Cuba: protesta y manipulación

Por Iñaki Alrui. LQSomos.

A veces uno sabe de qué lado estar,
simplemente viendo quiénes están del otro lado.
Leonard Cohen

Conozco muchísima gente para quienes hablar de Cuba es hacer un poema de amor, llenarse de pasión y glosar una mezcla de realidades y utopías.
¡Cuba libre! Es un grito en el que he crecido y participado, espejo para la rebeldía y punta de lanza de toda la resistencia contra el imperio yanqui.
Puedo contar mi experiencia en Cuba, pero sería una chapa y seguramente nada objetiva, mejor dejarlo para cuando recoja mis “memorias”.

Pero sí quiero escribir —y a ello voy— sobre Cuba.
Como los ciclones, los huracanes, cada temporada nos llega un ciclo de (des)información, sobreactuada,de la isla caribeña. En estos días estamos en la cresta de la ola de una nueva campaña de noticias, que según pasan los días aumentan en toxicidad y empiezan a caer por su propio peso.

No, esto no es un escrito para defender a Cuba, es un escrito en contra de la manipulación mediática. Pero desde la otra parte del charco donde vivo, me asaltan decenas de preguntas, sanas y necesarias, que ponen en cuestión lo que oigo y veo, pero también lo que no se oye ni se ve, al menos aquí.

Lo bueno de nadar entre informaciones que algunos llaman “alternativas” y otros “contrainformación” es poder buscar en el océano del ciberespacio fuentes serias, opiniones personales y directas, contrastar. Hacer eso sobre Cuba es bastante fácil, mucho más que si les tuviera que hablar de la triste realidad que se vive en Detroit o de lo que en verdad pasa en Corea del Norte, lugares donde no puedo acceder a datos para poder tener una opinión básica.

Pinchar para ampliar

Pero aparte de la información, datos, que yo pueda buscar o creerme, están en informes oficiales, lo obvio, lo de siempre, como por ejemplo el que se realiza en el Índice de Desarrollo Humano – IDH- (1), en el que Cuba es el país 70, entre los 188, en una lista de medición basada en porcentajes sobre educación, riqueza (estándares de vida digna) o salud (esperanza de vida al nacer). Para los que, en su derecho, pongan en duda el informe, decir que lo realiza Naciones Unidas. Y para los ávidos de estadísticas, porcentajes, etc., les sugiero navegar en webs similares: OMS, UNICEF…

Y con lo anterior no pongo en duda el derecho a la protesta, la sensación de malestar o las dificultades personales, algo siempre legítimo en Cuba o en cualquier parte del mundo, incluso en España… ¿También en España?

No voy a descubrir, humilde servidor yo, que los grandes medios de comunicación (así como muchos medianos y algunos pequeños) trabajan como perros guardianes para sus amos, y que esos amos de la desinformación mundial y la manipulación mediática son el brazo armado (con letras) del capitalismo gobernante (2) en el planeta Tierra (y próximamente también en Marte).

Pero al hilo de las preguntas que me hago, me cuesta creer que algunos medios hablen tanto —y tan mal— de Cuba, y apenas mencionen mi país, y me centro en la ciudad donde vivo. Y esto lo digo comparando informaciones y toxicidades periodísticas varias, por ejemplo las colas del hambre que ya se han hecho habituales y asumimos como parte del paisaje urbano de Madrid. Hoy mismo hay 4 desahucios anunciados, de los que se convocan para ejercer la solidaridad, pero hay otros que pasan desapercibidos, no existe día en el que no dejen a familias en la calle, unos por impago de la hipoteca o el alquiler (no hay dinero), otros por el capricho de los dueños de edificios para entrar en la especulación inmobiliaria, en cualquier caso el derecho a la vivienda no esta garantizado. Por otra parte, reto a cualquiera a intentar tener una consulta en un Centro de Salud y pasar todos los filtros para ser atendido, o no serlo. También se puede dar un paseo por las inmediaciones del epicentro autonómico del robo de guante blanco, Isabel Zendal, para ver las colas para vacunarse, a pleno sol y con 40º. Y no era mi intención entrar en el grosero mundo de las comparativas… pero un pequeño repaso con sumas y restas nos lleva a las cifras de ancianos muertos en residencias, y sin atención médica, o los dígitos generales de muertes por Covid y porcentaje de población. Llamativos son todos los comentarios sobre lo “del derecho a manifestarse” en Cuba, a expresarse públicamente. Solo hay que recurrir a la hemeroteca para ver el porcentaje de palos que se dan por manifestación y el índice de multas impuestas por los agentes del “orden”: por manifestarse, por escribir, por cantar, por dibujar, por… Hablamos de España por supuesto.

No, esto no es un escrito para defender a Cuba, es un escrito en contra de la manipulación mediática. Como vivo en Madrid me gustaría que la prensa también hablara de la otra cara de mi ciudad, de las realidades cotidianas, de una ciudad que admite con toda normalidad la indigencia como forma de vida y el fracaso como parte intrínseca del éxito de un modelo económico. Por cierto, la LIBERTAD en Madrid está privatizada.

Miro a América Latina, al Caribe, y lo primero que me viene a la mente es todo lo vivido por el pueblo colombiano en su Paro Nacional, dos meses de legítimas protestas contra el narcogobierno de Iván Duque, 67 asesinados por la policía o paramilitares en las protestas, 91 desaparecidos, 2149 heridos por la violencia policial, incluyendo 39 víctimas oculares y 21 casos de violencia sexual (violaciones perpetradas por las fuerzas de “orden”). Pienso en Colombia… ¿Y por qué la prensa apenas ha hablado de todo esto, ni se han organizado tantas tertulias ni polémicas políticas?
Respuesta sencilla: porque el gobierno colombiano es “amigo” de los gringos y del conservadurismo, y porque en España no sirve como arma arrojadiza contra la supuesta izquierda.

Miro a América Latina, al Caribe, y veo que el imperio del Norte sigue movimiento los hilos y jugando sucio en todo el continente. Hay muchos países con problemas en América Latina y el Caribe, y sin embargo llama descaradamente la atención el despliegue informativo organizado entorno a Cuba, una vez más.

No, esto no es un escrito para defender a Cuba, y menos para caer en la grosería de las comparaciones, pero desde mi rincón me lleno de preguntas.
La revolución cubana precisa de análisis serenos y seguir avanzando para mejorar, como necesitamos mejorar en todas partes, pero, por supuesto, ¡Viva la Revolución!
Y también seguirá necesitando decisiones revolucionarias y consecuentes, hay que ver y escuchar lo que se grita en las calles, me alegro de las declaraciones del presidente Miguel Díaz-Canel el mismo día del inicio de las protestas (3), soluciones y rápidas. No todos los que protestan son traidores o agentes a sueldo del imperio (¡que haberlos, haylos!), hay personas con insatisfacciones por la situación que están viviendo y son también parte de la revolución, que viven y sienten Cuba como el que más.

Lo que sucede estos días en Cuba tiene una solución que afinadamente declaraba el mandatario mexicano, Manuel López Obrador: “Si se quisiera ayudar a Cuba, lo primero que se debería hacer es suspender el bloqueo, como lo están solicitando la mayoría de los países del mundo. Eso sería un gesto verdaderamente humanitario. Ningún país del mundo debe ser cercado, bloqueado, eso es lo más contrario que puede haber a los derechos humanos. Nadie puede, nadie tiene derecho a tomar esas decisiones que afectan a los pueblos”.

No, esto no es un escrito para defender a Cuba, no pretendo endulzar nada. Cuba se defiende sola ¡Viva Cuba libre! ¡Abajo al imperialismo yanqui!

Notas:
1.- Índice de desarrollo humano (IDH)
2.- Como dato a tener en cuenta en la información internacional que recibimos es interesante saber que sólo quedan tres agencias globales que la manejan:
a/ American Associated Press (AP), que tiene 4.000 empleados en todo el mundo. La AP pertenece a empresas mediáticas de Estados Unidos y tiene su sede central en Nueva York. Esta agencia la usan en torno a 12.000 medios internacionales, y llega diariamente a más de la mitad de la población mundial
b/ Agence France-Presse (AFP), agencia casi gubernamental francesa con sede en París y unos 4.000 empleados. Esta agencia envía más de 3.000 noticias y fotografías al día a medios de todo el mundo.
c/ Reuters, agencia británica con sede en Londres, es de propiedad privada y emplea a más de 3.000 personas. Reuters fue adquirida en 2008 por Thomson, empresario canadiense de medios -una de las 25 personas más ricas del mundo- y se convirtió en Thomson Reuters, con sus cuarteles generales en Nueva York.
Además de estas agencias de noticias, muchos países tienen las suyas propias. Sin embargo, cuando se trata de asuntos internacionales, estas últimas confían en las tres grandes y se limitan a copiar y traducir sus reportajes.
3.- Intervención de Miguel Díaz-Canel desde las calles de San Antonio de los Baños.

Más artículos del autor. Miembro del Colectivo LoQueSomos. En Twitter: @IkaiAlo

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

3 comentarios en “Cuba: protesta y manipulación

  • el 17 julio, 2021 a las 15:18
    Permalink

    Comparto vuestras críticas en Lqs a la hipocresía de las democraduras internacionales que se presentan como democráticas con apoyo de ingente aparato mediático (tienen recursos para acabar con el hambre mundial y para reducir drásticamente el gasto en armamentos e invertir en aquello de auténtica utilidad social y no lo hacen. Atropellan derechos de todo calibre, incluidos otros como la ilegalización el pasado 6 de julio del Partido Comunista Alemán por “no tener a punto su contabilidad”…mientras encubren las fugas de capital de las grandes fortunas, etc. etc. etc.).

    Levantar el bloqueo a Cuba es urgente. Los bloqueos los sufren los pueblos a los que se atropella condenándoles a la escasez para que desesperados, fuercen el cambio su modelo. La solidaridad internacional tiene en eso una tarea enorme junto a campañas de menor rango pero imprescindibles (jeringuillas para Cuba).

    Pero la pequeña Cuba y su Revolución son también víctimas de su déficit de socialismo (y no de su exceso). Intensificar su desarrollo productivo autocentrado y planificado colectivamente, abrir el espacio político a la diversidad antagonista (comunistas, socialistas, anarquistas…) son tareas que están retrasando demasiado y eso es muy peligroso.
    No olvidemos que el remate de la Revolución de 1917 acabó siendo Putin, como el remate de la Revolución francesa es hoy Macron y el de la Sandinista, Ortega.
    Y esos desenlaces-remates los paga la población y también el movimiento revolucionario internacional… y los sufrimos con enorme dureza en estos tiempos de retroceso político. En esos términos entiendo que debemos tratar la crisis cubana con los revolucionarios cubanos

    Respuesta
  • el 15 julio, 2021 a las 12:44
    Permalink

    180 pIses votaron contra el bloqueo pero puede más el voto criminal de dos países para seguir ahogando a Cuba. Y los falsimedia siguen operando sobre la insatisfacción de un valiente y sufrido pueblo.

    Respuesta

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar