La misteriosa desaparición de los pezones

Por Cristina Ridruejo*. LQSomos.

Hoy en día no se venden sujetadores, se venden tetas ya hechas y sin pezones. Tetas artificiales, tetas de dibujos animados, tetas puritanas, tetas prefabricadas.

Antes no ocurría así, solo usaban sujetadores «con relleno» las mujeres que consideraban que sus pechos eran demasiado pequeños, pero ahora hace bastante tiempo ya que es difícil encontrar sujetadores sin relleno; de hecho, hay toda una generación de mujeres jóvenes que empezó a usar sujetador ya en esta situación, con lo que ni se les ha ocurrido pensar que antes la mayoría de los sujetadores eran sin relleno y no «push up», el anglicismo que se usa ahora para «con relleno» y que está muy bien ideado para impedir su cuestionamiento porque no tiene carácter binario (con relleno/sin relleno), sino que es absoluto, no admite opciones. Los «push up» se hacen, sorprendentemente, para todas las tallas, incluso las grandes: todas las mujeres deben lucir estas tetas de photoshop que nos venden.

El mes pasado, el Ministerio Noruego de Infancia e Igualdad prohibió (1) que las fotografías de los anuncios publicitarios, y también las imágenes que difunden en internet las influencers, sean retocadas o tratadas con filtros para disimular «imperfecciones» o arrugas en la piel, alterar las curvas naturales, acentuar los labios para que resulten más sugerentes, etcétera. En Francia, se aprobó en 2017 el «decreto Photoshop»: las fotografías publicitarias en carteles o revistas de moda están obligadas por ley a llevar un aviso si la foto ha sido retocada (2).

La marca británica Debenhams abandonó los retoques hace ocho años y lanzó estas imágenes describiendo lo que ya no iban a hacer. Merece la pena fijarse en que, entre todos estos retoques estúpidos e innecesarios, sobre los pechos no se tocaba nada porque el propio sujetador ya hace ese retoque, solo que no digital sino físico. Pinchar sobre la imagen para ampliar

Son medidas que espero se generalicen para desmontar la belleza irreal que nos venden pero, además de eso, todas nosotras tenemos mucho que decir y que hacer en esta tergiversación de nuestra apariencia. Las feministas de los setenta quemaban sujetadores, y cada vez lo comprendo mejor, porque representan perfectamente la obligación de encorsetarse en unos estereotipos artificiales y a menudo incómodos para deleite del hombre; y estas redondeces sin pezones de ahora están diseñadas en concreto para el deleite del hombre puritano.

Porque la «misteriosa» desaparición de los pezones en los sujetadores con tetas «listas para llevar» no se ha producido por casualidad, sino que es producto de la era actual de puritanismo en que vivimos, en pleno retroceso de derechos de toda clase. En los retoques de photoshop que mencionaba antes, una parte que no se retoca nunca son los pechos, pues los sujetadores ya los presentan «photoshopeados».

Desde mi humilde rincón, propongo plantar cara al puritanismo y también al modelado ficticio de un ideal de belleza femenina que no es real y que confunde y hace sentirse mal con sus cuerpos a miles de mujeres y niñas.

Propongo a todas boicotear las tetas de photoshop. Sintámonos a gusto con nuestros pezones, con nuestros volúmenes, sean mayores o menores, y con nuestras supuestas «imperfecciones». Que no vendan ni una unidad más de esas tetas prefabricadas. ¡Vivan las tetas al natural! ¡Vivan los pezones!

1.- Noruega prohíbe a las ‘influencers’ retocar sus fotos
2.- El «decreto Photoshop» un año después

* Miembro de Mujeres x la República. Forma parte del colectivo LoQueSomos
Más artículos de la autora

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar