Manipulando la historia: exposición sobre la malaria en la Biblioteca Nacional

De los 6 grandes bloques en que está dividida la exposición, ninguno hace referencia a la lucha antipalúdica que tuvo lugar durante la Guerra Civil española. En el quinto espacio “Las campañas antipalúdicas españolas” se divide entre antes y después de la guerra, obviando los tres años que duró la contienda. Esto mismo se plasma por escrito en el catálogo.

Durante esos difíciles momentos se desarrolló una grave epidemia de malaria, extendida por los frentes de Madrid. Este triste acontecimiento lo encontramos documentado en varios libros, artículos, etc. que voy a enumerar en parte:

La sanidad del Ejercito Republicano del Centro, del Dr. Estellés Salarich, publicado por  Monografías Beecham. Los médicos y la Medicina en la Guerra Civil, Madrid 1986, pagina 52.

– Revista de GEFREMA (Grupo de estudios del Frente de Madrid), noviembre del año 2007, Cristina Calandre.

Un refugio bajo los chopos, por  Rafael Fraguas, E País, 9 de agosto de 2007.

Luís Calandre Ibáñez, médicos murcianos de la Escuela Histológica española, por J. Manuel Sebastián, coordinado por el catedrático de Historia de la Medicina, Pedro Marset, Universidad de Murcia, 2008, pagina 111.

El Dr. Luís Calandre y la actividad sanitaria y científica en la Residencia de Estudiantes, por Cristina Calandre, revista Cartagena Histórica, editorial Aglaya año 2008.

El Dr. Luís Calandre Ibáñez, de la Junta para Ampliación de Estudios al exilio interior, de Cristina Calandre Hoenigsfeld, edita Silente Memoria Histórica, año 2008.

El Reconocimiento de la categoría Patrimonio Europeo otorgado a la Residencia de Estudiantes, esconde al Hospital de Carabineros y su Refugio, publicado en la revista electrónica OPEH, Cristina Calandre, Universidad de Granada, 2008.

La Junta para Ampliación de Estudios republicana frentepopulista, de Cristina Calandre. Revísta Historia Actual Online, Universidad de Cadiz, 2008.

Biografía Dr. Calandre, por José Manuel Sebastián, publicado en la web de la Comunidad Autónoma de Madrid (Madrid+d), año 2008.

– Diversos artículos en las webs: Memoria Republicana, Asociación Internacional de Médicos Progresistas, LQSomos, Tiempos de Historia, etc.

Motivos por los que no incluyen la importantísima experiencia en la Guerra Civil española y su exitoso control sobre la epidemia de malaria.

Dicha exposición esta organizada por el Ministerio de Cultura-Biblioteca Nacional y colaboran Cruz Roja, Cresib y, como patrocinador, aparece Caja Madrid.

Tanto al presidente de la Cruz Roja como al Dr. Alonso de Cresib-Barcelona, les entregué mi libro hace tiempo “El Dr. Calandre de la JAE al exilio interior“, en donde por supuesto se explica detalladamente la actividad del Hospital de Carabineros, situado en la Residencia de Estudiantes, durante los años 1937-39 y el paludismo. Además, los documentos originales del Instituto de Carabineros sobre este tema están en unos libritos que mi familia dio en custodia hace tiempo a la Residencia de Estudiantes. No obstante, yo dispongo de otros ejemplares, con lo que he podido fundamentar perfectamente mis publicaciones sobre la epidemia de malaria y su tratamiento. Seguramente, en algún archivo oficial están también estos libros sobre el funcionamiento del citado hospital.

Está claro que no se quiere hablar de la valiente labor que se llevó a cabo, pues uno de los que participan en la exposición, el profesor Alfredo Baratas, en el catálogo de otra exposición (la del Centenario de la Junta para Ampliación de Estudios) escribió respecto al Hospital de Carabineros: “durante la Guerra Civil se estableció en la Residencia de Estudiantes un centro de asistencia clínica para heridos del frente”, quitándole toda la grandiosidad a dicha experiencia en la II República.

No quieren saber por varios motivos

Tendrían que explicar por qué hasta ahora han escondido a los investigadores toda esa documentación, incluido un álbum de fotos que se concedió en custodia a la Residencia por la familia Calandre, hacia 1990, y que cuando he querido recuperar no me han sido devueltos, no mostrando ningún documento que avale que es una donación y no una custodia y que tienen la obligación de devolver cuando se solicita por la familia, como ha sido el caso.

Ha tenido que ser mi persona, economista y ajena a la profesión de historiadora, la que se ocupara de sacar todo a la luz, entiendiendo que no soy la persona adecuada para ello, así que todas mis publicaciones no tienen valor científico. Pero se comete el error de no tener en cuenta otras publicaciones que si hablan de este tema y que están avaladas por Universidades como la de Murcia, por ejemplo, en cuyo libro, además, participan grandes historiadores de la medicina como el Dr. López Piñeiro.

No quieren resaltar una actividad exitosa llevada a cabo por la II República

Finalmente, creo que es una manera de castigarme por haber puesto sobre el tapete el tema del Refugio antiaéreo, que existe desde 1938 debajo de la Residencia de Estudiantes, construido para el hospital y los enfermos de la malaria y que no quieren reconocer las Instituciones, entre ellas el Ministerio de Cultura.

O quizás sea simplemente que no quieren que los investigadores que se alojan en el “hotelito” de la Residencia de Estudiantes, conozcan que allí estuvieron dos años internados enfermos infecciosos de paludismo y puede que eso pueda contagiarse.

Lo que más me duele es la colaboración del Dr. Alonso, pues él me dio a entender (cuando con toda mi buena fe le di todo lo que yo tenía sobre este asunto), que se ocuparía de divulgar la experiencia de este hospital y la malaria, pero claro, no tuve en cuenta que le habían concedido el premio Príncipe de Asturias y también una dotación económica de la Fundación Ramón Areces por el tema de la vacuna.

Y es que hemos topado con la Monarquía y con los franquistas recalcitrantes, que piensan junto a los franquistas del PSOE, que pueden hacer exposiciones como esta, falseando la historia, por supuestos intereses ó venganzas y que nadie va a protestar.  

Mi abuelo, el Dr. Luís Calandre Ibáñez fue nombrado, en octubre de 1938, delegado en Madrid por la Junta para Ampliación de Estudios (la  mayor institución científica que ha tenido nunca España) por cuidar de la Residencia de Estudiantes, convertido en hospital de enfermos de malaria durante la guerra y luego fue condenado por los tribunales franquistas, principalmente, por haber dirigido dicho hospital y salvar demasiadas vidas de republicanos.

Un Decreto ilegal franquista del 19 de mayo de 1938 pretendió disolver a la JAE y, como todo el poder franquista sigue vigente hoy en día, es imposible que se reconozca jurídicamente el nombramiento por el gobierno legitimo de la República en octubre de 1938, de Luís Calandre, ese mismo poder que estuvo y esta implicado en el Holocausto, donde fueron asesinados 20 de mis antepasados judíos.

Queda muy poco riguroso hacer una exposición de esa categoría sobre la malaria y obviar todo el periodo que va de 1937 a 1939. Y es que desde que los franquistas se “cargaron” la republicana Junta para Ampliación de Estudios en 1939 y la Transición monárquica enfocó la economía a la construcción y el turismo, en vez de a la ciencia y la educación, como venía haciendo la JAE, en España existe el negocio de multinacionales farmacéuticas, como será  seguramente el caso de la vacuna contra la malaria. La multinacional GLAXO SMITH KLINE será la encargada de desarrollar la vacuna y da la casualidad de que su presidente Rodrigo Becker es vocal nato del Patronato Residencia de Estudiantes, que esta presidido por el Príncipe Felipe. ¡Cuantas casualidades!

Más artículos de la autora

La exposición esta desde el 17 de Marzo al  7 de Junio (Comisarios José A. Nájera y Antonio González Bueno) en la Biblioteca Nacional de Madrid

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar