En conmemoración de la proclamación de la República

Homenaje a la "Institución Libre de Enseñanza (ILE)" en el exilio (republicano y socialista) de México y otros países después de la guerra civil.
 
Pasado, presente y futuro próximo de la " Institución Libre de Enseñanza, el Instituto-escuela y la Residencia de Estudiantes" en España.
En defensa de la “memoria histórica” y el legado (herencia) “intelectual” (ético, filosófico-político, educativo, cultural y científico) de la “Corporación de antiguos alumnos de la ILE, el Instituto-escuela y la Residencia de Estudiantes, grupo de México”. “Voz” (actual) del Exilio “institucionista” (republicano y socialista) en México (D. Bernardo Giner de los Ríos y la “Corporación de Antiguos Alumnos”) y otros países.
 
1) Hacia la recuperación (definitiva) de la verdadera y completa “memoria histórica” (republicana y socialista) y del legado (herencia) “intelectual” (ético, filosófico-político, educativo, cultural y científico) de la Institución Libre de Enseñanza, el Instituto-Escuela y la Residencia de Estudiantes; y, la restauración y  continuidad de estas entidades en España.
 
En “Si don Francisco hubiere vivido”, artículo (colaboración) de D. Germán Somolinos D´Ardois, publicado en el Boletín Extraordinario de la “Corporación de Antiguos Alumnos de la Institución Libre de Enseñanza, el Instituto-Escuela y la Residencia de Estudiantes (Grupo de México)”, Nº 80, del 18 de febrero de 1965, conmemorativo del Cincuentenario de la muerte de D. Francisco Giner de los Ríos (fundador de la Institución Libre de Enseñanza) (1915-1965), éste afirmó respecto de D. Francisco que:           
                 
 "Enderezó vidas, despertó vocaciones y alcanzó a dirigir muchos años el que fuera vivero de sus futuras obras, la Institución. Pudo asistir al nacimiento de algunas hijuelas de su profundo pensar: el Museo Pedagógico, la Junta para Ampliación de Estudios, y la Residencia de Estudiantes. Pero el resto de su programa quedó como herencia para sus seguidores. El Instituto-Escuela, las Misiones Pedagógicas, y sobre todo la adopción de sus ideas sobre la manera de enseñar y de unir a los hombres, difundidas a toda la educación española, llegó mucho más tarde; cuando los discípulos que él había formado tuvieron el poder en sus manos y una República generosa -inspirada en mucho de D. Francisco-, sintió la necesidad de llevar la educación y el progreso hasta la más apartada aldea campesina de España y hasta el más humilde de sus moradores.
 
Desgraciadamente desapareció antes de ver como sus ideas y su espíritu se difundía por todos los campos de España. Pero tuvo la fortuna de ignorar la terrible lucha fratricida -en gran parte en contra de su propia ideología-. No llegó a presenciar como aquellos ideales por los cuales luchó una vida entera eran pisoteados; ni como hasta su más íntimo rincón de recogimiento era profanado por aquellos que siempre vieron en él un peligro para sus mezquinos intereses mantenidos por la ignorancia y la explotación.
 
La guerra le hubiera desgarrado el alma. Y, si Don Francisco hubiera vivido aquel año del Éxodo -transtierro le ha llamado Gaos-; cuando la Institución adquirió dimensión universal al dispersarse sus miembros por todo el mundo, hubiera sido el primer viajero que: ágil, ligero de equipaje y rico de contenido espiritual, habría llegado a esta nueva tierra de promisión, con la pesadumbre del espectáculo pasado, con las ilusiones de un pronto retorno y estaría hoy formando parte de este grupo de desterrados, y enterrados, que tan amorosamente recogió la acogedora tierra de México".

De una manera pues sencilla (resumida) y clara D. Germán Somolinos, secretario de la “Corporación”, nos expone su opinión acerca de cuál hubiera sido -seguramente- la posición (respuesta) personal y ética de D. Francisco Giner de los Ríos (si no hubiera fallecido en el año1915) después de la Guerra Civil: la del partir al Exilio. Hubiera sido un exiliado más; al igual como, también, la de su principal discípulo D. Manuel B. Cossío (si no hubiese fallecido en 1935),  diputado y nombrado “Ciudadano de Honor” de la Segunda República española. Si a esta importante opinión, acerca del fundador y pasado de la Institución, que  forma parte de (constituye) la “Voz” (Palabra) (Pensamiento) del Exilio “institucionista” (republicano y socialista) en México, añadimos (recuperamos) también  -a continuación- la opinión de D. Bernardo Giner de los Ríos, exministro de la República, último presidente de la Institución Libre de Enseñanza en España y presidente (aglutinador) de la “Corporación de Antiguos Alumnos (Grupo de México)”, respecto del futuro de la Institución, el Instituto-Escuela y la Residencia de Estudiantes, que se habría llevado a cabo (realizado) -seguramente- si D. Bernardo Giner y algunos (determinados) “institucionistas” exiliados  hubieran sobrevivido a la muerte del dictador Franco, hecho que no ocurrió -desgraciadamente-.
 
El plan o programa general (“idea” central), que viene a ser (constituir) en la práctica todo un “testamento”, para la restauración y continuidad  de la Institución Libre de Enseñanza, el Instituto-Escuela y la Residencia de Estudiantes, de D. Bernardo Giner de los Ríos y la “Corporación de Antiguos Alumnos (Grupo de México)”, aparece -con total claridad- expuesto (recogido) en la “CARTA ABIERTA A LOS COMPAÑEROS DE ESPAÑA” DE LA ASOCIACIÓN DE “ANTIGUOS ALUMNOS DEL INSTITUTO-ESCUELA”, CON MOTIVO DE LA CELEBRACIÓN DEL CINCUENTENARIO DE LA CREACIÓN DEL INSTITUTO-ESCUELA (1918), publicada en hoja impresa para su distribución, y que fue también reproducida en el Boletín de dicha “Corporación” Nº 109, de octubre de 1968,  donde se dice  -entre otras importantes cosas-  que:
 
"Nos invitáis a que celebremos de algún modo los cincuenta años de la creación del Instituto-Escuela: escuela ejemplar, coeducación, espíritu de tolerancia…
…Y, es que sentimos una honda preocupación por el porvenir de España y por la vida que en esa España, que habrá de ser rehecha-vuelta a la vida, como a la vida habrá de volver nuestro Instituto-Escuela- nos esté reservada a los españoles. No somos partidarios de festejar ahora, antes de que finalicen los años dramáticos que truncaron tantas vidas españolas -las de muchos alumnos y maestros de nuestro Instituto- el cincuentenario de aquella iluminada creación. Mejor os invitaríamos a reflexionar. No estaría de más que meditásemos todos en las causas que motivaron la invención del Instituto, en aquellas otras que determinaron su corta vida –a todas luces sabidas- y en las que a la fecha prolongan su desaparición. Porque no hay, no puede haber un sucedáneo del Instituto-Escuela. Como no puede haber una España sucedánea de otra más entera. Quede esto bien claro. Entre otras razones, porque sólo en un clima de tolerancia y libertad podría volver a existir el Instituto. Entendámonos, tal como ha de ser. Y lo mismo España. Con todas las de la ley. Lo demás será apócrifo.
 
Por eso, si queremos que el Instituto-Escuela vuelva a la vida, y valdría la pena de hacer el intento en cuanto fuera posible, lo que nos corresponde hacer no es soslayar u olvidar los hechos tan significativos que conmovieron a España y provocaron la clausura de aquel centro de enseñanza, sino atrevernos a dar a cada uno de estos hechos su nombre, usando el lenguaje de la verdad, único que se nos enseñó… 
Ved ahora cómo al pensar qué haríamos para conmemorar los cincuenta años de la creación del Instituto, de los cuales más de la mitad fueron de muerte, no se nos ocurra nada mejor que guardar silencio.
 
Quisiéramos, eso sí, que este silencio nuestro, mantenido durante tantos años, y a que tiene –a qué negarlo- el sentido de una protesta, fuera un silencio fecundo. Algún día, unidos de la mano, subiremos con vosotros, paso a paso, por aquella calle de los pinos, o bordeando el viejo Museo de Ciencias Naturales, hasta remontar la colina de los lirios, de la que tan injustamente fuimos desalojados, y volveremos, en un ambiente de libertad y de amor, a abrir de nuevo, en aquella atalaya, el Instituto-Escuela. ! Eso sí que sería digno de celebrarse ¡Un Instituto-Escuela con el mismo espíritu que tuvo siempre, con la misma tolerancia, con el mismo nombre ¡Pero también con un espíritu de cosa nueva. Con la juventud de España, también nueva e impetuosa a nuestro lado".

Por último, en este mismo Boletín D. Germán Somolinos, y en otro artículo titulado “HOMBRES DE ESPERANZA”, terminó diciendo -de manera iluminadora o profética- lo siguiente:
 
"…aquellos hombres (Cossío y Castillejo) (redactores del programa utópico del Instituto-Escuela) (obra de fe) (ensayo pedagógico novísimo), y los que con ellos emprendieron la labor, fueron hombres de esperanza, hombres que esperaban y sabían esperar. Tenían fe en su espera y estaban seguros del milagro, de la llegada del momento propicio, de la fecundidad de su obra…"
 

2) Los “legítimos” (verdaderos) herederos de la Institución Libre de Enseñanza, el Instituto-Escuela y la Residencia de Estudiantes: D. Bernardo Giner de los Ríos y la “Corporación de Antiguos Alumnos (Grupo de México)”.
 
Según la “Voz” (Palabra) (Pensamiento) del Exilio “institucionista”, de la “Corporación de Antiguos Alumnos de la Institución Libre de Enseñanza, el Instituto-Escuela y la Residencia de Estudiantes (Grupo de México)”, representada por su presidente D. Bernardo Giner de los Ríos,  hijo de D. Hermenegildo  y sobrino de D. Francisco Giner, expuesta -con total claridad- por su secretario D. Germán Somolinos D' Ardois en su artículo titulado “LOS OCHENTA AÑOS DE D. BERNARDO”, publicado en el Boletín Nº 110, de diciembre de 1968, acerca de los únicos “legítimos” (verdaderos) herederos de estas entidades en España, éste afirma que:
 
“D. Bernardo es el presidente de la Institución Libre de Enseñanza. Nombrado por la asamblea general todavía en España (en 1936) y sus manos son las únicas que pueden recibir el patrimonio institucionista cuando el retorno sea posible. Esta razón fundamental en nuestro grupo…” (Grupo de México).
 
Y, ello, porque D. Bernardo es "el alma, el impulso y hasta el obrero manual de nuestro Boletín.  Archivo permanente y futuro de nuestra Corporación”; "el fundamento de nuestro grupo"; "el aglutinante de todos nosotros". Sabe "convivir, comprender y atraer hacia sí, los más dispares caracteres de esa heterogénea Corporación, donde todos estamos unidos por el hilo de la nostalgia, la amistad y el culto a D. Francisco y sus apóstoles".
 
Para terminar, diciendo: "Obra callada, obra de soledad, pero con trascendencia para todos. Razón de su autoridad moral permanente en el grupo de exiliados españoles. Son treinta años de edificación continua y, él, que es arquitecto, sabe muy bien que cuando se edifica sobre cimientos sólidos la obra será perdurable. Creo haber repasado algunas de las razones por las cuales D. Bernardo ha sabido cumplir sus ochenta años y sabrá seguir cumpliendo los venideros. Son razones de esperanza, de responsabilidad, de fe y de convivencia…".
 
La recuperación (definitiva) de la importante (por su valor “inestimable”) "Voz" (Palabra) (Pensamiento) del Exilio "institucionista" (republicano y socialista), recogida  (expuesta) -afortunadamente- en el Boletín de la “Corporación de Antiguos Alumnos de la Institución Libre de Enseñanza, el Instituto-Escuela y la Residencia de Estudiantes (Grupo de México)”, desde los años 1958  hasta 1970, gracias -sobre todo- a D. Bernardo Giner de los Ríos y otros “institucionistas”, es pues necesaria  (imprescindible) en la actualidad para poder llevar a cabo (realizar) en el futuro la restauración  y  continuidad de estas entidades en España.
 
Dicha "Voz" estuvo integrada (constituida) no sólo -aunque si principalmente- por los "institucionistas" que estaban en el Exilio; sino, también, por los que se encontraban residiendo -por diversas circunstancias personales y familiares- dentro de la España de Franco y la Iglesia Católica, que fueron perseguidos, presos, sancionados (expedientados) y postergados, como por ejemplo: D. Luis Calandre Ibáñez, médico de la Residencia de Estudiantes de Madrid y director del Hospital de Carabineros ubicado en dicha Residencia durante la Guerra Civil; y,  Dña. María Sánchez-Arbós, maestra y profesora del Instituto-Escuela de Madrid, entre otro/as principales. No obstante, éstos mantuvieron -siempre- una estrecha y afectuosa relación epistolar con D. Bernardo Giner y la "Corporación de Antiguos Alumnos (Grupo de México)”; aportando, además, sus colaboraciones (artículos) a su modesto- no por ello menos importante- Boletín, de gran significación para Dña. María Sánchez-Arbós por ser: "esencia y presencia" del anterior; que a mí "tanto me dice y tanto me recuerda y admiro a los pocos compañeros que se mantienen fieles, leales a un principio amoroso que sopló intensamente en su alma"; y, que, finalmente, "representa el aliento vital de lo que fue y no se extingue, y pasará a otros espíritus delicados cuando falten los actuales, porque lo bueno y verdadero debe ser infinito" (Boletín (Grupo de México), Nº 64, septiembre de 1963,"Acuse de Recibo" por Dña. María Sánchez-Arbós). 
 
3) Creación de un nuevo Colegio de enseñanza (educación), y de un Centro de Estudios e Investigación en la actual España, para la recuperación definitiva de la verdadera y completa “memoria histórica” (republicana y socialista) y el legado (herencia) “intelectual”  (ético, filosófico-político, educativo, cultural y científico) de la Institución Libre de Enseñanza, el Instituto-Escuela y la Residencia de Estudiantes, conservado y defendido por D. Bernardo Giner de los Ríos y la “Corporación de Antiguos Alumnos (Grupo de México)” en el Exilio.
 
Como un “defensor” (partidario) y “divulgador” de la “Voz” (Palabra) (Pensamiento) del Exilio “institucionista”, de D. Bernardo Giner de los Ríos y la “Corporación de Antiguos Alumnos de la Institución Libre de Enseñanza, el Instituto-Escuela y la Residencia de Estudiantes (Grupo México)”, abogo por la necesarias (imprescindibles) creaciones (fundaciones) de: un nuevo Colegio de enseñanza (educación), que sea (constituya) en la práctica  la “reapertura” (restauración) y continuidad (continuación) de la antigua Escuela de la Institución Libre de Enseñanza y del Instituto-Escuela; y, también, un Centro de Estudios e Investigación sobre la Institución, el Instituto-Escuela y la Residencia de Estudiantes, con un amplio fondo documental y bibliográfico, procedente de donaciones de familias “institucionistas” y amigos, y de adquisiciones, para: la formación del profesorado y alumnado; y, también,  la investigación científica y divulgación (difusión) -a través de conferencias, cursos o seminarios y publicaciones- de la “memoria histórica” (republicana y socialista) y el legado (herencia) “intelectual” (ético, filosófico-político, educativo, cultural y científico) de estas entidades . Ese debería ser  pues el “proyecto” (plan o programa), el objetivo (general) y la tarea o labor (trabajo) principal en el presente y para el futuro de la Institución Libre de Enseñanza en  España.
 
Este nuevo Colegio de enseñanza (educación), debería inspirarse (basarse) “fielmente” en: los “principios” (presupuestos) pedagógicos (pedagogía activa: “una escuela de la vida, por la vida y para la vida”) (laicismo) (coeducación); “valores” éticos y estéticos (progresistas) (de modernidad); y, también, en el “espíritu” (filosofía) de la Institución Libre de Enseñanza y del Instituto-Escuela.
 
El legado (herencia) “intelectual” (ética, filosófico-política, educativa, cultural y científica) y “espíritu” (filosofía) “institucionista”, de los que fueron depositarios, conservaron (mantuvieron) “fielmente”  y defendieron “generosamente” (con gran esfuerzo y sacrificio) D. Bernardo Giner de los Ríos y la “Corporación de Antiguos Alumnos de la Institución Libre de Enseñanza, el Instituto-Escuela y la Residencia de Estudiantes (Grupo de México)” en el Exilio, corresponde recibirlo (heredarlo) -en última instancia- a todo el  pueblo español.
 
¡SALUD Y REPÚBLICA!
 
* Hijo del Exilio republicano y socialista español e “institucionista” . Doctor en Derecho y ex-Profesor Titular interino de Historia del Derecho Español de la Facultad de Derecho de la Universidad de Málaga
 

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar