Nirvana: ¿estrellas del porno?

Por Mariano Muniesa*. LQSomos.

Pensar que esa portada pueda ser ofensiva, pornográfica o que incite a la pederastia es propio de enfermos mentales

Cuando saltó a todos los servidores de información musical on-line la noticia de que Nirvana, es decir Krist Novoselic, Dave Grohl y los herederos de Kurt Cobain habían sido demandados ante un tribunal estadounidense por Spencer Elden, el hombre que cuando era un bebé posó para la icónica imagen de portada del multimillonario álbum ‘’ de Nirvana, alegando que fue explotado para la realización de aquel diseño, apenas podía dar crédito a lo que leía, máxime cuando en los términos de la demanda judicial, se afirma en la declaración de Elden que el fotógrafo Kirk Weddle tomó fotografías de su cuerpo desnudo “en poses que resaltan y exponen abiertamente los genitales de Spencer, cometiendo con ello una clara infracción que puede considerarse pornografía infantil”. En otros apartados del texto legal, se aduce que la banda “produjo, poseyó y publicitó a sabiendas pornografía infantil comercial del cuerpo de Spencer”.

“Ni el demandante ni sus tutores legales firmaron una autorización que permitiera el uso de imágenes de Spencer y ciertamente en ningún caso presentándole mostrando sus genitales”, afirman los documentos. Curiosamente, la demanda cita como precedente de “campañas controvertidas anteriores utilizadas para promover música con material sexualmente explícito que representa a un niño o directamente pornografía infantil” portadas de álbumes como “Virgin Killer” de Scorpions, “Blind Faith” de Blind Faith y “Balance” de Van Halen como ejemplos, aunque en ningún momento se menciona que ni los menores ni sus familias interpusieron ninguna demanda contra estos grupos.

Spencer Elden posando para la portada de Nevermind con cuatro meses y de adulto

La demanda alega además que Kurt Cobain acordó “retocar” la imagen de Spencer al publicar el álbum con una pegatina colocada estratégicamente sobre los genitales del recién nacido en la que se podría leer: “Si esto te ofende, debes ser un pedófilo de armario” pero que finalmente nunca se incluyo. El demandante ha asegurado que esta imagen le ha hecho sufrir “daños de por vida”.

El dato con toda seguridad ya es conocido pero entiendo que conviene recordarlo para poner en contexto toda esta polémica. Publicado el 24 de septiembre de 1991, “Nevermind” se convertiría en uno de los álbumes más legendarios de la historia del rock. Llevó a Nirvana al estrellato mundial y se convirtió en el disco definitivo de la revolución grunge. Su portada, que muestra a Elden desnudo a los cuatro meses en una piscina, siendo atraído por un billete de un dólar como anzuelo de una caña de pescar, se encuentra entre las portadas de álbumes más icónicas de todos los tiempos. Según un informe de 2008 de NPR, el padre de Elden, Rick, recibió 200 dólares por el trabajo de modelaje de su hijo.

Si bien el LP vendió más de 30 millones de copias en todo el mundo, la imagen se comercializó de manera absolutamente masiva, desde camisetas hasta posters, gorras y toda clase de merchandising. Incluso –en un dato que no deja de producir una gran perplejidad- siendo ya adulto, Elden ha recreado la famosa portada en múltiples ocasiones, alguna de las más famosas, cuando al cumplir 25 años volvió a sumergirse en la piscina donde se hizo la célebre foto para fotografiarse en la misma pose cara a que esa fotografía volviera a ser publicada en varias revistas musicales. Aunque tiene tatuado “Nevermind” en el pecho, la visión de Elden de su propia imagen en la histórica portada aparentemente ha cambiado en los últimos años. En 2016, admitió a GQ Australia que estaba “muy molesto” por la imagen. “He pasado por eso toda mi vida. Pero recientemente he estado pensando: “¿Qué pasa si no estoy de acuerdo con que se muestre mi maldito pene a todo el mundo durante el resto de la historia de la humanidad?”, explicó Elden en ese momento. “Realmente no tenía otra opción”.

Reflexionando sobre todos los detalles y circunstancias que rodean este espinoso asunto, de entrada me parece, tal y como parece ser que pensaba también Kurt Cobain, que pensar que esa portada pueda resultar ofensiva, pornográfica o que incite a la pederastia es propio de enfermos mentales. Todo indica que ante la inminente reedición de “Nevermind” en formato “De Luxe” para conmemorar el 30 aniversario de su edición, Elden, su familia o determinados abogados sin escrúpulos han visto una perfecta ocasión para hacer un buen negocio a costa de unas imágenes que hasta el día de hoy nunca habían sido objeto de controversia y que el propio Elden ha explotado en la prensa musical. O quien sabe si esto podría formar parte de un pacto entre los propios Nirvana y el sujeto en cuestión para llamar todavía más la atención sobre este relanzamiento del disco. Tal y como dijo el genio del marketing que creó a los Sex Pistols, Malcolm McLaren, en la película sobre el fenómeno punk en 1977 “The Great Rock´n´Roll Swindle”, “saca dinero del caos”.

Especialmente llamativa me ha parecido la reacción de Dave Grohl, actualmente cantante, guitarrista y fundador de Foo Fighters pero batería de Nirvana, mostrándose dispuesto a aceptar que como Elden pretende, en futuras reediciones de “Nevermind”, se modifique el diseño de portada. “Si hay un relanzamiento del 30 aniversario, él quiere que el mundo entero no vea sus genitales”, dijo la abogada de Elden, Maggie Mabie, a The Associated Press.

A este respecto, Dave Grohl ha asegurado que tiene “muchas ideas” sobre cómo se puede cambiar la portada de Nevermind de Nirvana, si esa es la decisión que finalmente deciden tomar. “Se me han ocurrido muchas cosas si en un momento determinado debiéramos modificar esa portada, pero veremos qué sucede”, admitió Grohl al Sunday Times. “Os lo haremos saber. Estoy seguro de que se nos ocurrirá algo bueno”. En cuanto a la demanda, Grohl reveló que no le ha dado mucha importancia. “Creo que hay cosas mucho más importantes en la vida que empantanarse en ese tipo de asuntos”, explicó. “Y, afortunadamente, no tengo que hacer yo el papeleo”.

Los pedidos anticipados para el set del 30 aniversario todavía muestran el álbum con su portada original. La reedición llega oficialmente a las tiendas el 12 de noviembre. Historias de la historia del rock´n´roll. ¿Recuerdan ustedes aquella canción de AC/DC que decía “Money Talks”…?

Más artículos del autor
* LoQueSomos en Red
Síguenos en redes sociales... Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar