Limpieza étnica en el Este de Ucrania: el escandaloso cerrojazo informativo de Falsimedia

No por esperado, resulta menos insultante e indecente como los medios de los banqueros están ocultando lo que es ya una verdadera limpieza étnica en el Este de Ucrania, en concreto en Slavyansk, donde las tropas del dictador chocolatero Poroshenko (aupado al poder por EEUU y Europa, mediante unas elecciones-farsa que fueron precedidas por un golpe de Estado) están perpetrando matanzas indiscriminadas contra civiles y las propias milicias antinazis.

Leer más

Fascismo en Ucrania y tergiversación mediática

Los medios de comunicación españoles y catalanes, mayoritariamente, son por desgracia, de un atlantismo desenfrenado, que los lleva a ocultar la verdad y tergiversar los hechos para manipular las conciencias. Lo hacen, además, sin compasión. La muestra más reciente la tenemos con lo que ahora pasa a Ucrania. No estoy en condiciones, ni dispongo de espacio, para hacer una evaluación completa de los acontecimientos trágicos en ese país. Me centraré en la masacre del 2 de mayo en la sede de los sindicatos de Odessa.

Lejos de toda objetividad , la prensa mayoritaria presentó los hechos como una pelea entre dos bandos, llegando incluso a acusar directamente a las víctimas de su propia muerte. El diario El Mundo, por ejemplo, lucía este titular :

"Ucrania lanza una ofensiva con muchas bajas entre los rebeldes"

Este relato, como demostraré a continuación, es triplemente perverso. En primer lugar, presenta los fascistas como representantes en exclusiva de Ucrania, justamente lo que ellos dicen ser. En segundo lugar , etiqueta despectivamente las víctimas, como rebeldes. Y en tercer lugar, habla de muchas bajas por mencionar lo que en realidad fue un asesinato masivo, puro estilo nazi.

Leer más

Genocidio en Odessa financiado por la Unión Europea

La barbarie tiene nombre y apellidos viendo las imágenes de la matanza de Odessa colgadas este sábado 3 de mayo en YouTube por Anatoly Shary -que titula la filmación ¿Es éste mi pueblo? (Этомойнарод?); y que prueban el ataque con cócteles molotov y armas de fuego al edificio sindical.

El gobierno español respalda al neonazi gobierno de Kiev, junto con la putrefacta Unión Europea, causante junto a la Alianza Terrorista OTAN, de un conflicto innecesario de consecuencias devastadoras para millones de ucranianos/a, con el más que posible inicio de una conflagración mundial que puede acabar con la vida en el planeta.

Iconografías terribles de la saña del maidán pro europeísta lanzando cocteles molotov contra la “Casa de los Sindicatos” de esta histórica ciudad, donde quemaron vivos/as a un importante grupo de antifascistas pro rusos. Las risas, las burlas y los disparos contra quienes pretendían escapar del infierno. Bates de beisbol, cascos negros, palos con clavos, cuchillos de grandes dimensiones, banderas nazis junto a las de la Unión Europea, la típica escenografía fascista que tanto gusta a Merkel y a otros criminales dirigentes europeos, financiando un holocausto con el dinero que nos roban, que nos saquean de nuestros impuestos a esta pandilla de corruptos asesinos.

Leer más

Con los trabajadores ucranianos

En política exterior, la UE también cubre sus expolios con "democracia". Dio lecciones primero al gobierno mafioso de Yanukovich que quiso absorber, y ahora a los rusos, en su pugna por Ucrania.

La que fuera «el granero del mundo», se muere de hambre.

La crisis económica que siguió a las privatizaciones y la liberación económica posteriores a 1991, se desbocó en 2009 y su PIB llegó a caer un 18%. Eso, en un país ya totalmente vendido a los mercados, gracias al proceso de restauración capitalista de la burocracia ligada a Moscú (el FMI lo había "rescatado" ya en 1998, con el visto bueno de la banca rusa que controla las finanzas ucranianas), se traduce en hambre y miseria de la población.

A esta situación de quiebra del país, se le sumó el efecto de los años de opresión gran-rusa, vividos tanto bajo Stalin, como tras el 91, especialmente con Putin.

La reivindicación de la identidad nacional, se sumaba a la miseria para repudiar a un gobierno, el de Yanukovich, que entre lujos y corrupción, relanzaba su relación con Putin a partir de los acuerdos energéticos.

Leer más

Ucrania y Crimea

Lo que vemos en Ucrania es un peligroso pulso geopolítico entre EEUU, la OTAN y la UE por un lado, y Rusia por el otro, en el que la voz cantante la llevan los sectores más derechistas de los EEUU.No se trata de una batalla basada en reglas democráticas, sino de una guerra donde todo vale, incluso la colaboración con los fascistas. La cuestión ya no es lo que Putin es o lo que deja de ser, sino quién da alas a los fascistas.

Y lo que más me inquieta no son los neonazis de aquí o de allí. A estas alturas ya conocemos cuál es su ideología e incluso como se les puede vencer, aunque sabemos también que se trata de una lucha muy dura y dolorosa y sería terrible que emprender de nuevo. Pero lo que más me enfada es la opinión de los "demócratas" y "izquierdistas" que por posibilismo político, por lío mental o por sus fobias intentan justificar lo injustificable: el golpismo y la colaboración con los fascistas.

Leer más

Ucrania

Existen evidencias, de que lo que en un primer momento se produjo en Ucrania tuvo las características propias  de movimiento de protesta incentivado por razones varias. Ahora bien, este tipo de protestas, generalmente no llegan a ninguna parte a menos que cuenten con  una considerable ayuda externa. Por ejemplo, Qatar suministró ayuda a la llamada Primavera Árabe y a partir de entonces se crearan condiciones favorables para  las revueltas.

En Ucrania, los EE.UU. y la UE  han estado propiciando un cambio de régimen y no han escatimado recursos para lograrlo. Todos el mundo pudo  percatarse de la actividad del senador derechista John McCain en diciembre pasado en  Kiev donde  defendió la unión entre Ucrania y Europa. Ahora McCain y otros pueden sentirse felices al ver como Ucrania cambia de rumbo y como se acentúa la profunda división entre la gente, división que ya ha contado con escenas de violencia de las que se quiere acusar únicamente a Rusia.

Pero los beneficios para los EE.UU. no acaban aquí.Algunos ya se están frotando las manos planificando la instalación de nuevas bases militares.

Leer más

Ucrania: el patio trasero de…

Cazas F 26 de la Fuerza Aérea estadounidense vuelan hacia Polonia. Aparentemente, para participar en maniobras conjuntas con la aviación polaca. Dos barcos de guerra de la Sexta Flota navegan hacia el Mar Negro. “Visitarán”las instalaciones de las escuadras de Bulgaria y Rumania y llevarán a cabo ejercicios conjuntos con las fuerzas navales de los dos países que se enorgullecen de formar parte de la Alianza Atlántica. Pero en este caso concreto, los gobernantes de Sofía y Bucarest no disimulan su inquietud; hay quien estima aquí, en la extremidad oriental del Viejo Continente, que la crisis de Ucrania podría desembocar en un enfrentamiento bélico de gran alcance…

Pero no se preocupe, estimado lector: la guerra de Crimea no tendrá lugar. Este conflicto, ideado y orquestado por las superpotencias, sirve de cortina de humo destinada a ocultar los verdaderos designios de quienes pretenden modificar los parámetros estratégicos del planeta.

En realidad, la guerra de Crimea empezó en 1991, poco después del derrumbamiento del imperio soviético. Ucrania fue el primer país de la antigua URSS cortejado por la OTAN, el primero en adherirse al Consejo de Cooperación del Atlántico Norte, en formalizar su presencia en el Partenariado para la Paz. En las dos últimas décadas, las tropas ucranianas participaron en las operaciones y misiones de la Alianza. Pero las cosas se torcieron en 2008, cuando los miembros de la OTAN invitaron a Georgia y a Ucrania – antiguos territorios de la desaparecida Unión Soviética – a ingresar en la Alianza como miembros de pleno derecho. El Kremlin frenó el ímpetu de los estrategas de Mons (cuartel general de la Alianza), señalando que la integración de Ucrania en el bloque militar occidental equivaldría a una acción ofensiva. Los mandos de la OTAN optaron, pues, por congelar el proceso. Pero los disturbios registrados en Kiev el pasado mes de noviembre sirvieron para reactivar los planes de conquista diseñados por los estrategas norteamericanos y europeos.

Leer más

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar