La placa mala y la placa buena en la Residencia de Estudiantes (CSIC)

Cristina Calandre Hoenigsfeld. LQS. Marzo 2019

Placa mala

Recientemente he visto que han quitado la placa que había en la fachada de uno de los edificios gemelos de la Residencia de Estudiantes, quedando un vacío, donde estaba antes la placa del “sitio español de patrimonio europeo”, un galardón de muy dudosa creación, por parte de España y de otros países europeos, así como de la propia Comisión Europea, que estaba como observadora.

En el caso concreto de dicho galardón a la Residencia, en el año 2007, se ocultó la historia del Hospital de Carabineros que se situó en dicho lugar durante los años de la guerra civil, 1937-39, curando de una epidemia de malaria a los cientos de milicianos que la contrajeron en los frentes de Madrid (1).

Como el director de dicho ejemplar hospital, fue mi abuelo, el eminente cardiólogo doctor Luis Calandre Ibáñez, y también subdelegado de la Junta para ampliación de Estudios, proteste ante el ministerio de Cultura español, encargado de seleccionar dichos lugares, y luego ante la propia Comisión Europea, y Parlamento Europeo.

Más recientemente lo hice con una carta al director de Memoria Histórica del Ministerio de Justicia.

No sé qué organismo ha obligado a retirar dicha placa, que va contra la Ley de la Memoria Histórica que dice: “hay que honrar al cuerpo de carabineros”, pero el caso es que queda la fachada en evidencia.

Placa buena

Para ese vacío propongo que se coloque la placa aprobada por el Ayuntamiento de Madrid, en noviembre del 2018 (2), en honor del Hospital de Carabineros y del Dr. Calandre.
El Ayuntamiento recientemente me dijo que la placa ya está elaborándose (junta a otras muchas), pero que no saben cuándo la colocaran, esperan que en el mes de Mayo.
En esa misma fachada, está la placa al poeta Federico García Lorca, y la entrada a una recreación de su habitación, como cuando vivía como residente.
Propongo que se haga lo mismo, con la placa del Hospital de Carabineros, y se habilite un espacio para recrear lo que se hacía en dicho Hospital, con las fotos del Álbum Calandre, que mi familia dio en “custodia” a la Residencia en el año 1990 y así poder explicar al público, la gran labor que se llevó a cabo por la II República, en defensa de la legalidad republicana.
También propongo que se rehabilite el refugio antiaéreo que se construyó para proteger a los milicianos de las bombas nazis fascistas que se encuentra debajo, medio destruido.

Notas:
1.- Residencia de Estudiantes, Sitio español de Patrimonio Europeo
2.- El Comisionado de la Memoria Histórica propone poner placas a 32 personas o colectivos

Más artículos de la autora

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Deja un comentario