Manifiesto de autoinculpación y solidaridad con “los Jordis”

Alejandro Pacheco / Iñaki Alrui. LQS. Marzo 2019

Reaparece, que no es poco… la insumisión solidaria

Este pasado martes un grupo de intelectuales, profesores y artistas leía ante los juzgados de Plaza de Castilla en Madrid un manifiesto de autoinculpación (1, 2) en solidaridad con “los Jordis” y en contra del proceso que se sigue contra ellos en el Tribunal Supremo

Esta acción pública es una vuelta a escena de unas generaciones de insumisos que se duelen de demasiados años de ausencia, que no quieren que su clave de lucha y ellos mismos se conviertan en fósiles mudos, en un momento en que el pueblo de Cataluña ha superado con creces la dimensión de anteriores experiencias de desobediencia civil e insumisión en este país, y en que el Estado ha superado todos los límites de judicialización/militarización de la vida política.

Ahora era el momento de volver a ser, en público, opositores, resistentes. Ahora hacemos falta todos. La reivindicación de la disidencia, de las libertades civiles frente a la radicalización represiva del Estado, es imprescindible.

No han querido los firmantes de este muy respetable manifiesto, extender su solidaridad a los objetivos democráticos esenciales del proceso soberanista y de autodeterminación sostenido por el pueblo catalán. Ni a todos sus protagonistas: no hay mención a los líderes políticos encarcelados y exiliados. Se han limitado a la mención expresa de los líderes sociales de Omnium y ANC, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, y a la defensa y reivindicación de sus métodos de acción, basados en el pacifismo y la insumisión, con los que sienten plenamente identificados y en los que se reconocen.

Bueno, han querido quedarse en ese punto. Es legítimo y no deja de ser una muestra de solidaridad muy valorable y positiva, dado, además, este desierto de solidaridades con el procés que es Madrid, donde lo que se vive ante esta execrable represión es silencio, un estruendoso silencio, y una estruendosa exaltación de la mentira.

Desde el momento en que la palabra autodeterminación dejó de ser un concepto político teórico para ser un objetivo político práctico, socialmente respaldado por millones de ciudadanos de Cataluña, el mundo de la universidad, la cultura y el arte en la mayoría del Estado se calló, cobarde o cómplice, cuando no jaleó remunerada y entusiásticamente las tesis que sostenían la negación de derechos civiles elementales y la consiguiente represión.

Por eso saludamos este Manifiesto de autoinculpación, pese a no compartir, con todo respeto, sus límites y lo que consideramos sus innecesarias cautelas. Los firmantes se han querido distanciar explícitamente de los objetivos políticos que dieron contenido y músculo al proceso –nada les obligaba a manifestar su posición respecto a ellos, que es totalmente libre y personal– y del conjunto de sus protagonistas: “No porque compartamos su ideario, o sus posicionamientos. No porque creamos que defienden algo cercano a nosotros”. Si se habla desde el 20 de septiembre hasta el vergonzoso discurso monárquico del 3 de octubre, sería de justicia solidarizarse con todo lo sucedido, con todo lo pasado, con todo lo apaleado, con todo lo procesado. Causa general: proceso al procés. Para nosotros: Cataluña. 1 de octubre. Ejemplo de libertad y sociedad civil organizada. Desobediencia civil pacífica. Libertad presos políticos (todos, de todo el Estado). Vuelta de los exiliados. El pueblo abriendo camino a la democracia no sólo en Cataluña. Porque la autodeterminación es democracia. Construyendo República.

Pero repetimos, gracias, bienvenid@s. Os esperábamos. Bienvenida la insumisión de los años 80, bienvenida la insumisión que se enfrenta al poder y defiende su disidencia. Bienvenida. No había casi nada en Madrid, y ahora os habéis atrevido a romper el silencio de la Corte. Sabemos que esto puede suponeros un alto precio en este reino de vasallos intelectuales y de cortesanos asalariados.

Gracias de nuevo a este grupo de escritores, profesores y activistas. Bienvenidos a la disidencia necesaria de hoy.

Notas:
1.- 29 personas del mundo universitario, literario y activista se autoinculpan junto a los Jordis
2.- Manifiesto de ciudadanos e insumisos que se autoinculpan n Madrid por “Los Jordis”
Imagen de la serie terapéutica y sociología de CataloniaWars

Más artículos de Alejandro*
Más artículos de Iñaki*
* Miembros de la Asamblea de Redacción de LQSomos

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Madrid amanece ¡Gracias Cataluña!

Iñaki Alrui*. LQS. Marzo 2019

«Jamás nos van a confrontar, porque estamos tan orgullosos de la movilización permanente catalana como de la marea feminista del 8 de marzo. Ningún movimiento social puede ser perseguido por ejercer derechos fundamentales.» Carta de Jordi Cuixart

Este sábado 16 se celebro el mayor acto antimonárquico y republicano que se ha hecho en Madrid en más de 80 años. Gracias a Cataluña

“Madrid amanece” nos cantaba nuestro querido vecino Hilario Camacho, seguramente el mejor himno que ha podido tener esta ciudad.
Estamos a sábado 16 de marzo, desde primeras horas arrancan las “citas” de activistas para preparar lo que será un gran día, nos movemos, logísticas, organización y nervios.

Este meritorio que escribe acude a su quedada en Arganzuela. Ya ha pasado el mediodía y los autocares esperados llegan con retraso, en la ruta han sido parados decenas de ellos para supuestos controles rutinarios de la guardia civil, esperamos, tenemos todo preparado la comida, la sala para dejar bolsos , pancartas… y en la que poder descansar un poco.

Estamos un popurrí de activistas solidarios organizados por Madrileñ@s por el Derecho a Decidir, en el que hay gentes de la iniciativa de Acercar-Convivir, de la Consulta republica o monarquía del 2D, de Catalans a Madrid, o de Democracia en común, entre otros.

«Exigimos la libertad de todos los presos y exiliados. No renunciaremos nunca a seguir construyendo murallas humanas para acosar a este régimen» Jaime Pastor, portavoz de MDD

Llegan l@s compañer@s de Horta Guinardó, ya están los del colectivo Silenci, casi instalados en Madrid desde que empezó el juicio al procés, también una buena representación miembros de Kms per la Llibertat. ¡Estamos! y el primer contacto rezuma fraternidad envuelta en emociones, gritos solidarios, aplausos, abrazos y algunos ojos se humedecen. Hay abrazo entre pueblos, puentes que se construyen para que circulen las palabras con total libertad, sin distancias, ni barreras.

Comida compartida, conversaciones, presentaciones.

El tiempo acelera y partimos calles arriba dirección Atocha. Todavía falta una hora y la glorieta rebosa de gente venida de lugares de todo el estado, sin lugar a duda una mayoría desde Cataluña.
El Paseo del Prado rezuma republicanismo, es la hora de las republicas y ha llegado a Madrid. Aire fresco en un día de primavera, que expulsa los rancios aires que han pululado por esta zona, trifachitos apestosos a los que publicitan constantemente desde los medios de comunicación afines al estado-IBEX35.

Apenas se avanza desde Atocha hasta Cibeles se ha llenado el recorrido, estamos sin lugar a dudas ante el mayor acto antimonárquico y republicano que se ha hecho en Madrid en más de 80 años ¡Gracias Cataluña!

Esteladas, tricolores, banderas de diversos pueblos del estado o escocesas ondulan entre pancartas y carteles que llevan escrito Libertad, democracia, autodeterminación, de muchas formas, con distintas letras. Pero hoy estamos aquí entre esta marea de solidaridad compartida. Madrid se ha llenado de colores y de alegría. Un Madrid que hoy esta también presente, ese Madrid que se moviliza contra las injusticias ya sean en Cataluña, en Altsasu o en Andalucía.
Gritos por la libertad de l@s pres@s politic@s, por el derecho a decidir, por la autodeterminación y alguno como ¡Madrid está con el pueblo catalán!

Se necesitaba, era necesario tender puentes. Esto ya va en serio. Nadie va contra nadie, hay una puerta abierta para tod@s.

La manifestación transcurre, aunque a penas se mueve, no hay espacio, Cibeles con lleno total y ya suenan los mensajes desde el escenario donde saludan representantes de diversas entidades catalanas, madrileñas, del estado. La música cierra un acto que es una apertura compartida, el “Canto de la libertad”, “L’Estaca” suenan entre un coro inmenso de cientos de miles de manifestantes.

«A todos los demócratas del Estado: buscad la verdad de lo que ocurre en Cataluña. No os dejéis manipular por algunos partidos y medios que sólo buscan la confrontación. Sabemos que nuestro compromiso con la justicia universal es también vuestro compromiso.» Marcel Mauri, Omnium

Autodeterminación es democracia.
Amanecer: Alumbrar, iluminar, aparecer, empezar…

Madrid amanece
con ruido, con humo
y oscuros borrones flotando entre nubes
Madrid amanece
entre sueños perdidos
confusión y sorpresas latiendo en las venas
y entre tinieblas de fiebre
se abre paso la luz
es como una resaca contagiosa y común…

PDI: Gracias a tod@s los catalanes que portaban entre sus pines de lazo amarillo, estelada… el de la bandera tricolor. Fue un detalle para el Madrid republicano.

PDII: Seria ridículo entrar en cifras, las imágenes siempre hablan y se pueden comparar con otras anteriores. Aparte hay programas informáticos que calculan por metro cuadrado la asistencia a manifestaciones.
Pero si quisiera recordar una simple operación aritmética: solo una simple multiplicación de los 520 autobuses y los 15 trenes de alta velocidad que si reconocen todos que vinieron. Dejamos aparte todas las iniciativas particulares de viaje y de asistentes madrileños…. ojeando periódicos sospechosos como el New York Times, Washinton Post, Spiegel… dan por buena la cifra de 120.000 manifestantes.

Más artículos del autor
* Miembro de la Asamblea de Redacción de LoQueSomos
En Twitter: @IkaiAlo

12 de febrero: La democracia se sienta en el banquillo

Alejandro Pacheco / Iñaki Alrui. LQS. Febrero 2019

El 12 de febrero se inicia en nuestro país un nuevo episodio de persecución política de primer nivel. La democracia se sienta en el banquillo. Otra vez un juicio político a presos políticos para dar escarmientos políticos. Algo clásico en España

El pueblo catalán ha querido ser dueño de su destino; lleva siglos queriéndolo y mereciéndolo. Una gran parte del pueblo español –incluida la mayor parte de la izquierda– se aferra visceralmente a la idea de que esa voluntad democrática de soberanía es una declaración de guerra, un obstinado, anacrónico e insano plan para romper la España Una y Única, la sola concebible en el ideario constitucional heredado de la tradición borbónica, falangista y nacional católica española. “Romper España” suena tremendo, pero más tremendo aun suena el mantenerla uncida sólo por la amenaza y el uso de la fuerza. Más tremendo aun es que en una autocalificada democracia se tenga pavor al solo enunciado del derecho a la autodeterminación y se le defina como hostilidad entre los pueblos cuando es el más elemental procedimiento democrático para redefinir la relación entre ellos, los pueblos, desde la libertad y el respeto mutuo.

No es casualidad que se atrincheren tras la Constitución del 78, uno de cuyos propósitos fundacionales fue, precisamente, blindar política, judicial y militarmente la Patria Una de la dictadura franquista. Dice Sánchez que “dentro de la Constitución, todo; fuera de la Constitución, nada”. El problema es que dentro de esta Constitución no caben derechos democráticos tan elementales como la elección de la Jefatura del Estado o el derecho de autodeterminación, y que dentro del bloque constitucionalista las riendas están en manos de una panda de fanáticos reaccionarios sobredosificados que llevan a rebufo al mismo PSOE. Las diferencias entre ellos radican en sus estrategias electoralistas, no en el fondo del asunto. Ese es el constitucionalismo de 1978.

Se inicia un proceso contra los “golpistas” catalanes, que en realidad es un proceso que amenaza a todos los que disienten, a los que rechazan el pensamiento único…

El españolismo, que es manso y camarero ante las imposiciones de fuerzas exteriores –UE, EE.UU., FMI, BCE, etc.–, se torna violento y bravucón en lo que entiende como SUS dominios, SU casa. Un comportamiento similar al presente en muchos casos de violencia doméstica: sumisión hacia fuera, despotismo y crueldad hacia dentro. Todo “por amor”, “todo por la Patria”.

“Por la Patria”, cruelmente, van a ser juzgados a partir del próximo 12 de febrero los líderes sociales y políticos soberanistas de Cataluña, l@s pres@s politic@s catalan@s, acusados nada menos que de rebelión y sedición. Como esos delitos requieren el uso de la violencia y todo, absolutamente todo, el proceso sometido a juicio –del 20 de septiembre al 27 de diciembre de 2017− transcurrió en términos ejemplarmente pacíficos, el Estado pensó: “No hay de qué preocuparse. Lo que falta lo ponemos nosotros”. Y lo puso: brutal violencia policial en las calles y violencia-ficción en los atestados judiciales. Ningún juez europeo ha visto tal violencia por parte de los acusados ni tal rebelión, pero eso aquí no importa. Inventada la mentira solo caben dos opciones: rectificarla discretamente o agigantarla para que, al ocuparlo todo, parezca una verdad innegable. La (in)justicia española ha optado por la segunda opción. Es una maestra de la costura. Siempre ha sabido confeccionar hechos a la medida del delito deseado.
La serenidad de los “Jordis” y su llamamiento a la tranquilidad y la convivencia, el ejemplo de valor democrático dado por millones de catalanes el 1 de octubre de 2017 materializando el derecho a decidir en las urnas, la demanda de diálogo respetuoso desde las instituciones representativas de Cataluña y el cumplimiento de los programas por los que habían sido elegidos sus miembros… todo ello, en el disparate crónico que es España, ha desembocado en detenciones, prisiones prolongadas, exilios, procesamientos, censuras, inhabilitaciones, mucho 155…

Se inicia un proceso contra los “golpistas” catalanes, que en realidad es un proceso que amenaza a todos los que disienten, a los que rechazan el pensamiento único, a los que quieren expresarse y decidir y vivir en libertad… Nos juzgan a todos. Tomarse la democracia en serio es un grave delito en España.

En lo judicial, la suerte parece echada. Nos toca a los pueblos ocupar la escena. Merecernos o no la libertad. Ahora estamos todos exigidos a luchar por ella, con el apoyo a tod@s l@s procesad@s, con la defensa del Derecho a Decidir y el soporte a una República catalana libre y solidaria.

– Imagen de cabecera:
A veces el juego de imágenes y pequeñas frases, aclaran más que los grandes ensayos. Nosotras hicimos: CataloniaWars

Más artículos de Alejandro*
Más artículos de Iñaki*
* Miembros de la Asamblea de Redacción de LQSomos

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Señas de identidad: Julio Álvarez del Vayo

Redacción. LQS. Febrero 2019

En septiembre de 2016, se salvó in extremis la tumba de Julio Álvarez del Vayo en el cementerio de Saint Georges (Ginebra-Suiza) gracias a la gestión, siempre encomiable de l’Amicale des Anciens Guérilleros Espagnols en France – Forces Françaises de l’Intérieur (AAGEF-FFI). Sin su mediación, los restos de del Vayo y su esposa habrían ido a la fosa común.

A nosotros nos produjo alegría, e incluso tranquilad. Es un tributo a la memoria, a la nuestra y a la colectiva, a la historia de un país –el nuestro– que parece olvidar a cientos de personajes que nos han precedido y han sido ejemplo en la lucha por un mundo mejor.

Julio Álvarez del Vayo es casi un desconocido en el estado español, uno de los “borrados” de la historia. Militante del PSOE -cuando aún era partido republicano-, ministro de exteriores de la República durante la guerra civil, es recordado con orgullo y reconocimiento por toda la militancia antifranquista y especialmente por la que pasó por el Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (FRAP) del que fue fundador en 1971 (comités pro-FRAP) y que presidió hasta su muerte en 1975.

Toda una vida entregada a defender la República que combatió al fascismo, fue una de las caras más visibles de la diplomacia republicana en el escenario internacional y posteriormente un fiel defensor de la legalidad republicana en el exilio.

Abrimos un hilo de notas y colaboraciones, que se irán publicando a lo largo de este año 2019, para glosar la figura de del Vayo a lo largo de su vida política, rescatar para la verdad histórica su figura militante y lograr para él y su esposa una sepultura a perpetuidad como el digno Lugar de Memoria que merecen.

Algunos datos biográficos (1):

Julio Álvarez del Vayo y Olloqui
Villaviciosa de Odón (Madrid) 09/02/1891 – Ginebra (Suiza) 03/05/1975

“Vayo fue una de las caras más visibles de la República en el escenario internacional, con diferencia… Era un hombre capaz y realizó una labor más que digna durante toda la guerra; además de ser políglota, como Negrín, una rareza para la época y que le ayudó de cara a su papel en el exterior. Fuera de España era muy respetado”. (2)

Periodista. Hijo del general Juan Álvarez del Vayo y Navarro, realizó sus estudios secundarios en El Escorial, rompe con la tradición militar familiar, y decide estudiar Derecho en las Universidades de Madrid, Zaragoza y Valladolid donde se licenció.

En 1911 fue becado por la Junta de Ampliación de Estudios (JAE). Marchó a Londres para estudiar ciencias políticas y económicas en la London School of Economics, entró allí en contacto con Beatrice y Sydney Webb, bajo cuya influencia se adhirió al socialismo, para ingresar en el PSOE ese mismo año.

En 1913 se trasladó a Alemania, prosiguiendo sus estudios en la Universidad de Leipzig y participando activamente en el movimiento socialista alemán. Trabó relación con Rosa Luxemburgo, dirigente y teórica del socialismo de izquierda, a favor de la cual tomó posición. Fue protagonista de las campañas contra la I Guerra mundial y las movilizaciones que tuvieron lugar en protesta por el asesinato en Francia del líder socialista y antimilitarista Jean Jaurès.
A consecuencia de ello fue expulsado de Alemania, y tuvo que marchar a Nueva York donde, entre 1914 y 1916, fue corresponsal de El Liberal.

En 1916 regresó a Europa, concretamente a Dinamarca, con intención de llegar a Rusia como corresponsal de guerra. Al no lograrlo viajó a Alemania y posteriormente a Suiza, donde trabajó como corresponsal de guerra para los periódicos El Sol de Madrid, La Nación de Buenos Aires y Manchester Guardian, colaborando además con revistas españolas como Vida Socialista y España. En Berna frecuentó los grupos de exiliados antizaristas, donde conoció a Lenin pocos meses antes del regreso de éste a Rusia a bordo del famoso vagón sellado que atravesó Alemania.

Después de la guerra mundial trabajó como corresponsal de La Nación para Europa, residiendo sucesivamente en Viena (1919), Praga y Berlín (1920) y viajando a Rusia por vez primera en 1922 como miembro de la Comisión Nansen para la ayuda al pueblo ruso.

En 1918 se inició en la masonería con el nombre simbólico de «Luxemburg» perteneciendo a la logia «Ibérica» de Madrid.
Fue candidato del PSOE en las elecciones generales de 1919 y 1920 por Villena (Alicante) sin resultar elegido.
En 1920, junto con Luis Araquistáin y Juan Negrín, constituyó la empresa editorial España. Partidario de la Tercera Internacional, abandonó el PSOE en 1921, reingresando en la agrupación socialista de Madrid en 1925.

En 1924 fue nombrado representante en España para Europa del diario La Nación, viajó varias veces a la Unión Soviética escribiendo los libros La nueva Rusia (1926) y Rusia a los doce años (1929), como fruto de dichos viajes.
Durante la Dictadura de Primo de Rivera compaginó su corresponsalía de La Nación con la del periódico británico Manchester Guardian.

En mayo de 1926 estuvo en prisión por unas palabras de apoyo a Miguel de Unamuno, pronunciadas durante un banquete celebrado en honor del Dr. Tapia.

Tras la proclamación de la Segunda República, en junio de 1931, fue nombrado Embajador de España en México y con el reconocimiento de la Unión Soviética por parte del gobierno republicano fue designado Embajador de España en Moscú, aunque no llegó a tomar posesión de su nuevo destino a consecuencia de la caída del gobierno presidido por Manuel Azaña en 1933 y la constitución de uno nuevo, protagonista del llamado “bienio negro” de orientación filofascista, que paralizó el reconocimiento diplomático de la Unión Soviética.

En 1934 fue Presidente de la Comisión creada por la Sociedad de Naciones para restablecer la paz en El Chaco, región fronteriza entre Bolivia y Paraguay, cuya disputa había dado lugar a un enfrentamiento bélico entre ambos países. Elegido diputado por Madrid-capital en las elecciones generales de 1933 y 1936, formó parte en la legislatura 1933-1936 de la Comisión de Estado y en la legislatura 1936-1939 de las Comisiones de Estado, de Defensa Nacional y de Presidencia (suplente). Fue además miembro titular de la Diputación Permanente de las Cortes desde el 8 de abril de 1936 al 1 de octubre de 1938.

En julio de 1936, pocos días antes de la sublevación militar, acudió como miembro de la delegación de la UGT, presidida por Francisco Largo Caballero, al VIII Congreso de la Federación Sindical Internacional celebrado en Londres. Integrado en el sector de la izquierda del PSOE fue Ministro de Estado en los dos gobiernos presididos por Largo Caballero desde septiembre de 1936 a mayo de 1937, siendo además Comisario General del Ejército de la República y formando parte del Consejo Supremo de Guerra.

En mayo de 1937 rompió con Largo Caballero apoyando la designación de Juan Negrín como Presidente del Consejo de Ministros, en cuyo último gobierno, entre abril de 1938 y abril de 1939, ocupó de nuevo la cartera de Estado. Como representante español en la Sociedad de Naciones en Ginebra, denunció en la asamblea la ayuda prestada por Italia y Alemania al bando sublevado. También organizó la salida de España de los fondos del Museo del Prado que se encontraban en Figueras para trasladarlos a Ginebra, donde serían custodiados por el secretario general de la Sociedad de Naciones.

Partidario de la resistencia hasta el fin, con la idea de enlazar el conflicto español con el estallido de la inminente guerra europea, propuso continuar la batalla mediante la «guerra de guerrillas».

Tras la caída de la República, se exilió en Francia, México, Estados Unidos y Suiza. Desarrolló una intensa actividad como escritor, publicista y político al frente del sector del PSOE encabezado por Ramón González Peña, Ramón Lamoneda y Juan Negrín.

En 1945 acudió junto a este último a la Conferencia de San Francisco, donde se constituyó la Organización de Naciones Unidas. Fue expulsado del PSOE en 1946, junto a otros treinta y cinco militantes, entre ellos Max Aub y Amaro del Rosal, por la radicalidad de sus posiciones. Eran los comienzos de la guerra fría, y todo lo que no fuera abiertamente anticomunista fue penalizado y excluido.

Al inclinarse la Internacional Socialista, en febrero de 1948, por el reconocimiento como miembro de la misma del sector dirigido por Indalecio Prieto y Rodolfo Llopis, participó en la creación de la Unión Socialista Española, de la que fue presidente de 1951 a 1964.

En 1957 viajó por primera vez a China, invitado por las autoridades de la República Popular. Repitió visitas en 1961, 1967 y 1973 y fruto de ellas fueron sus obras Reportaje en China (1958) y China Vence (1964).

En 1964 fue promotor del Frente Español de Liberación Nacional.

Entre 1971 y 1973 se formó una amplia red de comités pro-FRAP en prácticamente todas las regiones de España. El FRAP se constituyó formalmente el 24 de noviembre de 1973, en una Conferencia Nacional celebrada en París, en la que Julio Álvarez del Vayo fue elegido presidente y se ratificaron sus puntos programáticos.

El 3 de mayo de 1975 falleció en Ginebra y fue enterrado en el cementerio de Saint Georges, tras la celebración de un acto laico al que asistieron el Presidente de la República Española en el exilio, José Maldonado, y el Jefe del Gobierno republicano, Fernando Valera.

«Me gusta que se me tenga por lo que siempre he sido: un socialista de izquierda, firme partidario de la unidad de acción obrera y en España defensor, dentro de la medida de mis posibilidades, de la unidad en la lucha contra Franco” (3)

Lo último que sabemos sobre la situación de su tumba fue «el interés de las autoridades españolas en asegurar su cuidado (el de la tumba) y mantenimiento».

Notas:
1.- Fuentes: Fundación Pablo Iglesias. Wikipedia. Entrevista a Álvarez del Vayo, Universidad de Alicante, Biblioteca Universitaria, Fonoteca.
2.- Entrevista a David Jorge, historiador en CTXT, 21 de diciembre de 2016
3.- Julio Álvarez del Vayo: Les Batailles de la liberté, F. Masperó, París, 1963, p. 302.

Inolvidable: Julio Álvarez del Vayo

Goya 2019: tres apuntes

Iñaki Alrui*. LQS. Febrero 2019

Ayer sábado 2 de febrero se realizo la 33 edición de los Premios Goya al cine realizado aquí, digamos que en el Estado español

Desde la alegría quiero compartir tres de las estatuillas que se entregaron. No es que un trabajo sea mejor por recibir un premio, es más, muchas veces pueden ser hasta recompensas manipuladas o falsas.
Ayer no fue así, lo suscribo por Babalú, los premios son una recompensa más a unos excelentes trabajos. Estos Goya harán mucho más visibles estos metrajes.

GAZA

Gaza: Una mirada a los ojos de la barbarie, uun trabajo Carles Bover y Julio Pérez del Campo que se alzó con el premio al mejor cortometraje documental.
Un claro y real retrato del terror que se vive día tras día en la franja de Gaza, una muestra a través de diversos personajes de la vulneración de derechos humanos que sufren diariamente y de la situación de bloqueo y posguerra en la que trata de sobrevivir la población palestina en la Franja.
Gracias a este premio el cortometraje, desgraciadamente en España sin circuito de proyección, será mucho más visto. Todo un placer oír desde el escenario “¡Viva la lucha del pueblo palestino!”. Ojalá ayude a que muchos ojos dejen de mirar para otro lado.
Curiosamente, este pasado viernes el mismísimo Arzobispo de Madrid prohibía el pase de este documental en la Parroquia de San Carlos Borromeo, siguiendo la tradicional costumbre patria de aplicar la CENSURA.

CARMEN Y LOLA

Carmen y Lola, Carmen y Lola fue recompensada con dos estatuillas, una fue para Carolina Yuste como mejor actriz de reparto y la otra para su directora, Arantxa Echevarría.
Una película valiente y rompedora, para incluir, integrar y romper moldes tradicionalistas y puritanos.
Tenemos la suerte de contar en esta web con los escritos de Carlos Olalla, gracias, nos llevó a muchas a verla y a utilizar el boca a boca en todo nuestro entorno.
Muchísima alegría de ver a Arantxa recoger su Goya a la mejor dirección novel, y más aun al oír sus palabras: “La madurez de una sociedad se mide por el lugar que ocupa la mujer en ella. Así que tenemos que pensar mucho si España es suficientemente madura”. Enhorabuena!!!

Y aquí nuestra crónica: Carmen y Lola

EL SILENCIO DE OTROS

El silencio de los otros, recibió el premio al mejor documental. Almudena Carracedo y Robert Bahar lo dedicaban a “las miles de víctimas supervivientes, las que se nos han ido y las que luchan día a día hoy por su derecho a la justicia y la verdad”.
Y es que detrás de este trabajo hay miles de protagonistas que, en torno a la lucha por la Verdad, La Justicia y la Reparación, han dado vida a este largo proyecto memorialista de futuro.
Para los que hacemos esta web, este reconocimiento es muy especial. Hemos estado ligados desde el principio al nacimiento de la Querella Argentina, y much@s de los que dan voz directa a este documental son parte activa de esta humilde web: Pablo, Manolo, Rosa, Luis… Pero el documental es una película sin protagonistas con nombre propio: El silencio de otros es un relato coral; hemos ido viendo como se hacía, se grababa, en actos, concentraciones, en la larga lucha que es buscar la Justicia histórica en este país.
Ayer cuando vimos a los acompañantes de Almudena Carracedo y Robert Bahar para recoger el Goya, nos sentimos representados y premiados en ese largo camino, que aun nos queda por recorrer, para dar luz a la oscuridad impuesta.

Gracias a tod@s por permitirnos soñar en futuro, cargados de presente.

#Goya2019 #ElSilencioDeOtros #Gaza #CarmenYLola
Más artículos del autor
* Miembro de la Asamblea de Redacción de LoQueSomos
En Twitter: @IkaiAlo

Breves para Lolo Rico

Iñaki Alrui*. LQS. Enero 2019

«La oferta televisiva para niños es escasísima. Lo que hay son programas contenedores, en los que, con unas presentaciones triviales, de lenguaje muy pobre y contenidos nulos, se introducen una serie de productos -principalmente telefilmes y dibujos- de baja calidad, comprados en lote. Casi siempre va para los niños lo peor y lo más barato, y no hay una baraja de opciones. El mismo programa contenedor aparece en todas las cadenas. La programación general es hoy tan burda para mayores como para niños, y a los mayores les dan lo que a los niños, solo que elevado al cubo… sexo y violencia»

Lolo rico nos ha dejado en la madrugada del pasado domingo 20 de enero.
Para los que no la conozcan ¡Busquen! y descubran, y si puede ser lean TV, fábrica de mentiras: la manipulación de nuestros hijos.

«Tienes 15 segundos para imaginar algo; si no se te ha ocurrido nada, es que ves demasiado la tele»

Otra televisión fue posible, y ella fue de las que la hizo real, siempre recordada por La bola de cristal, un programa supuestamente dedicado a un público infantil y adolescente, que se hizo con una audiencia de todas las edades, un programa lleno de creatividad e inconformismo que nos llegaba de la mano de los Electroduendes, con personajes como la Bruja Avería, el Hada Truca o el Hada Vídeo, a destacar la parte del ‘Librovisor’, con la que se acercaba a los más pequeños a la lectura.

«La televisión insensibiliza para la violencia real, hace que ésta parezca menos importante que la que se ve en pantalla»

Como guionista y anterior a La bola de cristal trabajo para programas como de La casa del reloj y Un globo, dos globos, tres globos, apuestas innovadoras a principios de los setenta para un TV en blanco y negro tal como lo era todo el estado español.
También en los años 70 escribió y dirigió para RNE el programa infantil Dola, Dola, Tira la bola, en el que creó el personaje de Dola, que le valió un Premio Ondas en 1977.

“Se puede hacer una televisión ética que favorezca el conocimiento, la convivencia, la inteligencia creadora y la curiosidad por el saber”

Lolo Rico publicó una larga lista de libros dedicados, en su mayoría, a jóvenes lectores, como «El libro de la bola de cristal», «Cómo hacer que tus hijos lean: análisis y recetas», «Si tu hijo te pide un libro», «TV, fábrica de mentiras: la manipulación de nuestros hijos», «Nosotros estamos aquí», «El dragón en el bolsillo» y «¿Cómo es posible que el tiempo pase tan deprisa y yo no me dé cuenta?».

Esa forma de hacer televisión no podemos decir que la echaremos de menos, apenas la hemos podido ver, salvo excepciones podemos decir que no ha existido. Lo peor de todo es que programas como La bola de cristal hoy no serian posibles, y levantarían criticas feroces, boicots, dimisiones y denuncias. Al fin y al cabo nos tratan como ha tontos (¿nos dejamos?) y eso se ve según se enciende el televisor.
¡Me importa un vatio!

Gracias Lolo Rico por esa televisión que tú hiciste posible.

“Mi único mérito fue hacer un programa que no creía que los niños son tontos, y rodearme de un equipo estupendo”

Un “breve” más: Nos lo recordaba hoy Joseba Permarch, y es parte de lo que hace más grandes a las personas, como así lo fue Lolo Rico:
“En 1997 acudió como perito al juicio de la Mesa Nacional de Herri Batasuna y  reivindicó el dialogo y la paz para Eusjal Herria… en plena ilegalización de Herri Batasuna, colaboró en la iniciativa Aukera Guztiak reivindicando los derechos civiles y políticos de los sectores ilegalizados y su derecho a estar presente en la elecciones…”

Más artículos del autor
* Miembro de la Asamblea de Redacción de LoQueSomos
En Twitter: @IkaiAlo

Presas del olvido: Danza de las palabras

Cristina Ridruejo / Iñaki Alrui*. LQSomos. Diciembre 2018

Trenzas en movimiento sobre la historia reciente de lo que fue la larga noche del franquismo y reivindicación de la palabra mujer, mujeres

Escritos contra el olvido

Tomasa Cuevas, una vida llena de cárcel, represión, lucha y utopías. En los años setenta, magnetofón de antaño en mano, se recorrió la península en busca de compañeras presas y recogió su testimonio oral, luego todo lo publicaría en Testimonios de mujeres en las cárceles franquistas.
En 1978 Juana Doña (también: una vida llena de cárcel, represión, lucha y utopías) publica Desde la noche y la niebla, con prólogo de Alfonso Sastre ¡admirable!. Un libro autobiográfico, testimonio novelado, en que con historias reales deja bien clara la importancia de las mujeres en la lucha de resistencia antifranquista.
En 1982 Consuelo García publica Las cárceles de Soledad Real (Otro ejemplo de dignidad, Soledad: una vida llena de cárcel, represión, lucha y utopías)

De estos relatos, vivencias reales, y de los de otras mujeres, arranca Presas del olvido

Movimientos abstractos: danza de las palabras

Desde la escena nos trasladan al 19 de noviembre de 1933, son las primeras elecciones en que la mujer ejerce su conquistado derecho al voto. La alegría es inmensa y ya se respira en la sala… ¡Silencio! la función comienza.

Mujeres, urna, hermosa tricolor, risas, canciones, libertad, papeletas, todo es un barullo o un pequeño estallido de algarabía, porque las que están, las que nos lo cuentan son luchadoras, motores de transformación social, son republicanas, las primeras feministas de nuestra historia, tienen todo por ganar y van a pelearlo.

Trío coral de voces para canciones de compromiso en una alegría que se va apagando con la sublevación fascista. Alterados movimientos en la escena hacia ninguna parte, búsqueda de aire, o mejor: necesidad de viento fresco.

La guerra, sobrecogedora. Con muy poco estás ahí. Solo unas luces vibrando, focos girando enloquecidos y ante ti, tres mujeres alternando estilizados pasos de danza con cuerpos arrastrándose, retorciéndose de la manera más desgarradora. A un lado, una mujer formando un retrato vivo de Francis Bacon, expresión certera de la sinrazón.

Y explota la danza, discontinuidad desigual de movimientos determinados que cambian hacia lo dubitativo desde la fragilidad de lo humano.
Son las mismas pero cambian, ahora la tríada lleva otra ropa y hasta otros cuerpos que suben y bajan desde el desquicio a la pausa acompañadas de gritos sin voz y de silencios escandalosos.
Ahora caminan entre muertos, entre palizas, acompañadas de chinches y piojos, esperando un fusilamiento o poder matar el hambre.
No presencias la coreografía, de pronto te encuentras sumergida en la cárcel, en la tortura. No lo ves desde fuera: los gestos, las figuras de danza son tan conmovedores que estás dentro, estás allí con esas mujeres, viviendo su calvario, su sufrimiento y también sus momentos de ternura, de camaradería. La maternidad, la desesperación. No hacen falta palabras: lo entiendes todo porque lo sientes todo, imposible permanecer al margen.

Los pies llevan un rato descalzos, vínculos directos a la tierra, raíces en lo humano entre la pasión y el miedo. Ahora el relato es drama.

No rendirse, quererse, cuidarse, sobrevivir, ayudarse, son mujeres y lo hacen. Entre todas construyen: madres, hermanas, parejas, milicianas, presas que no serán nunca del olvido, son vida que fluye y no se doblega, sed de futuro en baile visceral que fluye para la rebeldía.

¡Mujeres somos!

Una visión femenina que tan poco nos han contado, la vida de las mujeres en la cárcel: las torturas son similares, pero hay que sufrirlas con unos paños —las compresas de entonces—; las rejas son las mismas, pero hay que pasar ahí dentro un embarazo, un parto, la desesperación de no poder alimentar a tu bebé y lo peor: perderlo. El hambre, el frío, la suciedad. Las veladas haciendo punto, el cariño, las risas en femenino, la consternación y el desaliento: el tiempo largo, larguísimo, de la cárcel, suspendido en el aire eterno de la danza.

Danza de transgresiones para la Verdad, la Justicia, la Reparación.
Mucha valentía artística en la compañía The Little Queens. Mamen Agüera, Patricia Gimeno García y Nuria Gil López se revuelven con sus cuerpos entre el miedo y la rabia para emocionarnos con su defensa de la libertad.
Están presas y sin embargo su dignidad las hace libres como lo es su baile, que hace de la danza una quimera. Gracias.

La función termina, resuenan los aplausos. Pero el silencio sigue, nos lo llevamos dentro, nos han narrado tanto dolor, tanta lucha… tanta rebeldía. ¡Romper el silencio!

Ficha artística

Dirección coreográfica: Mamen Agüera
Intérpretes: Mamen Agüera, Patricia Gimeno, Nuria Gil López
Composición musical: Daniel Salamanca, David Morales
Música base: Paloma Carrasco López
Asistencia voz: Ana Crouseilles Bástida
Mezclas de estudio: Lisi Búa
Diseño de iluminación: Pilar Duque de Estrada
Técnica: Pilar Duque de Estrada
Vestuario: Karmen Abarca Llorente
Cartel: Jorge Bayo
Diseño gráfico:Daniel Salamanca
Fotografía: Claudio Palazzo
Gestión: Coro Bonsón

Nota uno: Lo peor de ir a una representación como esta es acudir el ultimo día, y llenarte de rabia por no poder decir a l@s tuy@s que vayan a verla, que no se la pierdan. Deseando que la pongan de nuevo en escena, porque hay que verla ¡Necesidad!

Nota dos: … Además nos anuncian el cierre del Teatro de la Puerta Estrecha, la especulación en Lavapiés avanza a pasos largos. Menos mal que nos aseguran que volverán a encontrar local en la zona y reaparecerá el local teatral en primavera del 19, lo creemos, sabemos que hay ovarios para eso y para más.

* Miembros de la Asamblea de Redacción de LoQueSomos

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

La muerte escondida

Iñaki Alrui*. LQS. Diciembre 2018

La voz, siempre clara, interpela permanentemente al espectador, cuenta, se explica, asciende al grito o baja hasta el susurro y se explaya, extraordinaria…

Desde el silencio, cuatro ángeles custodios guardan lo que será escenario durante ochenta minutos. La luz abre este monólogo, que, a veces, se hace dúo.

Mariana nos cuenta una historia, un plan o un sueño antiguo, que es herencia familiar transmitida en secreto. El relato es drama, dolor de veteranos republicanos, represaliados por sus ideas, su dignidad y su compromiso. Es, también, una historia de amor inesperado, irracional y hasta suicida.

Estamos ante un proyecto muy personal de Pilar Gual y Ion Arretxe. Pilar da voz y vida a este monólogo. Es Mariana, en una interpretación llena de nerviosos movimientos por el escenario, como si fuera un ring, dubitativos o resolutivos, desquiciados unas veces, pausados otras. La voz, siempre clara, interpela permanentemente al espectador, cuenta, se explica, asciende al grito o baja hasta el susurro y se explaya, extraordinaria, en la canción. Mira a la cara como el retrato de una pinacoteca. Gabriel Andújar se hace cómplice necesario para la historia.

Ion Arretxe escribió el texto, y en la obra se ve claramente su mano y su mirada, sus ojos de niño de escuela asombrado ante los juegos de números y palabras, encandilado por los cuentos y las canciones y los acertijos fantásticos… Ion era un ilustrado, siempre desbordante de datos e historias maravillosas. Le echamos de menos, siempre lo haremos.

Bravo por Pilar Gual, por haber tirado de este proyecto, por darle luz, por su valentía artística, por ser un magnífico ejemplo de lo que es su oficio. Y un detalle más: borda la interpretación de los temas musicales; por algo es una reputada voz en el mundo del jazz.
Sólo me queda decir que vayas a verla y que la disfrutes.

Sinopsis

Mariana, una atractiva mujer de unos cuarenta años, responsable de limpieza del Valle de los Caídos, tiene un plan que llevar a cabo: vengar la humillación que supuso para su abuelo trabajar como preso político en la construcción del monumento. Pero en el camino surge un gran obstáculo. Mariana se enamora de uno de sus enemigos a vencer. Seremos testigos de su lucha interna, su historia personal y la de su familia que, como la de otras muchas familias, fue marcada por un país separado por lo absurdo: la guerra.

Ficha artística

Idea original: Pilar Gual y Ion Arretxe
Texto: Ion Arretxe
Dirección: Chema Rodríguez-Calderón
Reparto: Pilar Gual y Gabriel Andújar
Música original y espacio sonoro: Miguel Magdalena
Diseño de iluminación: Diego Velázquez
Escenografía: Belén Zahera

¿Dónde y cuando?

Teatro del Barrio: Calle Zurita, 20. Madrid
https://www.teatrodelbarrio.com/
En este mes de diciembre, a las 20:00 horas el jueves 27, viernes 28, sábado 29, domingo 30

«La muerte escondida» o cuando canta el gallo rojo

Más artículos del autor
* Miembro de la Asamblea de Redacción de LoQueSomos
En Twitter: @IkaiAlo

L’estaca en Madrid. No hay Justicia

Iñaki Alrui*. LQS. Diciembre 2018

¿No ves la estaca
a la que estamos todos atados?
Si no conseguimos
liberarnos de ella
nunca podremos andar.

Que no veus l’estaca
on estem tots lligats?
Si no podem desfer-nos-en
mai no podrem caminar!

Es sábado y Madrid amanece frío y embelesado por una navidad que todavía no es, aunque ya hace tiempo que empezaron a vendérnosla.

¡No hay Justicia! puede ser un grito, una consigna, exclamación, afirmación. Justicia no hay, por lo menos para algún@s, una gran mayoría de la sociedad, la INjusticia nos toca a tod@s, incluso a l@s que no lo saben.
En esta ocasión No hay Justicia es todo lo anterior sumado en una concentración frente a las puertas del Tribunal Supremo, una iniciativa que partió de la organización Clam per la llibertat (Grito por la libertad) y que se ha extendido a todo el Estado español. En No hay Justicia entramos tod@s.

En la plaza entre l@s vecin@s de Madrid se aprecia la fuerte presencia de catalan@s que se han desplazado para participar en este concentración, también de Andalucía y pequeños grupos de País Valenciá, Euskadi…

Cristina Fallarás, periodista y comprometida con la verdad, será la conductora del acto en el que dará la palabra a Manuel Colomer, del colectivo Valencia sin Mordazas; a Óscar Reina, portavoz del Sindicato Andaluz de Trabajadores; a Alicia López, de la Asamblea Feminista de Madrid; a Paca Blanco, de Ecologistas en Acción; a Lucía Nistal, de la UAM, en nombre de las consultas populares sobre monarquía o república que están recorriendo universidades, pueblos y barrios de Madrid; y por ultimo Pol Leiva; de la Asociación Catalana de Derechos Civiles.

Tod@s nos hablan de Libertad, de la necesidad de seguir este camino que se abre aquí con No hay Justicia, de la salvaje regresión del Estado español, y constantemente hay un recuerdo para l@s pres@s politic@s. La actualidad catalana tuvo gran peso en el transcurso del acto.

Desde la plaza constantemente se oyeron voces que coreaban «No hay justicia», «1 de octubre, ni olvido ni perdón», “Libertad presas políticas”, “En este tribunal todo huele mal”, o gritos contra la injusticia o a favor de la República.

En el manifiesto de la iniciativa No hay Justicia se denuncian cientos de casos de injusticias, así como las malas prácticas clientelares en el ascenso a la carrera judicial. Casos sangrantes como el de los jóvenes de Alsasua, el No caso 14:N de Logroño, la represión en Cataluña, la Manada… o de temas que lleva años arrastrando esta llamada “democracia” como los bebés robados o la falta de Verdad, Justicia y Reparación hacia tod@s los luchadores contra la dictadura franquista.

Juanjo Anaya y los Incrédulos cerraban el acto con el canto a la democracia que es L’estaca, ahí en el centro de Madrid, en el corazón de la INjusticia que vivimos todos los días.

La iniciativa No hay Justicia acaba de arrancar como aglutinadora de luchas, es momento de confluir para defender la libertad y nuestro derecho a ejercerla.

Si yo tiro fuerte por aquí,
y tú tiras fuerte por allí,
seguro que cae, cae, cae,
y podremos liberarnos.

Si jo l’estiro fort per aquí
i tu l’estires fort per allà,
segur que tomba, tomba, tomba,
i ens podrem alliberar.

Notas:
Gran trabajo aglutinador en la Web de No hay Justicia de casos muy ilustrativos
100 organizaciones convocan a una concentración bajo el lema “No hay justicia!”
No hay Justicia

Más artículos del autor
* Miembro de la Asamblea de Redacción de LoQueSomos
En Twitter: @IkaiAlo