Soy judío antisionista y antirracista

Por Laurent Cohen Medina*. LQSomos.

La Solidaridad requiere coraje, requiere actos valientes más allá de las palabras vacías. Aquí y ahora es necesario apoyar la campaña “Barcelona con el Apartheid no! Barcelona con los derechos humanos sí”

En marzo pasado, en un inaudito gesto de unión y valentía política, los partidos de izquierda del arco parlamentario catalán – ERC, PSC, CUP y Comuns, votaban en el Parlament de Catalunya, una moción presentada por la coalición Prou Complicitat amb Israel denunciando las políticas de Apartheid del Estado de Israel, después de una breve presentación por parte de los representantes de Amnesty International y Human Rights Watch de sus respectivos informes. En ellos afirman “que el Estado de Israel debe rendir cuentas por el crimen de Apartheid que está cometiendo contra la población palestina”. En aquella oportunidad, recordamos ante la Comissió d’Afers Exteriors, Transparencia i Cooperació del Parlament de Catalunya, que esta política de discriminación racial y exclusión del pueblo originario de Palestina no depende del color político del gobierno israelí de turno, sino que se encuentra en la esencia misma del proyecto fundacional del Estado de Israel, basado en una ideología -el sionismo- que se traduce en un colonialismo de asentamientos y una ocupación militar que dura desde hace más de 70 años.

Es más, en una ley fundamental adoptada por el parlamento israelí se define aI Estado como “judío” y se reconoce únicamente al “pueblo judío” el derecho de autodeterminación en la tierra de Palestina, obviando la situación del 20% de la población palestina que vive dentro de las fronteras del 48 y el derecho al retorno de los refugiados palestinos.

Nosotros, los miembros judíos de Junts Associació Catalana de Jueus i Palestins, tenemos claro que éste no es un conflicto entre dos pueblos o religiones, sino que se trata de un colonialismo de asentamientos y de una ocupación militar. Por ello no reconocemos al Estado sionista el derecho de hablar en nuestro nombre, ni en el de las personas que se identifican como judías en toda su diversidad.

La reacción de la embajada de Israel no se hizo esperar: condenó este gesto acusando de antisemitismo a la izquierda catalana, recurriendo a su ya probada estrategia de descalificación absoluta para impedir cualquier crítica a la política israelí.

Tras llevar a cabo una reflexión colectiva, las 16 organizaciones que componen la Coalición Prou Complicitat amb Israel, con el apoyo de más de 100 entidades de la ciudad de Barcelona, decidimos lanzar la campaña !Barcelona amb els Drets humans si, Barcelona amb el Apartheid no! (Barcelona con el Apartheid NO, Barcelona con los Derechos Humanos SÍ) que no pretende otra cosa que sacar las consecuencias prácticas de la moción aprobada en marzo por el Parlament, y poner fin al hermanamiento entre Barcelona, Tel Aviv y Gaza. Un hermanamiento nacido en la dinámica de los acuerdos de Oslo de los que todos sabemos hoy que están muertos y bien muertos; pues no solo no han servido a la creación de un Estado palestino independiente que el mundo sigue anhelando, sino que han impulsado aún más el proceso de colonización y desposesión de tierras con el resultado de 900.000 colonos israelís viviendo en Cisjordania y Jerusalén.

¿Que pide la campaña? Coherencia y compromiso. Si se reconoce que Israel comete el crimen de Apartheid, hay que romper los vínculos. Enviar una señal clara al Estado colonial que no se puede seguir atropellando los derechos humanos de la población palestina con total impunidad. Que esta política racista tiene que conllevar algún tipo de sanciones para el Estado que la lleva a cabo.

¿Cuanto tiempo tardó la Unión Europea en tomar sanciones contra Rusia después de la invasión de Ucrania? Dos semanas. Desde entonces, a pesar de las duras consecuencias para la población europea, los gobiernos europeos -entre ellos el español- envían dinero y armas a Ucrania para que continúe la guerra contra Rusia, y las sanciones contra Rusia se han agravado.

¿Hasta qué punto tenemos que llegar para que las Autoridades europeas asuman sus contradicciones y tomen las sanciones que se imponen?

Gaza sigue sufriendo un bloqueo ilegal, y bombardeos constantes, con cortes de luz y de agua y una situación sanitaria y humanitaria espantosas. A pesar de estas condiciones terribles, el pueblo de Gaza no se rinde, no se doblega. En Cisjordania y Jerusalén la colonización avanza a pasos agigantados. Pero el pueblo palestino, consciente de la situación, organiza la resistencia, ya sin contar con el gobierno de la ANP, que tiene acuerdos de seguridad con Israel. Por otra parte, a raíz de las últimas elecciones, dos partidos extremistas israelíes, abiertamente partidarios de la represión armada contra la población palestina, ya participan en el gobierno del ente colonial, uno de ellos con la cartera de “seguridad nacional”. Cada día, son asesinados jóvenes palestinos a manos de soldados o francotiradores israelíes.

¿Que más esperan? ¿Que corra la sangre sin remedio?

Es hora de que se escuche la llamada de la sociedad palestina y que se ponga fin a cualquier tipo de colaboración con el Estado de Israel, en los ámbitos culturales, educativos, de investigación científica y sobre todo de inteligencia militar. Es hora de que se ponga fin al bloqueo inhumano e ilegal de Gaza.

Los hipócritas europeos que usan de una retórica hueca y que incluso le quitan sentido a hermosas palabras como PAZ y DIÁLOGO deberían apoyar esta campaña no violenta y justa.

La Solidaridad requiere coraje, requiere actos valientes más allá de las palabras huecas. Si se quiere evitar más guerra, más sufrimiento, entonces éste es el momento de apoyar todas las medidas y campañas basadas en la no violencia y en la justicia como es la de ¡Barcelona amb els Drets Humans si, Barcelona amb el Apartheid no! ¡Firma ya!

* Miembro de Junts–Associació Catalana de Jueus i Palestins (entidad que forma parte de la Coalició Prou Complicitat amb Israel). Nota original: Sóc jueu antisionista i antiracista.

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar