Imágenes policiales = castigos penales

Interior perseguirá la difusión de imágenes de policías en internet.

#leymordaza #stopcodigopenal  @SOSLibertades

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha asegurado que la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana pretende "buscar un equilibrio en la protección de los derechos de los ciudadanos y de los de las fuerzas de seguridad".

El director general de las Policía, Ignacio Cosidó, ha avanzado hoy que la próxima Ley de Seguridad Ciudadanaprohibirá la captación, tratamiento o difusión en internet de imágenes de agentesen el ejercicio de sus funciones si ponen en riesgo su persona o la operación en la que están trabajando.  Sus declaraciones no son ninguna sorpresa, por parte de LQSomos lo que nos tememos es ¿cuál será el criterio para definir esos riesgos?

Así lo ha manifestado Cosidó en un encuentro con varias centrales del sindicalismo “amarillo”, para analizar las consecuencias de la crisis en el trabajo de las fuerzas se seguridad. Literalmente, ha asegurado que prohibirá "la captación, reproducción o tratamiento de imágenes, sonidos o datos de miembros de las fuerzas de seguridad en el ejercicio de sus funciones cuando puedan poner en peligro su vida o en riesgo la operación que están desarrollando".

Para el director de la Policía esta medida que pretende proteger la intimidad personal y familiar de los agentes y garantizar el derecho a su honor e imagen y con la que el Gobierno, ha dicho, "da un paso al frente" para dotar de más seguridad el trabajo de la Policía "desde la legalidad y el estricto cumplimiento del Estado de Derecho". Aquí LQSomos, también queremos entender que  la “legalidad y el “Estado de derecho” lo hacen los que gobiernan, aunque sea de espaldas al pueblo, como es el caso actual.

Cosidó ha aprovechado también para manifestar su apoyo al anteproyecto de reforma del Código Penal, que, a su juicio, sienta "las bases para la prevención y persecución de las conductas que atentan gravemente contra el orden público". Sorprende esta afirmación constante por parte del director de la policía y de gran parte de nuestros gobernantes, cuando si hacemos la odiosa comparación con la llamada “Europa del bienestar” SI somos el país que tiene más presos, más policías y ¡ojo! menos delitos por habitante mientras se tienen las normas penales más severas, y cada día a más.

No especifica qué imágenes pueden "poner en peligro la vida de los agentes o la operación que están desarrollando", nos quedamos con la “incertidumbre”, pero nos temeos lo peor.

Entre algunas de las novedades que incluirá el Código Penal, el director de la Policía ha recordado que la definición de delito de atentado variará para incluir en él todos los supuestos de acometimiento, agresión, empleo de violencia o amenazas graves de violencia sobre el agente de las fuerzas de seguridad o miembros de servicios de asistencia y rescate.

Por su parte,la acción de resistencia pasiva, junto a la desobediencia, se mantiene penada con entre seis meses y un año de cárcel. La falta de desobediencia desaparece, pero se sancionará como infracción administrativa en la Ley de Seguridad Ciudadana.

Otra novedad afecta a la alteración del orden público. La pena se agrava cuando se porten armas, se exhiban simuladas o se realicen actos de violencia con peligro para la vida o integridad de las personas, así como los actos de pillaje.

También se castigará la difusión de mensajes que inciten a la comisión de algún delito de alteración del orden público o actos de violencia, pero no la simple convocatoria a movilizaciones.

El Ministerio del Interior ha explicado más tarde que la propuesta anunciada este jueves por el Director General de la Policía está plasmada en un documento de trabajo relacionado con la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana que se encuentra aún en fase de estudio y cuyo objetivo no sería impedir que se graben imágenes o se tomen fotografías en manifestaciones realizadas en la vía pública.

Fuentes del Departamento que dirige Jorge Fernández Díaz se han referido como supuestos en los que sí se podría aplicar esta medida a aquellos casos en los que la presencia de cámaras de televisión pudiesen poner en peligro el desarrollo de una operación policial o una detención. Si una operación policial es secreta, por seguridad, ¿quién va con las cámaras? o es que convoca el departamento de prensa de la policía directamente.

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar