¡Y es que son como niños!

Y hasta van de la mano, como angelitos que son, niños al fin.

 

El presidente Mariano, luego de reconocer que hará “cualquier cosa aunque dijera que no la iba a hacer”, en otro nuevo ejercicio de coherencia, ha embarcado a su Estado en el rescate europeo, que traducido a su peculiar lenguaje viene a ser algo así como que España se dispone a rescatar a Europa. Y para celebrarlo, nada mejor que viajar a Polonia a animar a la selección española de fútbol.

¡Y es que son como niños!

 

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, tras agradecer a la virgen del Rocío su capote para salir de la crisis y acabar con el desempleo, se enfrasca en una singular partida con el Bubble Shooter Adventures, acumulando la astronómica cifra de 5.390 puntos y, a través de twitter, reta a quien se atreva a superar su hazaña.

 

¡Y es que son como niños!

 

El ministro de Asuntos Exteriores, luego de sopesar el envío de la armada invencible a Argentina en desagravio porque los indios nacionalicen las empresas españolas que tanto contribuyen al desarrollo americano, en un extraordinario apunte de lucidez para sus escasos cumpleaños, denuncia la sonora pitada al himno español durante un partido de fútbol entre vascos y catalanes como la causa de que Europa haya tenido que rescatar al Estado español.

 

¡Y es que son como niños!

 

La portavoz del Partido Popular en el Congreso, Carmen Alvarez-Arenas, tal vez sobrecogida por una reciente noticia que denunciaba que el 26% de los niños y niñas del Estado español viven bajo el umbral de la pobreza, hasta el punto de que en Europa, sólo Rumania y Bulgaria observan peores registros que España, se apresuró a dejar claro que “no hace falta comer marisco y caviar para estar bien alimentado”

¿Y es que son como niños!

 

Los concejales del Partido Popular del Ayuntamiento de Murcia, en medio de un pleno, tal vez hartos de tanta perorata, entretenían el tedio que les producía un debate sobre la prostitución, jugando al tenis con el “Ipad”, compartiendo fotos de fiestas y paisajes y mandando mensajes.

 

¡Y es que son como niños!

 

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar, acaso abrumado por su excesivo trabajo frente a tan grandes responsabilidades, hacía “novillos” desde el jueves y se marchaba en “semana caribeña” a Marbella donde merendar y cenar con sus amiguitos y amiguitas.

 

¡Y es que son como niños!

 

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, Juan Rosell, junto a otros colegas, quizás aburridos de la seriedad que se le supone a una reforma laboral, antes de dar su parecer a los medios de comunicación, se reían como niños traviesos hasta el punto de que, el propio Rosell tuvo que pedir formalidad a sus amigos.

 

¡Y es que son como niños!

 

La ministra de Salud, Ana Mato, todavía no se recupera de las secuelas que le dejara su último discurso, en el que nos dio las buenas tardes y los buenos días,(se ignora porqué no nos dio también las buenas noches) anunció la universalización de la sanidad española, descubrió que hay que poner en valor lo que tiene valor, reveló que ha adoptado una medida que ya estaba adoptada, aclaró que no consume la misma cantidad de medicamentos una persona que esté enferma que otra que no esté enferma, enfatizó la importancia de las “prestaciones terope… tripe… teroperapéuticas… eh, me he equivocado en la, en el nombre” y por si no fuera suficiente tanta clarividencia como la que expresó la ministra al frente de un panel en el que podía leerse: “Las Ideas Claras del Partido Popular”, terminó su disertación de la siguiente manera: ”Los pensionistas que es no pagan nada son aquellos que ya no tienen derecho a prestación por desempleo, es decir los que ya tienen los que tienen simplemente eeehh… los.. Ah perdón, pensionistas. Pensionistas son de los pe que tienen el… hablamos de renta no de pensiones. Pues yo ya me voy a callar”.

 

¡Y es que son como niños!

 

Suerte que el rey de España, en lugar de distraerse en sus habituales ocupaciones matando elefantes por Africa, osos por los Cárpatos o venados por España, hasta América se ha ido a trabajar, muleta en mano, no obstante seguir convaleciente aún de su última caída, a defender los intereses de los grandes empresarios que también tienen en él un digno representante. Y todo ello luego de pedir perdón.

 

¡Y es que son como niños!

 

Lo que no entiendo es porqué tarda tanto Herodes.

 

 * http://www.cronopiando.com/blog/

 

Más artículos del autor

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar