Paso a paso: Cipriano Martos, un antifascista ¡No olvidamos!

Redacción. LQSomos.

La Generalitat de Catalunya exhumará los restos de Cipriano Martos ¡Lo celebramos!

Lo primero que queremos decir sobre esta información, que nos congratula, difundida por la agencia de noticias EFE, es corregir el craso error de redacción que han tenido: Cipriano Martos no falleció, a Cipriano Martos lo asesinó la Guardia Civil. Fallecer después de que te han obligado a beber acido sulfúrico es asesinato, provocado por el que te lo ha obligado beber. ¡Qué quede claro!

En agosto de este año a iniciativa de la Xarxa Catalana i Balear de Suport a la Querella Argentina, se iniciaba una campaña de recogida de firmas y actividades para exigir la exhumación de Cipriano Martos de la fosa de beneficencia en la que la Guardia Civil lo inhumó sin el consentimiento familiar, de forma clandestina e ilegal.

El Govern, receptivo a esta demanda, ha anunciado que tiene previsto exhumar en 2022 los restos de Cipriano Martos. Fuentes de la Conselleria de Justicia explicaron que se trata de «un caso singular, identificado y localizado, de una fosa del tardofranquismo situada dentro de un cementerio». «No podemos reparar el daño a esta víctima del franquismo si no exhumamos y devolvemos los restos a la familia, que siempre lo ha reivindicado».

¿Quién era Cipriano Martos Jiménez y qué sufrió?

Cipriano era un trabajador, sindicalista de la Oposición Sindical Obrera, militante del Partido Comunista Español (marxista-leninista) y del Frente Revolucionario Antifascista y Patriota. Fue detenido en una detención múltiple el 25 de agosto de 1973 en Reus por haber lanzado unas octavillas en una fábrica de Igualada. Una vez en el cuartelillo fue torturado de manera sádica (50 horas de interrogatorio ) hasta el punto de hacerle ingerir un líquido corrosivo que le quemó desde la garganta hasta el estómago. En este lamentable estado lo llevaron ante el juez que ordenó su traslado al Hospital Sant Joan de Deu de Reus. El 29 de agosto, a pesar de su imposibilidad para responder, el juez quiso tomarle declaración en el hospital de donde salió muerto y a escondidas el 18 de septiembre. Fue un final largo y en soledad el de Cipriano, custodiado en todo momento por una pareja de guardias civiles que observaban impasibles su agonía. El suyo fue un asesinato de estado despiadado. No pudo ser visitado ni siquiera por su abogado y mucho menos por su familia, que no fue avisada hasta su muerte el 17 de septiembre. Ni siquiera pudieron despedirse de su cuerpo sin vida después de viajar toda una noche en taxi desde Granada. La madre imploró de rodillas que le dejaran ver a su hijo muerto y los números de la Guardia Civil le cerraron el paso con patadas y amenazas. Mientras tanto, los restos de Cipriano fueron inhumados en una fosa de beneficencia del Cementerio de Reus, falsificando la firma de su padre, que no pudo viajar desde su pueblo por problemas de salud. Sus padres murieron con la pena de no haber podido despedirse de su amado hijo, una maravillosa, solidaria, generosa, empática, comprometida y buena persona. Un luchador antifranquista a quien los verdugos de la dictadura le robaron la vida con solo 30 años.

Con esta exhumación del luchador antifascista, Cipriano Martos Jiménez, se abre la opción a que su familia pueda inhumarlo junto a sus padres en Granada y poder hacerle la despedida que se merece como republicano que no abandonó la lucha por la libertad. Celebramos gratamente que la Generalitat asuma la responsabilidad de cumplir con la memoria historica.

¡Cipriano exhumación! Se gritaba en uno de los homenajes que se le hicieron en Reus el pasado 18 de septiembre, ahora  sumamos con mucha fuerza ¡Verdad, Justicia, Reparación! No podemos hablar de una España democrática hasta que se juzgue a los culpables y se repare a las víctimas. Por cierto ¿Donde están los asesinos?

Cipriano Martos ¡no olvidamos!

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar