De la bossa al mediterráneo: María Creuza

María Creuza nació en Esplanada, Bahía, Brasil. Cuando tenía dos años su familia se mudó a Salvador (capital del Estado de Bahía). Siendo adolescente se destacó como cantante jazzista del grupo ‘Es Girls’. La invitaron a presentarse en programas de radio. Grabó canciones en inglés, contratada por una compañía discográfica local y -durante cuatro años- dirigió el programa de televisión Encontro con Maria Creuza.

En 1966 interpretó “Se não houvesse María” (Antonio Carlos Pinto) en el festival O Brasil Canta. En 1967, defendió “Festa no Terreiro de Alaketu” (Antonio Carlos) en el III Festival de Música Popular Brasilera. Ese año ella grabó la canción en un disco simple, donde registró también “Abolição” (Antonio Carlos). En 1969, por “Mirante” ganó el premio a la mejor intérprete y el tercer lugar en el IV Festival Universitario de la Canción Popular, en Río de Janeiro. El mismo año, Creuza interpretó “Catendê” (Antonio Carlos y Jocafi) en el V Festival de Música Popular Brasileña.

En 1970, María Creuza fue invitada por el poeta y cantante Vinícius de Moraes para participar de una gira por Uruguay (en Punta del Este, con Dorival Caymmi) y Argentina (en Mar del Plata, con Toquinho). En la Argentina, la bahiana grabó con Vinícius y Toquinho el álbum Vinícius en La Fusa con María Creuza y Toquinho. Ella interpretó, entre otras canciones de Vinícius, “A felicidade”, “Garota de Ipanema”, “Eu sei que vou te amar” (canción que contó con el recitado -del poeta- del “Soneto da fidelidade”), “Se todos fossem iguais a você” y “Lamento no morro” (todas de Tom Jobim y Vinícius), “Canto de ossanha” y “Samba em preludio” (ambas de Vinícius y Baden Powell), “Minha namorada” (Vinícius y Carlos Lyra), y la bella interpretación de “Catendê”.

Leer más