Cuba: el deporte como derecho

Iris De la Cruz Saborit*. LQS. Diciembre 2020

Derecho y bienestar del pueblo

Fue el 23 de junio de 1894, en París, gracias a una incansable labor de Pierre de Coubertín, cuando surgió el Comité Olímpico Internacional, y los primeros Juegos con esa condición se celebraron dos años después, en Atenas. Es decir, el ya cercano 2021 festejará el aniversario 125 de estas lides competitivas, y en ese vasto periodo de tiempo, Cuba ha ­transitado por dos ­sendas: la de casi el anonimato, y otra en la que disputa el protagonismo con grandes potencias.

¿Cómo pudo un pequeño país cambiar de sendero en una ruta extremadamente exigente? La respuesta pasa por un eje transformador, sobre el cual solo podía girar una obra participativa e inclusiva, pues era la única forma en que el país podía partir de cero hasta encumbrarse en el firmamento ­mundial. Además, solo así la cultura física, como expresión general del movimiento deportivo, sería capaz de alcanzar un valor eminentemente social y romper el carácter exclusivo y elitista de su práctica, como se evidenció en la primera mitad del siglo XX.

Si este pequeño país es hoy uno de los 20 primeros, exactamente el 16, en esos 125 años de historia; si es uno de los 18 que tiene más de 220 preseas olímpicas y de los 16 que pasan de 75 lauros de campeones en el máximo concierto atlé­tico del planeta, además de contar con la pericia de los entrenadores, la combatividad y la lealtad de sus atletas, es porque, desde ese mismo movimiento deportivo, se ha forjado un pueblo sano, con una vasta cultura del ejercicio físico, y porque la Revolución empoderó a la educación física en la formación integral de sus hijos. Y eso, sin chovinismo, moleste a quien le moleste, solo es posible en un modelo socialista, en el cual el gordito, el flaquito, el grande o el bajito, el negro y el blanco, la mujer y el hombre, el que tiene mucho o el que tiene poco, cuentan.

Clic sobre la imagen para aumentar

Y la hazaña, sin rodeos ni retórica, se ha hecho en medio de este proceso soberano e independiente, que ha sido capaz, según las palabras de su líder principal, el 24 de agosto de 2008, de tener sentido del momento histórico. El propio Fidel dijo que representamos solo el 0,07 % de la población mundial, y que los adelantos científicos en el deporte, sustentados en una carrera comercial sin freno, no están al alcance del 80 % de la población mundial, de la cual forma parte Cuba. Por eso la obra ha sido capaz de ajustarse, de generar mediante la exportación de servicios altamente calificados sus ingresos, y de incursionar, como se hace desde 2014, en el entramado de circuitos atléticos profesionales.

Pero se ha hecho sin abandonar los principios fundacionales en esta esfera, y manteniendo lo que, 62 años después, es una de las grandes conquistas: el deporte como derecho.

Otras miradas del deporte en LoQueSomos

* Nota publicada en el diario Granma

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar