Juego sucio contra el sindicalismo (IV)

Por Manuel Salguero. LQSomos.

”No disfrutamos en el paro.
Ni disfrutamos trabajando”.

Acoso antisindicalista. “El Plan Americano”

– Primera parte: El gobierno invisible
– Segunda parte: Panamericanismo sindical. Sindicalismo capitalista
Tercera parte: El Plan Marshall contra la Federación Sindical Mundial, FSM.

Se descubre el gobierno en la sombra

22 de mayo de 1966, Víctor Reuter, Director de Asunto Internacionales del sindicato United Automóvil Workers, UAW, acusa a la Oficina de Asuntos Internacionales de la AFOL-CIO Confederación General de los sindicatos de los EEUU, de estar complicada con la CIA. Free PreesDetroit23051966.

El mismo día una docena de miembros del Departamento de Antropología de la Universidad del Estado de Michigan, denuncia haber descubierto que la CIA había contratado la Universidad para sus proyectos en Vietnam. En otras Universidades estaban haciendo lo mismo para proyectos en África, Asia y América Latina.

Meany y Richard Nixon, 1969

El 17 de Noviembre de 1966. AFOL-CIO: Presidente: George Meany. / < Ambos al servicio de la CIA desde Director Asuntos Mundiales: Jay, Lovestone. / < la II Guerra Mundial (OSS). Presidente Consejo Ejecutivo: Víctor Reuter Finales de 1966. Gran tensión entre el grupo Meany-Lovestone y la dirección de UAW que lleva a UAW a independizarse de AFOL-CIO. (New York Times 30/12/1966, y Washington Post 02/01/1967).

De repente, la CIA pierde el inocente nombre que se tenía de ella en EEUU, se rompe algo que se creía irrompible y no tardarían en salir protestas contra la guerra.

Todo esto cayó como una bomba en la conciencia de los norteamericanos, que salían de una guerra antifascista como la segunda guerra mundial en el que el sentido de la justicia, de la limpieza y la verdad, estaba muy valorado, junto al paternalismo que se había creado como país que ayudaba al resto del mundo hambriento y destruido por la guerra.

La denuncia, corrió como un reguero de pólvora por las universidades, dando lugar a más denuncias de más organismos oficiales entrometidos en las asociaciones sociales.

. Con el aval de que ya lo habían hecho con los sindicatos, la fuerza social más potente, entonces los partidos políticos eran letras de cambio.

Son los movimientos civiles que van a surgir los que van dar contestación, en definitiva, a la política de los patronos.

Comenzando contra la guerra del Vietnam, al que se le uniría un gran movimiento contra las guerras, las 200 guerras que había en el mundo en ese momento. Las huelgas en las universidades contra esta guerra serian contestadas con la toma por el ejército de la universidad, causando varios muertos en los estudiantes por disparos del ejército.

Para evitar ser enviados a la guerra, los jóvenes se iban a Vancouver, Canadá, fronterizo a EEUU, donde se concentran pacifistas, antimilitaristas, cuáqueros, naturistas, hippies, ecologistas.

Toda una mezcla de gente que van a crear las organizaciones ecologistas más potentes del mundo, Greenpeace y otras, dando al ecologismo una fuerza imparable. A esto se les uniría otro movimiento civil, contra la discriminación racial, a indios y negros, contra la política racial de los patronos.

Produciéndose un levantamiento armado de los indios Lakota, y la organización Panteras Negras como medio de autodefensa ante los asesinatos cometidos contra sus representantes, Martin Luther King y otros, las persecuciones, el acoso, y la despreocupación de los medios policiales ante éstos.

La presión era tal que, a su vez, era necesario el uso del ejército para proteger a los estudiantes negros que tenían derecho a estudiar en una Universidad y se pretendía impedírselo. Había un gobierno en la sombra y una sociedad en la sombra.

El movimiento hippy, un movimiento social anti capitalista, y anti consumista que propugna vivir fuera del sistema, la vuelta a los valores de la tierra, del medio ambiente, de valores no evaluables por el dinero. Creando verdaderas redes sociales y económicas paralelas al sistema, rápidamente extenderían por el mundo bajo su lema, “Haz el Amor y no la Guerra”, todo un movimiento de protesta mundial contra la política militarista de los poderosos.

El movimiento por la igualdad de derechos de las mujeres, a finales de los 60 tendría gran relevancia, y en este sí tendrían importancia las huelgas, en definitiva es una vindicación del movimiento obrero desde sus orígenes.

El movimiento obrero estadounidense en la década de los 70 del siglo pasado tendría un repunte, en su caída paulatina desde los años 50, pero, más como inercia del empuje social que tras el Mayo´68 francés se había extendido por el mundo, que para recuperar su influencia perdida. No hubo el apoyo obrero que se esperaba en los 60-70 a estos movimientos contestatarios al poder que se les escapaba de las manos su control.

Desde la Internacional Socialista ISO, intentarían que los sindicatos se moviesen, pero más bien internamente, para intentar llevar una alternativa distinta a la existente, dar una alternativa de clase, para lo cual tenía que desafiar a la dirección, a la cual se le acusaba de crear una burocracia sindical que controlaba los sindicatos en lugar de asumir sus intereses y luchar por ellos.

Si en 1983 eran 17,7 millones de sindicados en EEUU –un 20,1 % del personal en activo–, en 2016 había 14,6 millones, un 10,7 % y en el sector privado cae hasta el 7%. En 2013, Francia tenía un 7,7 % de sindicados, un 18,1 % en Alemania, un 27,1 % en Canadá, y un 88,9% en Islandia.

La Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres (CIOSL) era la mayor central sindical a nivel mundial hasta el 31 de octubre de 2006, fecha en que se disolvió para formar la Confederación Sindical Internacional (CSI).

Representaba a 157 millones de trabajadores en 225 organizaciones sindicales afiliadas en 148 países y territorios. Había sido creada el 7 de diciembre de 1949 a partir de una escisión de la Federación Sindical Mundial (FSM). Su último Secretario General, desde 2001, fue Guy Ryder. Su sede se encontraba en Bruselas, Bélgica.

La CIOSL tenía tres organizaciones regionales que se disolverán durante 2007 para conformar las nuevas organizaciones regionales de la Confederación Sindical Internacional:

• la Organización Regional Interamericana de Trabajadores (ORIT, 1951) para América.
• la Asia and Pacific Regional Organisation (APRO, 1951) para Asia y el Pacífico; y
• la African Regional Organisation (AFRO, 1957) para África;
• Existió también la European Regional Organisation (ERO, 1950-1969)

La CIOSL mantenía asimismo relaciones cercanas con la Confederación Europea de Sindicatos (CES) y las Federaciones Sindicales Internacionales (FSI), que agrupan a los sindicatos nacionales por cada sector de la actividad económica.

Ni siquiera después, cuando surgen Occupy Wall Street en 2012 y Black Lives Matter (Las Vidas Negras Importan), los sindicatos han tenido una actitud decidida en favor de estos movimientos. El movimiento Occupy Wall Street surge estando el estado de Wisconsin levantado, tomado el Parlamento por la población contra los recortes a los servicios públicos que pretendía hacer el gobernador. En parte, en el puerto de Nueva York se hizo una huelga de unas semanas, más algunas otras huelgas, pero no hubo una posición decidida de los sindicatos.

Mientras, en Europa se hacia la primera huelga general europea desde la segunda guerra mundial el 14 de noviembre de 2012, tras varios años de huelgas en distintos países europeos, llegando incluso a coincidir un año cinco países en huelga el mismo día. Grecia llevaba 7 huelgas generales, en Egipto había saltado todo el país tras una huelga en un palmeral. Antes lo había hecho Túnez, por…, España, por…, Turquía, por…

Ni con el descubrimiento de la estafa de las armas de destrucción masiva, ni los escándalos sacados a la luz por WikiLeaks, en medio del maremágnum que al sistema le cae encima. El sindicalismo estadounidense es incapaz de mostrarse como parte influyente.

Sí se deja usar como piedra arrojadiza, en las reuniones off de record, en las convenciones, primarias, y negocios. Pero al mismo, tiempo los patronos estadounidenses inician denuncias anti sindicalistas en los juzgados y se dictan leyes de trabajo encaminadas a vaciar de poder de control al sindicalismo en las empresas, argumentando que para eso ya están las ONG.
No temen reacción alguna. Saben que esto significa un detrimento de derechos en el mundo del trabajo, que hace decaer la calidad y la cantidad de servicios y productos, un descontrol en el que corrupción, especulación y mafias económicas prosperan pese a lo que se les ponga por delante.

Una preocupación hasta del Fondo Monetario Internacional, que afirman que el aumento de la desigualdad de ingresos en EEUU es atribuible directamente a la disminución del movimiento obrero y la disminución de la afiliación sindical. En EEUU un trabajador afiliado a un sindicato, gana entre un 10% y un 30% más que uno que no lo esté. Pero tan baja afiliación no se conocía desde los años 20 del siglo pasado.

La mayor parte de afiliados provienen del sector público, de sectores como el transporte que ha tenido grandes cambios, los intentos de sindicación en Amazon por ejemplo han sido infructuosos, así como del sector de la informática, y otros sectores relacionados con las telecomunicaciones, o con las franquicias. La volatilidad de las empresas, el gran aumento de la eventualidad y la movilidad empresarial, hacen más difícil aún la práctica sindical. Es evidente la pérdida en las clases medias y bajas de su poder adquisitivo, y de su posición, porque desde arriba les dicen que el cupo está completo.

LA EMANCIPACIÓN DE LOS TRABAJADORES SERÁ OBRA DE ELLOS MISMOS, O NO SERÁ.

– Primera parte: El gobierno invisible
– Segunda parte: Panamericanismo sindical. Sindicalismo capitalista
Tercera parte: El Plan Marshall contra la Federación Sindical Mundial, FSM.

Más artículos del autor

Síguenos en redes sociales… Diaspora: lqsomos@wk3.org Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar