Italia: pierde Monti

La mayoría de  análisis de los resultados de las elecciones italianas  las presentan como un gran circo donde destacan dos payasos  Berlusconi y Beppe Grillo. Pero hay otros elementos a tener en cuenta.
 
El primero  es el fracaso electoral de Mario Monti, el hombre  que ocupó la plaza de primer ministro  gracias a una especie de  golpe de Estado dirigido por los líderes más poderosos de la zona euro y   una vez en el gobierno aplicó una  austeridad fiscal feroz y atacó con saña los  derechos laborales.
 
El segundo es el descenso en la participación electoral,  la más baja desde la Segundo Guerra Mundial. Esta es una tendencia generalizada en buena parte de los países y que muestra la desconfianza hacia la élite y el orden político existente.
 
El tercero es la victoria pírrica del PD, o sea, del partido de centro izquierda. Ha capitalizado una parte del voto contra la austeridad, pero la fuerza que con ello obtiene  es débil, igual que lo han sido las garantías que ha dado a los electores de oponerse hasta las últimas consecuencias a los designios de la troika.
 
El cuarto es, ciertamente, el resultado inesperado de Berlusconi. Sigue contando con importantes apoyos y tendrá la mayoría del senado. Berlusconi ha podido presentarse como  víctima del golpe de estado de Mario Monti y una  parte de su voto es a la vez un voto tonto  contra  la troika.
 
Y el quinto elemento es, ciertamente, el resultado espectacular de Beppe Grillo, un voto contra el euro y según parece,  contra todo lo existente, que se beneficia de una corriente general de oposición a la austeridad pero que a la vez es  incapaz de percatarse de la verdadera naturaleza de esta crisis capitalista.
 
La situación de las clases trabajadoras italianas es  dura pero los problemas del capitalismo italiano también son muy serios.
 
Ahora quien está en mejores condiciones para gobernar  es el partido de centro izquierdas. Lo único que podemos esperar de este partido  es que la política de austeridad no empeore.
 
 

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar