Chato Galante, nuestro “delincuente” más preciado

Después de 45 años de la muerte del dictador, sus victimas se van dejando literalmente sus vidas sin ver cumplidos sus objetivos de Justicia Democrática contra los crímenes de Lesa Humanidad cometidos por la Dictadura Franquista

Leer más

Cinco palomas

El 27 de agosto de 1936 en la conocida finca del Aguaucho, en Fuertes, Sevilla, se vivió un terrible episodio cuando varias jóvenes fueron arrojadas a un pozo tras ser violadas y paseadas para escarnio público. Las víctimas tenían entre 16 y 22 años.
La sed de venganza no parecía tener límites para este grupo de falangistas. Los soldados las obligaron a preparar y servirles la comida. Las violaron, asesinaron y arrojaron sus cuerpos a un pozo horas más tarde. No hubo fosa. Nadie pudo hallar sus restos. Ya de madrugada, el camión volvió y recorrió las calles principales del pueblo para enseñar, bajo el cántico de “Cara el Sol”, en la punta de sus fusiles, la ropa interior de aquellas jóvenes inocentes…

Leer más

Dos caras de la traición

El exrey, que conservaba toda su fortuna personal bien colocada en bancos extranjeros, sufragó parte de la sublevación, suponiendo que se hacía para devolverle el trono abandonado por él voluntaria y urgentemente aquel 14 de abril de 1931

Leer más

San Pablo VI y aquella España

La cobardía del cardenal arzobispo de Milán estaba en relación con las consideraciones que el papa Pío XII, en el solio desde 1939, concediéndole a la dictadura la máxima distinción vaticana, la Orden Suprema de Cristo, para eterna vergüenza de la Iglesia catolicorromana, protectora de genocidas

Leer más

No era solo Billy

Este policía actuaba de tal manera que era digno de ser descrito en los manuales de psiquiatría como un auténtico psicópata: Chulo y camorrista, siempre dispuesto a la bronca y a montar espectáculos en sus intervenciones en la calle, donde con frecuencia, pistola en mano gritaba soy Billy el niño para amedrantar a sus futuras víctimas

Leer más

Torturadores: las tenazas de la dictadura franquista

Vivimos en un país que mantiene la “cultura” franquista. No está tan lejos el escándalo revisionista publicado por la Real Academia de Historia, edulcorando la imagen de la dictadura. La corrupción histórica es avalada por la Judicatura que se acoge a la ley de Amnistía para correr un tupido velo sobre los horrores del franquismo desde el Alzamiento de 1936 y exculpa a los denunciados por la Justicia Argentina (la Querella)

Leer más