Reflexiones sobre la consulta social del agua en Madrid

La consulta social sobre la privatización del agua celebrada el pasado domingo 4 de marzo en la Comunidad de Madrid ha sido un rotundo éxito de movilización.

Las características de la misma, con más de 2.000 personas en labores de organización y unas 180.000 que fueron a votar, le confiere a la jornada una envergadura hasta ahora desconocida en Madrid, comparable, aunque diferente en su formato, con las manifestaciones contra la guerra de Irak.

Su preparación, desarrollo y resultados merecen la realización de algunas reflexiones.

– La consulta ha tenido que superar el oscurantismo con el que se está llevando a cabo este proceso de privatización del Canal de Isabel II (CYII), que hasta entonces no había merecido la atención de ningún medio de comunicación convencional.

– No ha faltado la guerra sucia, con infamias publicadas sobre algunos activistas, que dan idea de los poderosos intereses que hay por medio en este proceso de privatización.

– El trabajo “de hormiguitas” realizado desde hace años por la Plataforma contra la privatización del Canal, celebrando cientos de actos informativos, con muchos o pocos asistentes, ha sido fundamental para dar a conocer este proceso.

– Además de estos actos, la consulta ha sido precedida de numerosas iniciativas, tanto locales como centralizadas, que generalmente han ido de menos a más. La constancia tiene premio, también y sobre todo en la lucha.

– Una movilización de esta envergadura ha requerido de un trabajo previo aportado con gran generosidad por las personas que, durante meses, han estado cocinando a fuego lento los consensos, y han tratado de llegar al mayor número posible de rincones.

– Otro elemento básico del éxito ha sido conjugar el verbo SUMAR, que ha favorecido la incorporación de cualquier persona y colectivo interesado en luchar contra la privatización, sin limitarse a las estructuras o federaciones que en teoría representan a numerosos colectivos de base, pero a los que en la práctica no siempre llega la información y convocatorias.

– Este espíritu de SUMA es lo que ha facilitado la incorporación del movimiento surgido el 15M, cuyas asambleas territoriales han aportado más de 1/3 del total de las mesas colocadas.

– Cabe destacar también la reactivación de las asociaciones de vecinos veteranas; la colaboración conseguida en muchos lugares con las nuevas asambleas populares, apunta a un futuro esperanzador en cuanto a la renovación del tejido asociativo vecinal y de barrio.

– La participación desigual de otras organizaciones políticas, sindicales o sociales, es una muestra de que queda mucho que avanzar hacia ese lema clásico de “pensar globalmente y actuar localmente”. Todavía hay colectivos de un solo tema en exclusividad, olvidando que hay otros temas que afectan a sus bases sociales; y otros colectivos caen el extremo opuesto, de que por querer arreglar todo el mundo al mismo tiempo viven al margen de la realidad y la lucha local y caen en la inoperancia. Unos y otros corren el riesgo de verse sobrepasados por los acontecimientos, más aceleradamente en estos momentos de crisis y cambios profundos.

– Precisamente esta consulta es una muestra más de que en plena época de globalización capitalista, las luchas tienen que tener la capacidad de confluir, si no quieren verse relegadas a la marginalidad. Las exitosas movilizaciones contra los recortes en los servicios públicos, con la participación activa de los trabajadores y de los usuarios, nos muestra el camino.

– La organización y lucha en el ámbito local, complementaria de otros ámbitos de lucha y con una perspectiva global, hemos visto que es posible, además de necesaria.

Somos la inmensa mayoría, y en este caminar juntos encontramos aliados y nuevos compañeros de viaje: Es así como vamos experimentando nuestro auténtico potencial. Ahora lo que nos toca es continuar por esta senda, con el mismo espíritu unitario, combativo e imaginativo, hasta conseguir la paralización de este proyecto de privatización de la gestión del agua en Madrid.

* Miembro de la AA.VV. de Carabanchel Alto

¡Somos Madrid?

Más artículos del autor

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar