Yo maté a Rachel Corrie

 

Nunca oí hablar de ella

pero he pagado mis impuestos,

así que maté a Rachel Corrie.

Yo construí la excavadora

y entrené al conductor

y di la orden

de que le quitaran la vida,

así que maté a Rachel Corrie.

Fui a ver a mi equipo jugar un partido importante

y a tomar unas copas con ellos después

en lugar de leer lo que escribió Rachel

y escuchar lo que decía,

así que maté a Rachel Corrie.

Voy a la iglesia el domingo

y asisto a las oraciones del viernes

y respeto el santo Shabat

pero no debo molestar a mi comunidad

con preguntas dolorosas,

así que maté a Rachel Corrie.

Asisto a grupos de diálogo

y escucho a ambas partes

y doy a sus argumentos un peso equitativo

al igual que mis antepasados

a los japoneses y los ainu

los romanos y a los galos

a los europeos y los choctaw

a los blancos y a los negros

al nazi y al judío

al israelí y al palestino,

así que maté a Rachel Corrie.

Escribo cartas

a los periódicos y a los funcionarios elegidos

y me manifiesto frente a sus oficinas

y dono a organizaciones de derechos humanos

y a los que envían ayuda humanitaria

y estoy a favor de la no violencia

y del boicot y desinversión y sanciones,

así que maté a Rachel Corrie.

Viajo a Gaza

en marchas de libertad

y en caravanas

y flotillas

y asisto a conferencias en Bil'in

y vuelo a Tel Aviv

y marcho a Jerusalén

y he sido golpeado

y baleado

y encarcelado

y expulsado,

así que maté a Rachel Corrie.

Me resisto con armas

y lanzo Qassams

y ato explosivos a mi cuerpo

y dejo caer bombas y napalm

y fósforo blanco y armas DIME

y mato a todos los que puedo

del enemigo

y los torturo y los aterrorizo

a sus familias y a sus hijos

para que sepan que nunca están a salvo,

así que maté a Rachel Corrie.

Maté a Rachel Corrie, por que no era suficiente;

Maté a Rachel Corrie porque no dejé todo ni dediqué mi vida a que esto pare;

Maté a Rachel Corrie porque no cambié el basamento de la realidad y de hecho, participé de él;

Maté a Rachel Corrie porque me preocupé demasiado de mi carrera y mi comodidad y mis aficiones y mis obligaciones y mis conferencias y mis proyectos y mis causas y mis campañas y mis coaliciones y mis ideologías y mis cartas y mis artículos y mi poesía;

Maté a Rachel Corrie porque realmente todavía quiero bailar alrededor de Pat Benatar y tener novios y hacer historietas para mis compañeros de trabajo;

Maté a Rachel Corrie porque podría haber sido uno de los millones que deciden renunciar a todo y caminan al paso para que nuestros pies hagan temblar el suelo y cambiar el rumbo de los ríos y derrumbar la montaña y hacen temblar a los poderosos e inclinarse ante nuestras voces cuando decimos, "Al-Sha'ab yureed", "Si, se puede", "Nunca más", y ya no importa si somos judíos, musulmanes o cristianos, árabes, kurdos, armenios o hebreos, inmigrantes u originarios, hombres o mujeres, porque estamos unidos para acabar con la injusticia y para prevenir y revertir la limpieza étnica de un pueblo para que pague la limpieza étnica de otro.

Pero yo no soy uno de esos millones unidos por la justicia.

Así que maté a Rachel Corrie.

 

 * http://othersite.org/anonymous-i-killed-rachel-corrie/

Traducido para Rebelión por J. M.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar