Basta

Dejar que sea el tiempo de permanencia en la Hamada el encargado de transformar la resistencia en un tiempo para la apatía y la no participación en los asuntos públicos, para que poco a poco el buen corazón que guía la ayuda solidaria ofrecida en los campamentos sea el ariete por donde sustentar la subordinación

Leer más

Marulanda – Uribe. Comparación imposible (II)

Contaba la semana pasada en la primera parte de este artículo, que el presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, estaba así como… felizmente tocado por la varita mágica de la suerte que, en estos primeros meses del año, le regalaba sonrisas bobaliconas.

La muerte, o mejor dicho, el alevoso asesinato a sangre fría y sin opción de defensa de los comandantes guerrilleros Raúl Reyes e Iván Ríos; la entrega “voluntaria” de la comandante “Karina” hace unas semanas (apuntaba, a este respecto, que algún medio colombiano opositor, como el periódico “Insurrección”, defendió la teoría de un  chantaje del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) sobre la hija de “Karina”, a la que tenían vigilada) y la muerte natural (para desgracia de Uribe) de Manuel Marulanda Vélez el pasado 26 de marzo, han constituido los macabros ingredientes que hicieron posible la alegría del “Doctor Varito”, como familiarmente  llamaba el narcotraficante Pablo Escobar a Álvaro Uribe. Ya se sabe, entre amigos, los diminutivos son una tierna demostración de cariño.

Y después de hablar brevemente sobre el “enemigo público número uno” de la oligarquía colombiana, Marulanda, (del otro principal enemigo de esa oligarquía, Jorge Eliécer Gaitán, ya dieron cuenta asesinándolo en Bogotá un día 9 de abril de 1948) yo me comprometí a hablar esta semana del presidente Uribe “El bueno”, Comandante en Jefe del Ejército, de los paramilitares y de los narcotraficantes, haciendo un paralelismo o una comparación imposible entre ambos. Veamos:

Leer más

Marulanda – Uribe. Comparación imposible (I)

Al Presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, parece ser que este año 2008 la suerte le está sonriendo con esa sonrisa boba y cómplice del que está a punto de ahogarse y encuentra de repente un salvavidas.

Primero fue el asesinato a sangre fría y mientras estaba durmiendo, del comandante de las FARC, Raúl Reyes, en un ataque nocturno del ejército colombiano con la imprescindible ayuda técnica y de inteligencia de los EE.UU en territorio del Ecuador, violando descaradamente la soberanía de esa nación.

Días más tarde se produce el cobarde asesinato del comandante Iván Ríos a manos de su jefe de seguridad, un tal “Rojas”, que, como infiltrado y sicario de Uribe Vélez, cobró su recompensa pagada con el dinero que se le niega a las capas más pobres de la sociedad colombiana.

También en estos días se ha dado la deserción de la comandante “Karina” en otro gesto de esa sonrisa boba que tan feliz hace a Uribe.

Sobre esta deserción nos cuentan desde el “Palacio del Narcoparagobierno” colombiano que el abandono de “Karina”, por cuya cabeza se ofrecía una recompensa de 1.000 millones de pesos, obedece a la desmoralización de las FARC y a la presión militar del ejército, ocultándonos que la guerrillera está bastante enferma y llevaba más de seis años sin actividad militar.

Leer más

De Cuba a Jamaica: entre la salsa y el reggae

Del centro prepotente, una historia de tantos golpes, al margen de las aguas calientes, donde las olas se la pasan batiendo los tiempos de muchas tempestades, me cupo la suerte —¿a quién le cabe el derecho?— de reclamar, al comienzo de una década feroz —los noventa— esta plenitud esplendente: en la inauguración de la época Clinton —una mano que apretará mucho a México— aterricé en La Habana —ciudad maldita— desde la península que imantó, tantos años antes, desde Puerto Ric0

Leer más

Dudas sobre el referéndum en Santa Cruz

En el estado Español hay autonomías con un fuerte y marcado espíritu nacionalista, que desde hace décadas piden mayor autogobierno e incluso la independencia. Están fuertemente arraigados en la ciudadanía, hasta el punto que en comunidades como Catalunya o Euskadi, las fuerzas políticas nacionalistas tienen mayorías absolutas en sus parlamentos autonómicos. En otras comunidades, dichas formaciones ostentan una fuerte representación y son imprescindibles a la hora de tomar decisiones (Galicia, Canarias, Aragón, Cantabria o Navarra). La aureola nacionalista en el estado español se complementa con miles de colectivos sociales y culturales con décadas de existencia.

Políticos y organizaciones nacionalistas convivieron con la alegría de la segunda república, con la oscurana del franquismo, salieron de la clandestinidad con la democracia y han cohabitado con los gobiernos centrales de socialdemócratas y conservadores. Tienen representación en Madrid e incluso partidos como el PP y el PSOE -que tanto reivindican ahora el nacionalismo español- tienen que recibir constantemente el apoyo de los diputados nacionalistas para gobernar en paz.

Leer más

Gobierno Canario. Desvergüenza consensuada

Estamos de suerte los canarios. Parece ser que ya se ve luz al final del túnel y estamos con la esperanza de que no sea el tren que se acerca. Esa luz pudiera ser que, a partir de ahora, se van a acabar las corruptelas llevadas a cabo por nuestros políticos, acuciados por la necesidad económica de poder llegar a fin de mes (como la pobre Esperanza Aguirre, Presidenta de la Comunidad de Madrid, que tan mal lo está pasando).

Ya no tendrán que pringarse en asuntos poco éticos y tan en contra de su propia conciencia, pero humanamente comprensibles, arrastrados por la avaricia insaciable de ciertos empresarios.

Por fin pelotazos como el “Caso Eólico”, “Tindaya”, “Puerto de Granadilla”, Puerto de Arinaga” “Las Teresitas” “Forum Filatélico”, o a un nivel político inferior casos como “Operación Faycán”, “Operación Góndola”, etc. ya no van a ser necesarios y dejarán de ocupar las cabeceras de los medios de comunicación (no sabemos si algo habría en las páginas de interior) porque nuestros sacrificados políticos verán compensada su pía dedicación a hacernos la vida más llevadera a nosotros, sus jefes. Y digo jefes porque, al fin y al cabo, somos nosotros con nuestro voto quienes les damos el ingrato puesto de “supuesto trabajo”.

Leer más

Spain: política “saboria”

Cantaba el tristemente fallecido artista andaluz, Carlos Cano, aquello de “política no seas ´saboría´/ y arrímate un poco al querer/ que no se te escape la vida/ por esa vía/ que abre el poder…” cuanta razón tenía Carlos en su canción; más si tenemos en cuenta que dicho tema tiene la friolera edad de treinta y dos años de nada.

Esto viene a cuento de lo que estamos escuchando y leyendo a propósito de las elecciones generales que se avecinan para el próximo 9 de marzo. La derecha o derecha- extrema (por no decir extremaderecha o ultraderecha como siempre fue) de esa cosa híbrida que se llama España, se lleva la palma en cuanto a los mensajes ´saboríos´ que ahora nos inundan.

Y es que esta derecha, tan española cañí, (tanto monta, monta tanto Isabel como Fernando) nunca dejará de sorprendernos; y eso que ya deberíamos estar acostumbrados a sus flagelos políticos. Uno… bueno, pues ya no sabe si esta gente es de derechas por la escasez de neuronas o porque las que tienen están hibernadas en algún bidón radioactivo. En cualquier caso, no se les puede negar un ligero toque de humor negro (para Rajoy ya es un excelente mérito) cuando, en esta precampaña electoral, se ponen tan serios para anunciar al pueblo español y colonias que ellos tienen todas las soluciones a los graves problemas que sufrimos por estas latitudes ibérico-africanas, fundamentalmente el problema de la inmigración.

Día a día, leer un periódico, escuchar la radio o ver la televisión cuando se refieren a esta derecha caduca, es un terapéutico ejercicio de carcajadas íntimas, de muy adentro; y es que las ideas, cuando no las tienen (malditas neuronas) las copian, ya sea del “sex simbol” francés y coleguita de Rajoy, Nicolás Sarkozy, o de las “consejas” histéricas de la curia. Así, estamos contemplando como esta derechona apocalíptica nos quiere abrumar y, de paso, invitarnos al sarcasmo y al chiste fácil con sus chirigotas electorales de última hornada en cuanto a la inmigración. Me estoy refiriendo a ese esperpéntico y nuevo modelo de contrato que no es social (me alegro por Rousseau) pero que va más allá de la basura porque no sólo atenta contra la dignidad y el derecho de los inmigrantes a ganarse la vida donde sea y de manera honrada, sino que también arremete contra la inteligencia y vocación de solidaridad de los ciudadanos ya sean del lugar que fueren.

Leer más