Noticiario del Sahara ocupado Junio-20

Redacción*. LQS. Julio 2020

Resumen de noticias del Sahara ocupado, ocurridas en el mes de Junio de 2020 en torno a la lucha por la libertad del pueblo saharaui contra el colonialismo invasor de la monarquía alauita, elaborado por el blog Contramutis*.

– El Gobierno PSOE-Unidas Podemos no se pronuncia sobre lo que ocurre en el Sáhara Occidental ocupado por Marruecos tras el abandono de España.
– El Frente Polisario pide a España que denuncie los acuerdos de Madrid, por los que se repartió el Sáhara Occidental, y se realice el proceso de descolonización.
– Diez fuerzas parlamentarias quieren que se investigue la desaparición del líder saharaui Basiri y un grupo de eurodiputados y Podemos piden el reconocimiento de la RASD.

Día 1.- “Resistiré hasta la victoria o la muerte”, dice Mahfouda Bamba Lafkir a los policías que se encuentran a la puerta de su casa, de donde no permiten salir ni entrar a nadie desde que la activista saharaui salió en libertad tras cumplir 6 meses de cárcel, Su familia considera que es otra condena, un arresto domiciliario. Mahfouda se dirige a los agentes en los siguientes términos: “Si quieren me detienen y me devuelven a la cárcel donde estaba. Me volveréis a encarcelar por mis convicciones políticas y seguiré en la misma lucha. Viva la República Árabe Saharaui Democrática. La única alternativa es la autodeterminación, esto os da rabia. Continuaré mi camino. Soy proyecto de martirio por mi patria”.

Día 4.- El presidente de la Asociación por la Protección y Divulgación del Patrimonio Cultural Saharaui, Bachir Uld Abdala, denuncia que en la región de Leghsheiuat, a 130 km al suroeste de Smara, se están produciendo saqueos y destrucción de su arqueología rupestre. El lugar, uno de los más valorados en el norte de África, se extiende en un área de 14 km, con grabados rupestres y mosaicos sobre rocas que datan de épocas semióticas y de los periodos del paleolítico y el neolítico. El  lunes 1 de junio estuvieron empresarios marroquíes de la construcción, motivados por la codicia de material que se usa en la ornamentación de alto nivel en hoteles y palacios de altos cargos militares marroquíes, para lo que destruyen las rocas del yacimiento, con el silencio y la complicidad de las autoridades militares y civiles marroquíes en el Sáhara Occidental ocupado. La zona no es la primera vez que es saqueada.

Día 13.- La Fundación Nuchatta, un equipo de comunicación de los territorios ocupados, publica un video con imágenes del Hospital Ben Al Mehdi, en El Aaiún, donde se ven bolsas de basura acumuladas, lo que evidencia las deplorables condiciones higiénicas sanitarias a las que están sometidos los saharauis en los territorios ocupados por Marruecos en el Sáhara Occidental. El Hospital también es conocido como el “laboratorio experimental” o la “Carnicería”.

Día 16.- La policía marroquí se presenta con cinco vehículos en la casa del periodista saharaui Walid Elammari, de 25 años, editor jefe del grupo AlGargarat Media, con el pretexto de que ha violado la cuarentena impuesta durante la pandemia. “Siempre ponen excusas y argumentos falsos y usan falsas pretensiones para detener a periodistas en el Sáhara Occidental por sus actividades políticas y el hecho de que denunciemos graves violaciones de los derechos humanos, arrestos arbitrarios, tortura y explotación ilegal de nuestros recursos”, explica Elammari, cuyo medio informa sobre lo que ocurre en los territorios ocupados para romper el silencio informativo que impone Marruecos.

Dia 17.- El activista Husein Brahim se niega a participar en el juicio de apelación contra la sentencia de 12 años a la que fue condenado el 26 de noviembre de 2019 por un tribunal de Marrakech, al considerar que no están garantizados los derechos más básicos en relación a su defensa y a las medidas de seguridad sobre el Covid-19. El juicio inicialmente estaba programado para el 8 de julio, tras haberse suspendido el que se inicio el 27 de mayo por videoconferencia y a la que también se negó Brahim argumentando que pretenden “ocultar” su juicio aprovechando la pandemia del Coronavirus. El juicio de Husein, que se encuentra detenido desde el 17 de enero de 2019, ha sido pospuesto en varias ocasiones y se ha vuelto a convocar otra vez para el 8 de julio.

Día 17.- Varias activistas y expresas políticas saharauis, entre ellas Mahfuda Bomba El Fakir, puesta en libertad al cumplir su condena el 15 de mayo pasado, son retenidas, empujadas e insultadas por agentes marroquíes en El Aaiún cuando intentan celebrar el 50 aniversario de la manifestación de Zemla, en 1970, la primera sublevación del nacionalismo saharaui contra España, y homenajear al histórico integrante del “Movimiento de Bassiri” Mohamed Uld Hamuya, convaleciente desde hace unos años en su casa. Las protestas se realizan en los barrios de Maatala, antiguo Zemla, y en la avenida Smara, principal arteria de El Aaiún. En palabras del expreso político saharaui Brahim Dahane, Mohamed Uld Hamuya es para los saharauis de los territorios ocupados un referente histórico, un militante con una brillante trayectoria de lucha. Una patrulla de la policía mandada por el cabo Ali Boufr impidió el paso a Degjja Lachgar, Najat Khnaibila y Fatimatou El Hairach, supervivientes de la cárcel secreta de Killa’t M’gouna en la que fueron encerrados cientos de saharauis. Con el fin de obligarlas a abandonar el lugar, el policía marroquí amenaza a las activistas con golpearlas y encarcelarlas. También amenazó a la defensora de Derechos Humanos Mahfouda Lafkir con volver a meterla en la cárcel, en presencia de su marido y sus dos hijos. Algunas mujeres consiguen escapar y llegar a la casa del histórico dirigente saharaui.

Día 22.- El juez prolonga la detención preventiva de Mansour Othman Bouzid y de Sidati Salek Biga, recluidos en la cárcel negra de El Aaiún desde finales de 2019. Por instrucciones de la Corte de Apelación, el juicio ha sido pospuesto hasta el 1 de julio de 2020, lo que supone el séptimo aplazamiento, sin que se haya avisado a las familias ni a su defensa.

Día 25.- Más de 250 emigrantes subsaharianos que se encuentran detenidos en la Escuela Primaria Dechira en El Aaiún tienen una confrontación con las autoridades policiales marroquíes debido a las condiciones inhumanas en que viven y a la falta de alimentos adecuados. Las autoridades marroquíes pusieron en cuarentena a estos trabajadores, que viven y trabajan en El Aaiún, alegando que son la fuente de Covid-19 en los territorios ocupados. Durante los enfrentamientos, diez migrantes resultaron heridos. Según un periodista de AlGargarat Media, los migrantes se niegan a ser puestos en cuarentena dentro de la escuela, donde no hay las mínimas condiciones higiénicas, sin agua y alojamientos para dormir, además de recibir escasos alimentos.

Día 25.- El preso político y estudiante saharaui Aziz Al-Wahidi es atacado en su propia celda por dos presos marroquíes; es golpeado con un objeto cortante en la cabeza y los hombros, con lesiones graves. Según denuncia CODESA (Asociación Saharaui para los DDHH), los dos presos marroquíes se benefician de un trato privilegiado por parte de los guardias de la prisión, lo que hace pensar que actúan de acuerdo a sus órdenes. Los guardias no impiden el ataque y solo intervienen cuando un grupo de presos saharauis acuden en ayuda de Aziz, que es trasladado a otro lugar de la prisión. Aziz pertenece al grupo de estudiantes conocido como “El Uali”, sentenciados en Marrakech a penas de hasta 10 años de prisión, sin pruebas que respalden los cargos.

Día 25.- El estudiante saharaui Brahim Jarbuch es detenido a la entrada de la ciudad de Guelmin, donde vive, tras protestar frente a la cárcel de Bouizakarn por la agresión al preso político saharaui Aziz Al-Wahidi a manos de dos reclusos comunes marroquíes. Es llevado a la localidad de Bouizakarn, a 40 kilómetros, para ser interrogado.

Día 26.- Las autoridades de ocupación marroquíes detienen de forma masiva e indiscriminada a personas de origen subsahariano en El Aaiún, capital del Sáhara Occidental, a los que encierran en centros de internamiento para someterles a test de COVID-19. «No hay agua. Les pedimos que nos traigan bidones al menos para lavarnos, porque en el baño no hay agua. No comemos. Nos dan un pan y hay que esperar hasta la noche para comer otro pan», explica un migrante de origen subsahariano.

Día 27.- El estudiante saharaui Brahim Jarbuch, detenido por protestar frente a la cárcel de Bouizakarn por la agresión que dos reclusos marroquíes infligieron al preso político saharaui Aziz Al-Wahidi, es enviado a Agadir (Marruecos).

Día 29.- Es puesto en libertad el estudiante Brahim Jarbuch, detenido por protestar por la agresión sufrida por el preso político saharaui Aziz Al-Wahidi a manos de dos presos comunes marroquíes.

Día 30.- Jóvenes saharauis desempleados mantienen desde hace dos semanas un campamento de protesta en el desierto cerca de Mhamid El-Ghozlane, Marruecos, para exigir sus derechos sociales y económicos. Los jóvenes saharauis se ven obligados a estudiar en Marruecos, ya que solo existe una universidad, privada, en los territorios ocupados del Sáhara Occidental. Cuando terminan sus estudios, son víctimas del régimen del apartheid y no encuentran trabajo, ya que el empleo es siempre para los colonos marroquíes (imagen de cabecera).

Día 30.- La policía marroquí detiene sobre las 9.30 de la mañana en una comisaría de El Aaiún a Assabi Yahadi Bachir, director de AlGargarat Media, cuando se presenta para renovar su documento de identidad. Después de siete horas de interrogatorio es puesto en libertad.

Día 30.- Para construir un edificio destruyen la tumba de Meimuna Mint Larosi Uld Ekmash, fallecida en 2005 en Las Palmas de Gran Canarias y trasladada a su ciudad natal, El Aaiún, lugar donde reside su familia. Su hijo relata que el deseo de Meimuna fue ser enterrada en un solar propiedad de su padre, donde tenía construida una casa. “Las autoridades para cometer este desagradable atropello aprovecharon el confinamiento del coronavirus cuando nadie podía salir y con sus máquinas llegaron al solar, destruyeron la tumba, la casa y dejaron la tumba convertida en un escombro”. “En estas piedras convertidas ahora en gravillas estaba su lápida con su epitafio y el ataúd. Ni los nazis ni los más inhumanos de los seres pueden cometer algo semejante contra una tumba, esta gentuza sí son capaces, y este acto solo lo hace un país de criminales”. En ninguna religión, ni fe ni en cualquier otro credo sea como fuera esta barbaridad se admite”. “Los marroquíes fueron capaces de hacerlo, ya no se trata de humillar a los vivos sino ahora a los muertos, quieren destruir todo cuanto se presenta en su camino”.

#SaharaLibre #FreeSahara
* Contramutis
Sahara – loqueSOMOS

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar