Solidaridad hasta liberar a Pablo y depurar responsabilidades de Polonia y sus cómplices

Por Acacio Puig. LQSomos.

Ha sido gracias a la presencia de RT y su testimonio audio-visual de la concentración del 1 ante el Ministerio de Exteriores como muchos, que no vivimos en Madrid, hemos visto la movilización y escuchado las palabras a favor de la libertad de expresión y la liberación del periodista Pablo González encarcelado en Polonia.

Sin el reportaje de la satanizada (y prohibida RT) la protesta solo habría existido para quienes en ella participaron, es decir, la protesta no habría existido. De modo que, mediante el potente muro de silencio, la libertad de información también está siendo masacrada en nuestras calificadas como democracias occidentales: eso es catastrófico. Cierto que la censura mediática refleja el dicho de que “nadie muerde la mano que le da de comer”, como decía Iñaki a RT… el problema hoy es que han proliferado tantos perros que no llevan su chip, que no será fácil declararles responsables de los accidentes que causan a terceros.

Poca gente, demasiada poca gente participó en la concentración de solidaridad y exigencia. Resulta preocupante que siendo convocada y apoyada por al menos media docena de medios alternativos (Kaos en la red, Nueva Revolución, El Otro País, Poder Popular, Lucha Indígena, Viento Sur y Loquesomos) la presencia de activistas haya sido tan exigua. A tenor de lo visto parece que ni siquiera se personaron delegaciones significativas de las redacciones de esos medios y mucho menos representaciones de sus lectores. Eso nos obliga a reflexionar sobre la creciente brecha entre escribir, leer y movilizarse… porque los malos tiempos no aconsejan el refugio complaciente en aparentes zonas de confort.

Respecto a ese asunto, me comentan activistas madrileños que “hay miles de convocatorias y pocas gentes”. Pues las conclusiones debieran ser claras: evitar el solapamiento de convocatorias y ajustarlas a las fuerzas disponibles… porque cien milician@s no pueden defender cien trincheras. Hay que establecer prioridades para ser mínimamente eficaces.

Silencios y ausencias. Depurar responsabilidades

Durante los últimos meses el ilegal secuestro de Pablo González ha ido apareciendo en diversos medios de comunicación, aunque anunciando la convocatoria madrileña ante Exteriores solo me constan los alternativos citados y Público.

Ha habido también galardones a Pablo, como el concedido por la Asociación de Periodistas Vascos que recientemente le otorgó el que este año corresponde a La Libertad de Expresión.

También hemos conocido amplias listas de declaraciones sindicales de solidaridad como la del pasado 7 de septiembre suscrita por: Alternativa Sindical de Clase, ASC /Central Unitaria de Trabajadoras CUT Galiza /Colectivo Unitario de Trabajadores CUT Aragón /Comisiones Obreras, CCOO /Confederación Intersindical /Confederación Intersindical Galega, CIG /Confederación Nacional del Trabajo CNT /Confederación Sindical Solidaridad Obrera /Coordinadora Obrera Sindical COS Països Catalans /Corrientes Sindical de Izquierda, CSI Asturies /ELA Sindikatua Euskal Herri /ESK Sindikatua Euskal Herria /Intersindical Alternativa de Catalunya, IAC /Intersindical Canaria /Intersindical Catalan /Intersindical Valenciana /LAB Sindikatua Euskal Herria /Organización Sindical de Trabajadores de Aragón OSTA /Plataforma Sindicat EMT /Unión General de Trabajadores UGT /Sindicato 25 De Marzo de Extremadura /Sindicato Andaluz de Trabajadores SAT Andalucia /Sindicato Asambleario de la Sanidad SA/Sindicato COBAS /STEILAS Euskal Herria. Muchas de esas organizaciones tienen sede en Madrid.

Preguntamos: ¿No les pareció necesaria u oportuna la concentración del 1 de diciembre? ¿Estaban muy ocupadas las afiliaciones respectivas? ¿Por qué no asistieron siquiera unas representaciones sindicales? ¿O es que volvemos a estar en presencia de lo que durante el franquismo se ironizaba y calificaba como “LA OPOSICION FIRMADA”?

Evidentemente triste ausencia la de Amnistía Internacional (al menos no me consta que convocasen ni participasen en la concentración): ¿les preocupa un nuevo rapapolvo como el que generó la crisis de su sección en Ucrania y llevó al cambio de su directora por supuesta connivencia con Rusia?

En fin: malos tiempos, tiempos de regresiones en derechos, de chalaneos ante los dictados del amigo americano y sus OTAN-BOYS. Malos tiempos para la defensa de las libertades cuando se tolera la “lógica Guantánamo” en un país de la UE como Polonia, en el que se detiene a un periodista obviando la presunción de inocencia, se le tiene en régimen de secuestro, de práctica incomunicación y mal defendido por abogados de oficio desconectados del abogado de Pablo González. Tiempos de vasallaje, en que sobre tal atropello de derechos colectivos (a la información) e individuales (a la expresión) nada dice el Gobierno de España.

Por eso, además de intensificar la solidaridad con Pablo y extenderla, es tiempo de pensar en depurar responsabilidades, porque son muchas las transgresiones de lo justo en que están implicados gobiernos, judicaturas, medios de comunicación, etc. transgresiones que esconden sus responsabilidades bajo el alibi de los -¿incorruptos?- valores de las democracias occidentales y el Estado de Derecho.

* Artista plástico. Militante de la izquierda revolucionaria, represaliado por el franquismo, activista memorialista de la Asociación «En Medio de Abril». Miembro del Colectivo LoQueSomos

¿Dónde están las garantías de DERECHO de un estado europeo?
#DerechosHumanos #LibertadDeComunicación #FreePablo #PabloGonzálezLibertad #PavelAskatu

Libertad para Pablo – Free Pablo

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Un comentario en «Solidaridad hasta liberar a Pablo y depurar responsabilidades de Polonia y sus cómplices»

  • el 27 diciembre, 2022 a las 06:13
    Enlace permanente

    No sé por qué tanta ambigüedad con «Amnistía Internacional». Es una ONjeje de la CIA y está fabricada para dar credibilidad a sus ataques a los países no lacayos de EEUU. El secuestro o terrorismo de aislamiento continuo en Polonia de Pablo González no es solo obra de los nazis polacos, el CNI español muy español, interrogó a su familia y tuvo que dar su OK para mantener su situación de esclavitud forzosa. El cuerpo diplomático español muy español, también. Y el gobierno más Otanista de la historia junto a su aliado fáctico PP, también. Y los medios de manipulación de masas de la Dictadura Mediática Española hizo y hace que el secuestro de Pablo no exista.
    «¿Y la Fiscalía, de quién depende, eh?»
    Está claro que tanto discutir sobre la «renovación» de la cúpula judicial, no puede ocultar que al PSOE le viene de maravilla que los jueces fascistas estén donde están, como le vino de maravilla con el 155.
    Esto no se arregla con Elecciones Teledirigidas por los Medios Monopolistas. Todos sabemos que ganarán quienes las TV-OTAN-24h decidan.
    Las únicas elecciones válidas deben ser las Elecciones abiertas, unitarias y nominales en cada barrio español, para elegir Juntas de las AAVV que potencien una Asamblea Popular a partir de los problemas reales de la gente y sus luchas, que construyan en nuevo Estado Popular en España y liquide la época tenebrosa de los Borbones.
    La Sra. del PP, Esperanza Aguirre ya acertó cuando dijo: quieren crear nuevos Soviets.

    Efectivamente, de eso se trata, de eso se debe tratar, de crear nuevos Soviets con peculiaridades españolas.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar