Terrorismo norteamericano en América Latina

Hablando sobre terrorismos hace unas semanas, quedaba yo comprometido a realizar un apartado especial sobre este asunto en América Latina. Y no vamos a hablar del terrorismo español a lo largo de los 515 años de conquista, expolio y exterminio porque es muy posible que un Rey foráneo heredero vitalicio del dictador Francisco Franco Bahamonde me mande callar con cara congestionada por no se sabe qué cosa.

Espero que sobre el terrorismo de Estado que vamos a tratar de forma no muy extensa (aunque también lo dividiremos en dos partes) porque de lo contrario sería para llenar un libro de miles de páginas, no sea motivo para que los salva patrias españoles me tiren a los leones; claro, a los leones de la anti España, del anti Cristo y otras zarandajas típicas de los lamebotas del imperialismo norteamericano. Y no digo esto de manera frívola toda vez que está comprobado que esta cosa llamada España no deja de ser una provincia de los EE.UU cuyo Gobernador es un tal Zapatero y los procónsules una gente que se autodenominan populares aunque no tengan ni maldita idea de lo que significa la palabra "pueblo". Si les hablamos de ladrillos, construcción, prevaricación, comisiones ilegales, tramas urbanísticas, etc… Ahí ya parece ser que entienden bastante más.

Cuando hace unas semanas el gobierno norteamericano de un tal Bush proclamaba al ejército iraní como "ejército terrorista", bueno, la verdad es que no pude por menos que sonreírme ante el cinismo de dicho gobierno.

En artículos anteriores nos referíamos a la injerencia a través de la CIA e intervención militar directa de EE.UU en, prácticamente, todos los continentes desde el final de la II Guerra Mundial. Siempre tuvo esa capacidad terrorista el ejército yankee y sus gobernantes. Pero, claro, Norteamérica no se considera terrorista porque su discurso siempre fue "antiterrorista" aún empleando medios muchos más poderosos para provocar el terror en los pueblos.

Vamos pues a refrescarnos la memoria recordando las prácticas TERRORISTAS de los EE.UU en América Latina:

1823: La Doctrina Monroe declara que América Latina se considera "zona de influencia" para EE.UU. (Es decir, que se reservan el derecho de intervenir cuando les salga de las miserias).

1846: Estados Unidos inicia la guerra contra México arrebatando a este país parte de su zona norte; los riquísimos estados de Texas y California. (Parece ser que los mexicanos de aquellos años, indios casi todos, no valoraban la bendición del "oro negro").

1854: La marina norteamericana bombardea y destruye el puerto nicaragüense de San Juan del Norte.

1855: Un aventurero yankee, William Walter, trabajando para los banqueros Morgan y Garrison, invade Nicaragua y se autoproclama presidente. Durante su mandato invade también a Honduras y El Salvador (proclamándose presidente de estos países) y restaura la esclavitud en las zonas bajo su ocupación. (Ya todos sabemos que los indios y los negros no tenían alma, de ahí esta buena obra de este buen "antiterrorista" norteamericano).

1898: EE.UU. entra en guerra con España para apropiarse de la Isla de Cuba contra el deseo de los independentistas cubanos. Lo consiguen y obligan a España a ceder otras colonias como Puerto Rico, Guam, Filipinas y Hawai. (Puede ser que los independentistas cubanos no supieran aplicar eficazmente las artes del terrorismo…).

1901: El ejército "antiterrorista" de EE.UU incluye en la Constitución de la nueva República de Cuba la enmienda Platt, mediante la cual Estados Unidos se arroga el derecho de intervenir en los asuntos internos cubanos. También obligaron a Cuba a arrendar (pero sin pagar un solo dólar) la tristemente famosa Bahía de Guantánamo, ahora convertida en campo de exterminio.

1903: EE.UU. "estimula" la segregación de Panamá que era parte de Colombia y adquiere los derechos sobre el Canal de Panamá. Eso si… a Colombia le pagaron la ridícula cantidad de $25 millones en compensación o consuelo.

1904: Se promulga en Panamá la Constitución Nacional con un apartado que contempla "la intervención norteamericana cuando Washington lo crea necesario". EE.UU. siembra la zona de bases militares y, en 1946, crea la tristemente famosa Escuela de las Américas por la cual pasaron casi todos los dictadores latinoamericanos. (Para aprender métodos de represión y torturas).

1904: La infantería de marina yankee entra en la República Dominicana para aplastar un levantamiento popular. El Presidente de EE.UU. declara en aquel momento que Norteamérica sería el "gendarme" del Caribe.

1906: Estalla en Cuba una insurrección contra el presidente Estrada Palma quien solicita la intervención militar estadounidense. La insurrección popular es aplastada.

1907: Estados Unidos consigue que la República Dominicana le otorgue el ingreso de la recaudación de los derechos aduaneros. Esta situación se mantuvo durante 33 años. (Normal, los dominicanos no sabían de cuentas, de economía… Sólo sabían trabajar y bailar a ritmo del tambor).

1908: Los norteamericanos intervienen en Panamá y en la próxima década lo haría cuatro veces más. (Eso si…. esas intervenciones eran para luchar contra el "terrorismo" popular y en defensa de la democracia).

1910: Los marines ocupan Nicaragua para mantener al presidente títere, Adolfo Díaz. (El pueblo se apartaba de la lección proteccionista y había que dar un escarmiento).

1911: En México, para "proteger" a los ciudadanos norteamericanos, el presidente William Taft ordena el desplazamiento de 20.000 soldados a la frontera y ocho buques de guerra frente a las costas de California. (Claro, por esas fechas ya estaban Pancho Villa y Emiliano Zapata educando en el arte del "terrorismo" a los más desposeídos y humildes de México…).

1912: Una vez más los marines norteamericanos entran en Nicaragua dando comienzo a una ocupación que duró hasta 1933. (Esto, en nombre de la superioridad yankee, según el presidente de la época, Willian Taft).

1914: En México la marina de EE.UU. bombardea Veracruz. Los soldados y grupos civiles mexicanos resisten con heroísmo. Quedan 300 muertos por medio y la ocupación yankee dura varios meses. (¿A quien se le ocurre detener a unos soldados norteamericanos borrachos en Tampico? Eso hizo México y pagó caro tal atrevimiento).

 Hablamos de terrorismos, hablamos de ejércitos terroristas, hablamos de Irán, de Irak… pero nadie habla de Estados Unidos. Su cosecha de muerte es tal a lo largo de la historia que donde pisa la bota militar norteamericana, no vuelve a crecer la hierba. Sería este ejército terrorista yankee, a envidia de Atila, Rey de los hunos.

Esta semana no tengo ninguna pregunta idiota ante el artículo. Pero si ustedes tienen alguna respuesta a lo expuesto, por favor, me la hacen llegar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar