Zelensky, un corrupto provocador que incita a la guerra de destrucción masiva

Por Acacio Puig. LQSomos.

El reciente episodio del impacto de dos misiles en la frontera ucraniano polaca (dos agricultores muertos) volvió a mostrar a un Zelensky enfermo de ardor guerrero que exigía –horas después del impacto y sin evaluación ninguna de lo ocurrido- la inmediata intervención militar de la OTAN contra a Rusia

Apuntemos tres consideraciones al hilo de aquel disparate:

1.- El jueves 17 el viceministro de Exteriores polaco, Arkadiusz Mularczyk, afirmaba en entrevista con la emisora polaca Radio 24 “que se trataba de un accidente desafortunado y no un acto intencionado por parte de Rusia”. También es reseñable que las autoridades de Polonia alertaran el mismo jueves “que habían recibido fuertes presiones para declarar que el proyectil que cayó el martes en el este del país, procedía de Rusia y no de Ucrania”.

2.- Zelensky, acostumbrado a gobernar por decreto, quiso ignorar que un ataque militar directo a Rusia supondría una declaración de guerra y que como tal, debería ser refrendada por los parlamentos de los países de la OTAN; eso requeriría trámites y tiempo… algo que un presidente como Zelensky -despótico y ajeno a los más elementales criterios democráticos- ni siquiera consideró en su llamamiento a “una represalia militar inmediata contra Rusia”.

3.- Resulta injustificable el tiempo de silencio de los expertos militares, una vez que el fotógrafo polaco registró con su cámara que los proyectiles eran S-300, porque el alcance máximo de esos misiles es de 300 kilómetros. Por eso su origen no podía ser el frente militar ruso que estaba establecido a una distancia muy superior. Esos 300 kilómetros solo podían encontrarse dentro del radio de acción de Ucrania. (Valiosa información proveniente de un amigo eslavo que hizo su servicio militar como artillero en una de la antiguas Democracias Populares y recordaba perfectamente todo lo referente a los S-300 porque formaron parte de las maniobras en que se ocupó entonces. Si lo sabe un ex soldado… con mayor motivo lo sabe cualquier mando militar. ¿A cuenta de qué se prolongó durante tantas horas el suspense?)

La arenga de Volodymyr Zelensky no ha tenido éxito, pero debiera servir para poner en definitiva cuarentena las comunicaciones y exigencias de ese presidente fantoche y del aparato de estado ucraniano que comanda porque el tonto útil resulta ser cada día más peligroso para sus propios valedores. Su enfermiza megalomanía crece y es comprensible, porque nadie ha tenido tanta protección y apoyo de un tutor tan potente como EEUU.

Así Zelensky ha accedido a todos los parlamentos occidentales y a la propia ONU además de a otros eventos, difundiendo sus spots de propaganda y reclamando máximos apoyos económicos, diplomáticos y militares además de máxima credulidad ante cada fake que propaga desde el inicio del conflicto armado.

Quizá lo novedoso es que por primera vez el histérico llamamiento bélico del 15 de noviembre ha sido ignorado por todos sus tutores y Zelensky solo ha encontrado eco en las tres minúsculas repúblicas de Estonia, Lituania y Letonia.

Los desastres de la guerra como niebla de ocultación

Sobre la larga mano de intervención estadounidense en Ucrania, el arrastre de la UE hacia la estrategia de la OTAN… abundan reflexiones profundas que compartimos desde la perspectiva del NO A LA GUERRA, algunas han aparecido en este digital.

Pero en el caso de los supuestos misiles rusos impactando en una granja polaca nos preguntamos por el interés de la Ucrania de Zelensky en activar a cualquier precio la guerra en su función de espesa cortina que oculte hechos comprometedores propios de un estado fallido y corroído por una estructura mafiosa…

Porque quizás estemos ante el eclipse de Zelensky y el inicio de la carrera por encontrar la sucesión más rentable a los intereses de “las democracias occidentales” (es decir EEUU y sus subalternos) o bien ante el inicio de una contestación interna, que cambie el rumbo político ucraniano hacia coordenadas más sociales, democráticas, independientes y de no alineamiento internacional.

Por eso parece momento de reconsiderar algunos nudos de la situación en desarrollo bajo la presidencia de Zelensky y de su equipo.

2019 Zelensky Presidente

El actor Zelensky, que hizo carrera en la cadena televisiva T1+1 propiedad del oligarca Ihor Kolomoïsky, nació a la política amparado por su jefe mediático, que invirtió en su carrera a las presidenciales de 2019 no menos de cuarenta millones de dólares y el enorme apoyo de sus cadenas de televisión (T1+1, T 2+2, TET, Plus-Plus, Ukraine Today…) además de la movilización de sus redes clientelares.

Kolomoïsky, un oligarca en acelerado ascenso desde la descomposición de la URSS, había fundado en 1992 el PrivatBank y poco después su anexo, el Grupo Privat, con importantes activos en el sector del petróleo y gas. Como bola de nieve, el Grupo se proyectó hacia la compra de empresas de ferroaleaciones, combustibles…. y medios de comunicación, agrupados en el potente consorcio 1+1 Media.

Dinero, incursión en la política (2014-2015, usando los primeros resquicios del Maidan) dibujan el perfil de Ihor como un oligarca ambicioso, de ideario supremacista ucraniano, ultranacionalista y financiador de cuerpos armados de extrema derecha; la proximidad profesional con Zelensky descubrió a Kolomoïsky grandes oportunidades de negocio mediante el desarrollo de una fuerte operación de márquetin político que proyectaría al popular actor a la Presidencia de Ucrania.

Sin embargo, por fraude financiero a gran escala, serían ambos incluidos y encausados en los Papeles de Pandora. Pero, como agua pasada no mueve molino (dada la funcionalidad de Zelensky en la estrategia estadounidense) la situación no ha tenido mayor trascendencia.

(Sobre Ihor Kolomoïsky hay bastante información en internet, útil si se filtra la “exculpación de oficio” de Volodymyr Zelensky como comparsa político en sus negocios)

El Programa electoral que no se cumplió

El pasado mes de julio el diputado suizo Guy Mettan repasaba los ejes del programa electoral que llevó -en abril de 2019- a Zelensky a la Presidencia de Ucrania (programa, apoyo mediático y financiero del padrino Ihor e incompetencia de su rival Poroshenko). Según los datos difundidos, el vencedor obtuvo el apoyo del 73% de electores y su campaña pivotó sobre tres grandes ejes: la búsqueda de una solución pacífica en el Donbass, acabar con la corrupción en el país europeo más grande, despoblado, pero más corrupto del continente y el desarrollo de un programa de “occidentalización y progreso”.

El artículo está disponible en https://www.voltairenet.org/article217398.html bajo el título “La cara oculta del presidente de Ucrania” y Guy Mettan precisa su balance del incumplimiento de ese programa; un balance muy negativo:

 

Ucrania provista de bazukas europeos de última generación

¿Occidentalizar?… Programa de privatización masiva de tierras fértiles, avanzado un mes después de las elecciones presidenciales de abril y que derogando poco después por decreto la moratoria que estaba vigente hasta 2024, aceleró la venta y el acaparamiento de casi el 80% de las mejores tierras, redes de comercialización, maquinaria, etc. por los grandes de la Agroindustria internacional.

Consecuencias: desempleo, subempleo, éxodo… pero enormes beneficios para los grandes consorcios empresariales y sus socios locales, generalización de corruptelas y desarrollo de nuevos sectores de oligarquías parasitarias.

¿Progreso?… Política de austeridad, desregulación laboral y desmantelamiento de los sindicatos…es decir laminación de cualquier capacidad de resistencia y acelerada privatización de los ya esqueléticos sectores públicos, forzando la imposición brutal del paradigma de “rentabilización a cualquier precio”. Un análisis detallado, publicado por sinpermiso el pasado 20/8/22 explora el interesado aplazamiento de la deuda externa, las transacciones, compraventa, exigencias del capital penetrante y colonizador y las consecuencias en cuanto incremento del desempleo, precarización y pobreza. El análisis de M. Roberts puede leerse aquí: https://www.sinpermiso.info/textos/economia-politica-de-la-guerra-de-ucrania

¿Pacificación?… El temprano desplazamiento de Zelensky-Presidente al Donbass –el único intento de cumplir con el programa- no obtuvo resultados por la violenta presión in situ de las fuerzas militares y paramilitares fascistas. El Presidente-actor se acobardó muy pronto (el artículo de Guy Mettan lo corrobora y además hay vídeos en internet sobre lo ocurrido allí).

Las amenazas tuvieron como resultado el que esas fuerzas fueron rápidamente integradas en los aparatos militar, policíaco y administrativo del estado… aunque cabe considerar también si Ihor Kolomoïsky, su padrino y financiador de la amplia estela fascista de los Azov (Aïdar, Dnipro, Safari, Svodoba…hasta “los veteranos” del C-14) estuvo implicado en la maniobra de boicot a una solución pacífica y negociada en el Donbass, dada su probada trayectoria de gran capitalista neoliberal y fascistizante.

Quizá el carácter del nuevo ejército ucraniano y de su guardia nacional (dejando aparte la inmensa presencia de mandos, de soldados de la OTAN y de mercenarios con el carnet de fuerzas internacionales) lo refleje perfectamente la fotografía anexa del “Comandante en Jefe de las fuerzas ucranianas en su despacho de trabajo” y rodeado de otros mandos (atención a los complementos de imágenes de S. Bandera y el respaldo del siniestro cartelón de fondo). Sí: ¡son fascistas! No cabe duda, aunque por imperativos made in USA, Azov y compinches fuesen borrados -cuando interesó- del Listado Internacional de Organizaciones Terroristas.

¿Neutralidad?… Pues no. Mucho mejor, el sí a la OTAN.

La OTAN estaba ausente del programa que en 2019 elevó a Zelensky a la Presidencia, pero el viraje no se hizo esperar más que el tiempo de encontrar un pretexto y los apoyos internacionales que pusiesen en valor la funcionalidad de Ucrania en el diseño estadounidense: mantener la hegemonía, vadear la propia crisis de EEUU y además continuar la expansión militar hacia el este que ya había dado frutos con las adhesiones de las antiguas democracias populares (pobres, endeudadas y militarizadas).

De modo que, contra la idea dominante de la crisis como consecuencia de la guerra, pensamos que fue la crisis de hegemonía estadounidense, la crisis económica del capitalismo occidental, la ambición de apropiarse de las riquezas del suelo ucraniano y necesidad de expansión de los fondos de inversión, etc. la causa de la guerra. Usando Ucrania como fuerza de interposición y como pretexto, se apuntaba a cubrir varios objetivos: desarrollar una política expansionista, militarista y de subordinación de la UE a los imperativos norteamericanos mediante el incremento de presupuestos de defensa, exportaciones sustitutivas de las procedentes de Rusia, sanciones y apropiación de activos, además de medir la fuerza de los Big Media y la doma de la ciudadanía occidental reforzando censura, pensamiento único y control social.

El turbio presente

A lo que se desprende de lo apuntado anteriormente, es decir crisis social, política y colonización económica de Ucrania, cabe añadir algunos elementos que estos días han adquirido actualidad y relieve: el desvío masivo de armamento de procedencia occidental hacia el mercado negro internacional, las repercusiones del reventón de las criptomonedas en la economía de guerra y credibilidad de la Ucrania de Zelensky y la incorporación de fondos de inversión internacionales al aparato financiero del estado ucraniano.

A.- Reventa de armamento. Un estado mafioso al que fluye un inmenso volumen de armamento de todo tipo y calibre, cuenta con muchas alcantarillas por las que las armas escapan y se venden. Así lo expresaba Público hace unos días https://www.publico.es/internacional/fabricantes-armamento-mafias-grandes-beneficiados-guerra-ucrania.html apoyándose en informes de EuroPol y las policías escandinavas.

Lo que se sospechaba desde hace meses se confirma y los hechos hablan. Como es ya habitual, el gobierno Zelensky lo niega y atribuye los informes a “campañas rusas de desinformación” (¿serán quienes detectan esos miles de armas de procedencia occidental en Suecia, Dinamarca, Finlandia… también espías rusos, como nuestro Pablo González?). Esto es el “más difícil- más increíble todavía”.

B.- Criptomonedas, la quiebra de FTX y las inversiones ucranianas. Si el universo financiero es opaco por naturaleza, el propio de las criptomonedas es “críptico” y en el caso de un reventón tan próximo en el tiempo y en que están comprometidas fortunas, estados y partidos políticos, no será fácil discernir hechos y responsabilidades.

Medios como Rusia Today, el austríaco Exxpress y Global Research, vienen ocupándose estos días de la enjundia de la quiebra, la volatilización de fondos, la especificidad del nuevo corralito y las repercusiones del fraude en el desvío ucraniano a FTX de grandes sumas del dinero recibido para el desarrollo de la guerra contra Rusia.

RT.- “En marzo, Zelensky anunciaba su intención de especular en la plataforma FTX con los fondos de ayuda que se le han ido concediendo, porque así ampliaría sus fondos para la Guerra. (…) Sin embargo, ese dinero se ha desvanecido (…) Además, parece ser que EEUU ingresaba dinero de ayuda a Ucrania, para especular anónimamente en la compra de armas (…) Con el colapso de la bolsa de criptomonedas FTX, también Ucrania pierde miles de millones de dólares USA (…) La plataforma de noticias Exxpress con sede en Austria, confirma además la sospecha de que Ucrania ha invertido en FTX miles de millones procedentes de la ayuda militar (recibidos de la UE o de Occidente). Por eso la quiebra de esa plataforma especulativa tendrá repercusiones en el armamento ucraniano y en el desarrollo de la Guerra”. (Fuente: Russia Today 13 de noviembre 2022 16hs08). Ver también: https://exxpress.at/krypto-katastrophe-das-ist-sbf-der-nerd-der-37-milliarden-euro-vernichtete/

Y esta del 18 de noviembre: https://www.globalresearch.ca/us-aid-ukraine-invested-crypto-ftx-scheme/5799528

“El colapso repentino de un intercambio de criptomonedas vinculado al Partido Demócrata en los EEUU ha revelado que FTX actualmente sufre de $ 10 a $ 50 mil millones en pasivos y prácticamente no tiene activos. Y entre esos pasivos, están las “inversiones” hechas por la camarilla de liderazgo de Ucrania (…) La empresa FTX, en su declaración de quiebra, parece haber contabilizado decenas de miles de millones en «ayuda militar» estadounidense a Ucrania. En lugar de utilizar los supuestos fondos para luchar contra Rusia, el dinero se invirtió en el esquema FTX Ponzi”.

C.- BlackRocK se institucionaliza en Ucrania. El pasado 11 de noviembre el presidente Zelensky firmó un acuerdo de colaboración entre BlackRocK y el ministerio de economía de Ucrania con objeto de intensificar la inversión de capital privado transnacional para intensificar el desarrollo de la economía ucraniana (¡sic!).

Las operaciones de compraventa se intensifican y los fondos de inversión pasan a contar con un estatus cualitativamente diferente porque ahora están oficialmente enlazados con el Ministerio de Economía de Ucrania.

PD. Ante situaciones tan caóticas y pantanosas -de las que no vislumbramos ni la cresta del iceberg- lo más útil sigue siendo el apoyo incondicional a iniciativas como la convocada por la Asamblea Popular Contra la Guerra: ¡El 22 de noviembre a las 18 horas, en Madrid, al Congreso… NO A LAS GUERRAS! …Y esperamos que el actual gobierno ucraniano IMPLOSIONE como consecuencia de sus despropósitos, saqueo del país y su peligrosidad para la paz internacional.

* Artista plástico. Militante de la izquierda revolucionaria, represaliado por el franquismo, activista memorialista de la Asociación «En Medio de Abril». Miembro del Colectivo LoQueSomos

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

2 comentarios en «Zelensky, un corrupto provocador que incita a la guerra de destrucción masiva»

  • el 21 noviembre, 2022 a las 17:51
    Enlace permanente

    Excelente descripción de este nefasto personaje, al que pretenden que admiremos, nos lo meten con calzador, un ser de lo más deleznable y repugnante, un asesino y provocador!

    Respuesta
  • el 21 noviembre, 2022 a las 15:17
    Enlace permanente

    Segui la carrera del personaje dudoso de Zelenskij desde sus principios y me quedaba sin habla que a un tipo asi, corrupto, visiblemente titere de fuerzas mayores invisibles que se esconden en el fondo del teatro propagandistico, se le daba cuerda para hablar ante parlamentos de paises europeos como si fuera una especie de che guevara. Y la siguen cultivando como tal cuando en realidad es milionario, tiene tierras y chalets en EEUU y elimina a quien sea cuando el gran hermano levanta el dedo: vamos a por ese! Un asesino sin escrupulos, no se le puede llamar fascista porque se vende a cualquiera que tiene poder.
    Nos queda la esperanza que la misma SBU muy temida, fascista, servicio secreto de Ucrania, le elimina por la malversacion de fondos. Hoy mismo he tenido el disgusto a verle en portada de varios periodicos espanoles abrazando el nuevo primer ministro britanico. Lo que nos va a esperar!

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar