República Dominicana. La represión no cesa en Pollo Cibao

El pasado 27 de noviembre, la Corte de Trabajo de Santo Domingo declaró “buena y válida” la demanda de solicitud de autorización de despido presentada por Corporación Avícola y Ganadera Jarabacoa (Pollo Cibao), en contra de Amaury Cónsoro, presidente del SITRAPOLLO, quien recientemente había denunciado la actitud antisindical y represiva de la empresa. (1) 

“Todos los días íbamos a la Corte de Trabajo y siempre nos decían que la sentencia aún no estaba. Cuando me presenté al trabajo, el pasado 30 de noviembre, la empresa ya tenía copia de la sentencia que se había emitido tres días antes. Me entregaron una copia, una carta de despido y me comunicaron que debía irme”, dijo a Sirel el directivo sindical.

Desde que los trabajadores se han organizado y han conformado un Sindicato, la empresa no sólo ha desconocido de hecho su conformación y su reconocimiento de parte del Ministerio del Trabajo, sino que ha implementado una estrategia sistemática para acabar con él.

En poco tiempo ha despedido a 65 de sus afiliados y nunca ha aceptado sentarse a dialogar con los trabajadores, quienes esperan poder entrar pronto a un proceso de negociación colectiva.

Además, Pollo Cibao, empresa que controla aproximadamente el 60 por ciento de la producción y venta de pollos en el país, ha demandado al Presidente del SITRAPOLLO en los tribunales por supuestas pérdidas económicas, acusándolo de haber abandonado el trabajo para participar a una actividad de los trabajadores despedidos.

Amaury Cónsoro ha rechazado tajantemente la acusación y ha asegurado que se trata de una represalia de la empresa, por haberse puesto a la cabeza de la lucha por el respeto de los derechos laborales y sindicales en Pollo Cibao.

Asimismo, ha lamentado el papel cómplice desempeñado en este caso por la Corte de Trabajo, advirtiendo que se trata de una clara violación al fuero sindical.

“No me cabe la menor duda de que el real objetivo de mi despido es tratar de detener el proceso organizativo que se está dando en la empresa. No quieren que exista el Sindicato y pretenden seguir violando los derechos de los trabajadores y trabajadoras”, explicó Cónsoro, quien aseguró haberse rehusado firmar la carta de despido.

Actualmente, en la empresa hay unos 2.200 trabajadores y trabajadoras, más de mil de los cuales se han afiliado al Sindicato.

El pasado 20 de noviembre, la Misión de la UITA en República Dominicana se reunió con la ministra del Trabajo, Maritza Hernández.

Entre otros puntos, la Misión, que estuvo encabezada por el secretario regional Gerardo Iglesias, manifestó su profunda preocupación ante la grave situación de persecución sindical que viven los trabajadores y trabajadoras de la avícola Pollo Cibao, así como el respaldo que esta Internacional les va a seguir brindando.

“Me voy a reunir con la Confederación Nacional de Trabajadores Dominicanos (CNTD) y con nuestro abogado para decidir los pasos a seguir. Desde ya agradezco a la UITA por todo el apoyo que nos ha dado y que nos va a seguir brindando”, concluyó Cónsoro.

(1) «Queremos que se nos respete y que se reconozcan nuestros derechos» 

  * Rel-UITA 

Más artículos del autor

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar