Pintando casetas de perros y cachondeándose de Marx

Antoni Puig Solé*. LQSomos. Mayo 2017

Iglesias/Escohotado…

En La Tuerka donde Pablo Iglesias entrevistó a Escohotado, el segundo puso sobre la mesa un ejemplo absurdo y lo utilizó para etiquetar de disparatada la teoría del valor de Marx. Pablo Iglesias parecía darle la razón, o al menos no fue capaz de rechistar y movió favorablemente la cabeza, riéndole la gracia.

Escohotado hizo una comparación entre valores vinculados al tiempo de trabajo y los precios de dos productos detrás de los cuales hay trabajo. Comparó, en concreto, pintar una caseta de un perro con un garabato de Picasso. Pintar la caseta, sobre todo si el perro es grande, puede costar más trabajo que el garabato; sin embargo, el garabato (al ser de Picasso) tendrá un precio mucho más elevado.

Escohotado olvidó que el cuadro de Picasso, que despectivamente etiquetó de garabato, tiene un precio elevado por su particularidad de ser pieza ÚNICA E IRREPETIBLE, lo que hace que no se le pueda aplicar la ley del valor. Esto no significa que el cuadro no se pueda comercializar. Algo similar podemos encontrar con otras obras de arte. Esta particularidad hace que el cuadro de Picasso, no sea estrictamente una mercancía, ya que una de las características de la mercancía es la posibilidad de reproducirla, tantas veces como se desee, asociando su reproducción a una determinada estructura de costes, que se puede modificar según evolucione la productividad del trabajo.

Si el cuadro de Picasso se reproduce, a través de una fotocopiadora, entonces esta COPIA ya reúne las condiciones de mercancía. La COPIA no será una pieza única, pues se podrán hacer miles de copias iguales y cada una de ellas probablemente valdrá mucho menos que pintar la caseta del perro sobre la que Escohotado bromea. Así vemos cómo el problema que nos propone Escohotado y del que pretende sacar conclusiones que le llevan a considerar como absurda una teoría, queda resuelto.

Escohotado, con su planteamiento, considera que todo aquello que tiene precio reúne la condición de mercancía, lo cual no es cierto.

Una cosa es una mercancía y otro un objeto mercantilizado. Si nos atenemos a lo que nos cuentan los cristianos, Jesús no era una mercancía y, según parece, no tenía una opinión muy favorable de los mercaderes, pero le pusieron un precio (no muy elevado) y lo vendieron, tratándolo como se trata a una mercancía. Las estampas con Jesús crucificado o haciendo milagritos, también se pueden comprar, como según dicen se compró a Jesús, pero estás estampas se pueden reproducir, son mercancías y tienen un precio muy bajo, lo que permite que a veces su comprador las acabe regalando.

Marx explica detalladamente que existen cosas que tienen precio sin tener valor. Pone, entre otros ejemplos, el precio de la tierra no trabajada, que pese a ello puede alcanzar un precio altísimo y explica minuciosamente qué hay detrás de este precio y que causas pueden influir en su evolución.

Escohotado, o bien ignora la teoría del valor de Marx y sus variadas explicaciones sobre los precios, o bien la tergiversa. Con ello pone de manifiesto su superficialidad y falta de rigor.

Más artículos del autor
* LQSomos en Red

Un comentario en «Pintando casetas de perros y cachondeándose de Marx»

  • el 12 diciembre, 2017 a las 05:48
    Enlace permanente

    Pienso que mezclas varias cosas sin sentido.La cosa es valorar dos acciones diferentes,y me parece q te lias porque lo que marca el valor en el cuadro es la maestría. Y si Picasso hubiese pintado la caseta de perro y solo pintara una sin hacer más reproducciones.seria una cosa única pero no tendría nada de valor porq cualquier individuo puede pintar una casa de perro.q algo sea exclusivo no significa q sea de calidad o maestría exclusiva.imaginate que solo fabricarán un SEAT Leon.quien pagaría por ello más q por un Ferrari hecho a medida?

    El que pinta la caseta cobra por tiempo y material utilizado pero un cirujano que no tiene mercancía entre sus manos…o si?explicamelo experto.cual es el valor del trabajo realizado del cirujano ,si según tu no hay mercancía para vender.una cosa es el valor del trabajo y otra del valor al salir al mercado que puede que no salga al mercado nunca un trabajo realizado.

    Antonio intenta decir que no se puede con la misma fórmula hacer el valor de lo creado.Porque muchas veces lo creado aparte de ser más o menos exclusivo,el trabajador puede ser más o menos efectivo Osea en el mismo tiempo y mismo trabajo,puede haber mucha diferencia en productividad…entonces que pasa aqui?pues q igual una es peón y otro es peón especializado y ya cambia el precio del producto

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar