celebrar este acto en el Congreso de los Diputados, manifiesta dos formas de entender el “Proceso de paz”, una la de nuestros políticos y la de quienes les siguen el juego: con el “Testimonio” de yo soy víctima y tengo razón, no tengo que escuchar a nadie, lo sé todo.
Y la otra manera de entender que esto es un proceso de acercamiento y convivencia, donde lo que prima es el “Diálogo”, cuestionar es construir, hablar con el otro, intercambiar saberes. La palabra, las palabras.
“Podemos vivir con cicatrices, pero no con heridas que supuren odio”

Acto siguiente, se da lectura a una carta de la nieta de Carrero Blanco, Lucia Blanco, y nos pide salir de las etiquetas de Madrid a Euskadi, al igual que las de Euskadi hacia Madrid.
“Ahora que el terrorismo es una sombra, entristece ver que haya intereses en mantenerlo vivo, como moneda electoral, “una victoria desde el miedo no es una victoria”
La palabra, las palabras.

Los siguientes son parlamentari@s, los que apoyan el acto, que los hay también.
Joan Tardá, ERC: el triste caso de la democracia que suspende un acto así en el Congreso de los Diputados.
“La tentación del uso partidista de esta cuestión”.
Con estos actos estamos y construimos el futuro de nuestros hijos.

Onintza Enbeita, de Amaiur: “Esto es nuevo para mí, pero también para la sociedad vasca”. “Nos hemos estancado, debemos escucharnos” “El relato no se puede imponer” “Es difícil ponerse en el lugar del otro, pero necesario” “a los agentes de Euskal Herria nos toca vertebrar la convivencia para que en el futuro no se repita” “Hemos venido a escuchar, a reconocer a todas las víctimas” “Para abrir puertas, una clave es reconocer”

Odón Elorza, PSE: “Es de agradecer estos encuentros, hay que reconocer a todas las víctimas, además de reconocer los errores”.

Ell@s hoy también son palabra, las palabras.

El escenario se troca en mesa, la mesa de los diálogos, la del tú, la del yo, la del otro: Karmen Galdeano, Axun Lasa, Rosa Rodero, Luis Otero, Javier Baeza, Carlos Olalla y Angels Barceló.

Carlos Olalla, otra alma de estos encuentros, agradece los apoyos, dentro de lo que significa que este acto lo hayan prohibido en el Congreso de los Diputados, “gracias a much@s por el sano empeño en realizar este encuentro”.Encuentros-paz-2-lqs-a
Nos manifiesta cierta tristeza y vergüenza democrática después de que este acto estuviera aprobado para realizarse, curiosamente, en la sala Ernest Lluch, y por las protestas, cargadas de falsedades de la AVT, el PP y el PSOE hayan censurado el acto. Es triste que la AVT sea la que marque la agenda de estos grupos políticos.
Carlos nos recuerda que desde su pregunta ¿qué puedo hacer yo?, se inició en este camino de acercamientos con la ayuda entre otros de Josean Fernández, que hoy ha renunciado a estar en la mesa para no ser el objetivo de los ataques de estos encuentros, sí, está entre el público asistente. Carlos también nos dice que estos encuentros van a ir al Parlament de Catalunya, a Estrasburgo. El Parlamento español, una vez más, ha perdido una oportunidad única, y se condena a quedarse solo.
“La paz es mirarnos a la cara, estrecharnos la mano, convivir, construir” Tenemos un momento único, una paz que no hemos conocido nunca. ¿Qué hacemos los ciudadanos por la paz? El tiempo del “tú me hiciste” ya ha pasado. Es el tiempo de la palabra, las palabras.

Toma la palabra Angels Barceló, dará voz, lanzará inquieres, provocará introversiones.
La voz de Angels será para la carta de saludo al Encuentro que envía Rosa Lluch. Tipologías especiales: la hija del político víctima de la sin razón que daba nombre a la sala donde se ha prohibido el acto en el Congreso de los Diputados.
“¿Cómo vamos a construir el relato de la paz, si el Parlamento se cierra a acoger el diálogo?”… dicho queda.
“Al final el dolor es el dolor, lo cause quien lo cause”
“Recuerdo a los familiares que se les condena con cientos de kilómetros de visita a sus cárceles”
“Arnaldo Otegui, encarcelado por defender la paz”.
Verdades y sentimientos expresados en una carta que lanza la palabra, las palabras

Y empiezan las intervenciones de las protagonistas del dolor íntimo, del drama único. Angels las anima a contar.

Karmen Galdeano, hija de Xabier Galdeano, fundador del diario Egin y asesinado por los GAL, nos expresa la ilusión e implicación de su aita en el diario EGIN, y la ilusión es vida, a pesar de una vida de amenazas, detenciones, hay una vida por la expresión, la comunicación, y en Iparralde los GAL cortaron su vida de raíz “la oportunidad de contar”.

Rosa Rodero, viuda del ertzaina Joseba Goikoetxea, asesinado por ETA, nos habla de víctimas reconocidas y de otras que no lo son. Nos cuenta la vida de su compañero, de sus luchas durante el franquismo, su lucha por la libertad, asesinado por ETA. También abre una reflexión sobre las víctimas. Todas muy distintas, historias únicas de las que no puede arrebatar el sentir ninguna asociación; ninguna asociación puede arrogarse la representación, cada una habla de su historia, que es diferente, singular.

Axun Lasa, víctima de torturas por la Guardia Civil y hermana de Joxean Lasa, secuestrado, torturado y asesinado por los GAL. Tiene en ella la historia de su hermano y la suya propia, fue detenida, aislada, torturada. A estas alturas nos recuerda al señor “X”, que se le sigue llamando así en 2015. Nos narra las humillaciones el mismo día de darles sepultura después de una agonía de doce años de desaparecidos, sin saber nada, hasta cuando apareció enterrado en cal viva junto a Zabala, las humillaciones el mismo día de darles sepultura.
“Poner las verdades sobre la mesa, es la hora”
Y reclama justicia, tal como es la palabra JUSTICIA: “Qué salgan los presos que no tienen que estar en la cárcel” y pone la palabra a la violencia que hay con ellos ¡Dispersión!

Angels pregunta mientras mira a Axun ¿Qué es la tortura?
Y Axun arropada por el brazo de Rosa, blande palabras: gritos, bañera, aislamiento, un wc sin puerta, el odio, la amenaza, la bolsa. Ella misma se lo sigue preguntando, una persona que se defiende así misma contra la siguiente vez, contra la inminencia. Morirte en vida en el aislamiento de una celda “me mataron”, desear morir.

Desde el relato de cada historia, desde el sentimiento de cada ser humano fluye la palabra, las palabras.

Angels también lanza al aire la pregunta de qué les supone a las víctimas participar en estos encuentros, y al aire también saltan las contestaciones: reivindicar, buscar reconocimientos, construir paz, “oyéndonos”, e intentando empatizar se avanza mucho”, un buen final, no quedar en vencedores y vencidos, reconocer para que no vuelva a pasar, la mezcla de dolores da humanidad, sacar todos los males, limpiar e intentar curar heridas…

También intervendrá Luis Otero, excomandante del Ejército, fundador de la Unión Militar Democrática, aportando su experiencia personal y lo que significó para él, fechas como el 25 de abril portugués.

Ahora es el turno para l@s asistentes, mágicas señales, verbos encadenados desde individuos que hacen una función coral en estos Encuentros colectivos, compartidos. Apoyo, opiniones, sentires.
El micrófono baila alrededor de la sala, para dar las gracias mirando al escenario humano que nos acoge.
“Las fuerzas de seguridad del Estado no han cambiado”
“Cualquier ser humano que haya sufrido represión no puede ser negado” “Todas las víctimas son únicas e insustituibles”
“Víctima y maltratada por tod@s”
“El dolor desde el punto de vista humano, no político”
Frases, prosas de comunicación desde el anonimato de la voz, o con el rostro de Pilar Manjón, de “Madres contra la Represión”, de Ángel Cappa, de Pili Zabala… al final, que no lo es, hasta la misma voz de Josean Fernández, que no tiene más remedio que romper su prometido silencio para neutralizar las frías soflamas que suelta un personaje con lenguaje de “político” rompiendo la oración humanista creada en este, hoy, templo de la Paz. Mordaz la palabra, las palabras.

Y se acaba, termina el encuentro, y al mismo tiempo se abre el espacio de la reflexión, de una larga digestión de ideas, de sensaciones, de mensajes, vocabularios de protagonistas que te estremecen con ímpetu, por sentimientos, empatías, hasta los mismos silencios han sido exclamaciones deseosas de ser atendidas.
Fiesta de la democracia, acercamiento de experiencias distintas, reconocernos tod@s en el dolor, hay futuro, hay esperanza, vuela la palabra, las palabras.

Notas:
El Parlamento intenta prohibir los Encuentros por la Paz
Parroquia de San Carlos Borromeo
Diálogos con… Carlos Olalla

Más artículos del autor
* Miembro de la Asamblea de Redacción de LQSomos
En Twitter: @IkaiAlo

Un comentario sobre “Los caminos del diálogo

  • el 3 junio, 2015 a las 17:20
    Permalink

    Gracias a este tipo de actos y de actitudes, el mundo se mueve, cambia, evoluciona… Gracias a los que se mueven!

    Respuesta

Deja un comentario