Desde Cajamarca en Perú ¡El agua es vital, el oro es mortal!

"Porque ustedes no toman oro, no comen oro. Con respecto a la minería, se va a respetar la agricultura, la ganadería", afirmó el presidente Ollanta Humala en un acto de campaña en el mismo lugar de los Andes peruanos donde ahora reina el conflicto. Miles de personas se han ido sumando a un paro y a diferentes protestas. "Conga no va" es el grito que aúna estos días a los cajamarquinos.

El Estudio de Impacto Ambiental, EIA, del proyecto fue cuestionado por el propio Ministerio de Ambiente del Perú. El proyecto minero necesitará grandes cantidades de agua y energía. Ya desde el inicio del proyecto, cuatro importantes lagunas, los acuíferos altoandinos, el caudal de los ríos, canales y humedales y sus respectivos ecosistemas están amenazados. La empresa minera propone mitigar los impactos construyendo cuatro reservorios artificiales de agua: uno para las operaciones del propio proyecto minero y tres para el abastecimiento de las comunidades. El rechazo de la numerosa población afectada es rotundo. De acuerdo al defensor del pueblo, Perú tiene actualmente más de 60 disputas sobre el impacto de la minería en las reservas de agua y esto es debido a la mala legislación nacional al respecto, que desprotege los derechos de las poblaciones frente a este tipo de proyectos.

Ya como presidente, el discurso de Humala ha dado un giro sorprendente. "Oro o agua" ya no es para él la disyuntiva. Por el momento, intenta acallar las protestas en todo momento pacíficas declarando el estado de emergencia en las cuatro provincias de Cajamarca para 60 días. Significa que los derechos de las personas quedan restringidos y que ha enviado a 3.000 soldados y 5.000 policías de unidades especiales. En las mismas lagunas que defienden los pobladores ha habido heridos "uno de ellos (de 32 años) perdió el riñon y el bazo y quedará discapacitado de por vida", como nos testimonian desde Cajamarca. Por su delicado estado de salud, ha tenido que ser trasladado a un hospital de Chiclayo, "le dispararon por la espalda ¡y el ministro del Interior dice que solo dispararon municiones de goma!".

La noche del 6 de diciembre, los dirigentes del Frente de Defensa de Cajamarca llegados a Lima para negociar, fueron detenidos por "seguridad del estado", pasando varias horas recluidos. Fueron liberados por la presión de congresistas y abogados de Derechos Humanos. Un primer intento de diálogo ya ha fracasado al rechazar los representantes del gobierno la solicitud de los dirigentes comunitarios de consultar con sus bases los principales puntos de los acuerdos en discusión.

Más información y antecedentes del proyecto.

Preguntas y respuestas sobre la minería de oro.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar