Lynyrd Skynyrd: sus dos vidas

Mariano Muniesa*. LQS. Abril 2021

Lynyrd Skynyrd logró ya con la edición de su primer disco, ‘Lynyrd Skynyrd, en septiembre de 1973 un éxito espectacular, un excepcional trabajo producido nada menos que por quien fue su descubridor, el legendario músico Al Kooper

Personalmente siempre me han gustado más dentro del southern rock clásico The Allman Brothers Band, pero es innegable que Lynyrd Skynyrd son uno de los nombres más grandes tanto del rock sureño como del rock americano en general. La reciente edición de este pack, ‘Lynyrd Skynyrd: Nothing Comes Easy 1991-2012’ que recopila los mejores álbumes de su segunda etapa, la buena acogida que ha tenido y las reseñas favorables en prensa reflejan que Lynyrd Skynyrd siguen siendo todo un patrimonio de la música popular contemporánea en Estados Unidos en particular, y en todo el mundo en general.

Nunca está de más hacer un poco de historia para situarnos en contexto. Lynyrd Skynyrd logró ya con la edición de su primer disco, ‘Lynyrd Skynyrd (Pronounced ‘Lëh-‘nérd ‘Skin-‘nérd)’, en septiembre de 1973 un éxito espectacular, un excepcional trabajo producido nada menos que por quien fue su descubridor, el legendario músico Al Kooper, el cual ya contenía varias de las canciones que marcarán su leyenda, tales como la inmensa balada “Tuesday ́s Gone”, “Gimmie Three Steps” o sobre todo la maravillosa pieza que desde entonces cerraba siempre de forma intensísima todos sus conciertos, “Free Bird”. A este exitoso álbum siguieron más trabajos que les llevaron a lo más alto del estrellato del rock a nivel mundial –compartieron cartel con los Rolling Stones ante 200.000 personas en el Festival de Knebworth de 1976 en Inglaterra y hasta tuvieron una polémica publica con Neil Young a raíz de la cual surgió́ su clásico más reconocido y característico: “Tweet Home Alabama”.


Mientras estaban en el apogeo de su fama, tres días después de lanzar el álbum ‘Street Survivors’, el 20 de octubre de 1977 alquilaron un avión privado para trasladarse de Carolina del Sur a Luisiana para su siguiente concierto. Cerca del mal del vuelo, el avión tuvo una fuga de combustible y se vio obligado a hacer un accidentado aterrizaje de emergencia en un campo pantanoso, produciendo la muerte al cantante Ronnie van Zandt, al guitarrista Steve Gaines, la corista Cassie Gaines (la hermana mayor de Steve), al piloto Walter McCreary y al copiloto William Gray. Otros miembros de la banda (Collins, Rossington, Wilkeson, Powell, Pyle y Hawkins), el tour manager Ron Eckerman y varios miembros del equipo de gira sufrieron heridas graves. Con la banda trágicamente rota, los supervivientes tomaron caminos separados y Lynyrd Skynyrd dieron por terminada su historia.

En 1987, en el décimo aniversario del accidente fatal, los miembros supervivientes de la banda se reunieron con el hermano de Ronnie Van Zandt, Johnny, como cantante para una gira de tributo/reunión que culminó con la edición del doble álbum en vivo ‘Southern by the Grace of God’, lanzado ya en 1988. Concebido simplemente como un tour de homenaje a su historia y en principio sin intención de propiciar una reunión del grupo para volver a trabajar a full time, disfrutaron tanto de la experiencia que decidieron continuar girando y grabando nuevos discos de estudio.


En 1991 editarían Lynyrd Skynyrd su primer LP desde ‘Street Survivors’ y lo llamaron justo como el año de su edición, ‘1991’. Esa caja-recopilatorio que hoy nos ocupa recoge toda la discografía del grupo desde ese momento hasta su ‘Last Of A Dying Breed’ de 2012.

Obviamente, al menos en mi opinión el recopilatorio es muy recomendable quizá́ no tanto para fans de los Lynyrd Skynyrd clásicos, sino del rock sureño en general, de grupos como Outlaws, 38 Special o Blackfoot, aunque también depende en gran medida de las expectativas que cada uno se ponga como fan de Lynyrd Skynyrd. Si se espera otro ‘Second Helping’ u otro ‘Give Me Back My Bullets’ lleno de temas clásicos absolutos como los de los 70, entonces saldrá́ usted decepcionado. Pero saldrá́ decepcionado del 99,9% de cada disco que escuche, si esa es la altura del listón que está estableciendo. Ronnie Van Zandt era un genio con un sentido de la melodía y una inspiración tal vez única y un destello de genialidad así́ rara vez se conoce dos veces en pocos anos.

Lo que en cambio sí puedo afirmar que se puede disfrutar, especialmente en los dos primeros álbumes, es de un rock sureño sólido, muy sincero y lleno de calidad. Johnny Van Zandt canta muy bien, Gary Rossington y Ed King todavía pueden tocar como genios y la banda en su conjunto se muestra firme como una roca. Cada álbum tiene aspectos destacados que hacen que valga la pena hacerse con este pack, pero recomiendo prestar especial atención al “Best Thing in Life” y “The Last Rebel” en el álbum del mismo nombre, donde la voz de Van Zandt es sencillamente impresionante.

‘Gods & Guns’ de 2009 es a mi juicio el mejor álbum que han hecho Lynyrd Skynyrd en los últimos 30 años. Con la ayuda de colaboraciones especiales como las de John 5 y Rob Zombie, al mismo tiempo que se nutre de la pasión tradicional del blues sureño, muestra a un grupo capaz de avanzar, evolucionar y crecer en otras direcciones sin abandonar su legado ni sus raíces. También se incluye un EP extra de seis pistas que tiene tres temas en vivo que demuestran lo fuerte que era esta versión de la banda. En justicia hay que decir que cuando se grabó ‘Gods and Guns’ en 2009, Ed King, Artemis Pyle y Allan Collins, miembros de Lynyrd Synyrd de la formación previa al accidente mortal de 1977 ya no estaban en el grupo, y el sonido había cambiado a algo más genéricamente rock, con mucha más cercanía a los Bon Jovi más hardrockeros que al southern boogie. Pero ello no merma en modo alguno su calidad.


Finalmente, está́ ‘Last Of A Dying Breed’ de 2012. Este es el álbum de estudio más reciente de la banda y, una vez más, muestra que no están atrapados en el pasado, sino que se esfuerzan por competir con jóvenes rockeros sureños como Black Stone Cherry, grupos que sin duda han bebido en las fuentes de ese southern rock clásico para construir su estilo y su personalidad musical.

‘Nothing Comes Easy…’ es indudablemente una buena oportunidad para conocer algunos álbumes menos conocidos de algunos de los mayores exponentes del rock sureño contemporáneo. Y sinceramente, creo que deben escucharse de forma desprejuiciada, sin tener que comparar una época con la otra, simplemente porque cada una tiene sus características diferenciales, sus circunstancias, su inspiración y su forma de trasladar todo eso a unas canciones que hoy por hoy, siguen siendo toda una cátedra sonora del rock contemporáneo con raíces y respeto por una tradición que seguirá́ permeando durante muchos años todo el rock americano, no tengo ninguna duda.

Más artículos del autor
* LoQueSomos en Red
Síguenos en redes sociales... Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar